Neumología

He dejado de fumar y tengo más tos... ¿es normal?

Hace unos meses dejé de fumar y estoy preocupado porque ahora aún toso más. ¿Deberían hacerme alguna prueba?

Por el Dr. Eusebi Chiner - Neumólogo

No te preocupes, es bastante habitual que esto suceda. Cuando se deja de fumar puede producirse un aumento de la tos, en ocasiones incluso con expulsión de moco, en cantidad superior a lo que acostumbrábamos antes de abandonar el tabaco.

El motivo es que el humo de los cigarrillos, entre muchos otros efectos, produce un efecto de paralización transitoria de los cilios o pestañas vibrátiles que todos tenemos en la superficie de los bronquios. Los cilios, que estaban temporalmente “paralizados”, al abandonar el tabaco se ponen de nuevo en movimiento, arrastrando de esta manera el moco bronquial.

Es por este motivo que percibes un aumento de la tos y, en ocasiones, de la expectoración.

Este efecto suele ser transitorio y acaba desapareciendo con el tiempo. Si tienes alguna duda o algún otro síntoma que te preocupe, tu neumólogo te puede practicar una radiografía y una espirometría para medir tu función pulmonar, lo que te servirá, además, de refuerzo para persistir sin fumar.