Oftalmología

¿Hay soluciones para el lagrimeo constante?

Me lloran muchísimo los ojos, sobretodo cuando me levanto y a última hora de la noche. ¿Es algo que me deba preocupar?

Por el Dr. Guillermo Giménez-Almenara – Especialista en Oftalmología

En la actualidad es un problema frecuente. Nuestro ritmo de vida, la climatización constante de nuestros hogares y lugares de trabajo y el uso de pantallas son las principales causas.

El ojo dispone de dos tipos de lágrimas: unas de secreción constante y espesa que sirven para lubricar el ojo, y otras de secreción intermitente y más fluidas que lo limpian o calman algún proceso irritativo.

Estas se producen en mayor cantidad y son las que suelen estar relacionadas con el lagrimeo excesivo.

Es frecuente que el desequilibrio entre los dos tipos de lágrimas derive en ojo seco y lagrimeo discontinuo. El momento de despertar o las últimas horas del día son los periodos críticos.

  • Si el lagrimeo es de larga evolución e intermitente, probablemente esconda una escasez de lágrima (ojo seco) o una lágrima irritativa o excesivamente grasa (ojo seco irritativo). En general se recomienda usar suero fisiológico y lágrima artificial en abundancia.
  • Si es constante y solo en un ojo, puede deberse a una obstrucción del conducto nasolacrimal, que es el que drena la lágrima hacia la nariz.

Probablemente no tenga importancia aunque, como el lagrimeo puede tener su origen en múltiples factores, será mejor que consultes a un especialista.