varices-trombos

Actualizado el

Sufrir varices y tener más riesgo de trombos es una asociación que muchas personas hacen. Sin embargo, ¿es del todo cierta? A continuación con la ayuda de la Dra. Lourdes Reina, Secretaria del Capítulo de Flebología y Linfología de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, damos respuesta a tus dudas.

¿Qué personas son las que tienen más riesgo de sufrir trombos en las piernas?

  • Las trombosis venosa profunda afecta a venas profundas y es más frecuente en personas con enfermedades graves como el cáncer o que están o han estado hospitalizadas por patologías cardiopulmonares, intervenciones quirúrgicas, traumatismos graves, encamamiento prolongado… En ocasiones, un fragmento del trombo o coágulo puede desplazarse hasta una arteria de los pulmones y obstruirla, provocando una embolia de pulmón.

La trombosis venosa profunda suele afectar a personas con enfermedades graves

Relacionado con este artículo

  • Las personas que tienen antecedentes personales o familiares de trombosis venosa profunda o embolia de pulmón también son más proclives. Pueden estar afectadas por un trastorno genético conocido como Trombofilia o Síndrome de hipercoagulabilidad, que puede llegar a afectar hasta al 20% de la población general.
  • Los ancianos están más expuestos ya que suelen tener falta de movilidad y patologías que favorecen este trastorno.
  • Otros factores de riesgo son el tabaco, el tratamiento hormonal con anticonceptivos orales o vaginales o la terapia hormonal sustitutoria y la obesidad, los viajes largos en avión de más de 3 horas.
  • Entre las intervenciones, las que se asocian a un mayor riesgo son las de traumatología (prótesis de rodilla o de cadera), cáncer abdominal, urología, ginecología o neurocirugía.

Por tanto resumiendo:

  • La trombosis venosa profunda o la embolia de pulmón suele afectar a personas con enfermedades graves o que han sido sometidas a una intervención, encamamiento prolongado o han sufrido un traumatismo.
  • La trombosis venosa también puede afectar a venas varicosas superficiales, lo que se conoce como varicoflebitis o trombosis venosa superficial.

¿Entonces, las varices no tienen ninguna relación con los trombos?

Esta es una pregunta que muchas personas hacen cuando acuden al médico: "¿voy a sufrir un trombo si tengo varices?". Los pacientes lo dicen con miedo pero, tal y como asegura la Dra. Lourdes Reina, esta asociación tan directa es errónea.

Si tienes varices y a esto le sumas otras situaciones, aumenta el riesgo de trombosis

En realidad, el padecer varices es un factor de riesgo de trombosis que requiere asociarse a otras situaciones para aumentar el riesgo de padecer una trombosis venosa profunda o una varicoflebitis.

¿Y cuáles son esas otras situaciones que, combinadas con las varices, pueden ser fatales?

Según la Dra. Lourdes Reina, Experta en patología venosa, los factores antes enumerados que aumentan el riesgo de padecer una trombosis venosa profunda o una embolia de pulmón, sumados a las varices, pueden favorecer la formación de un coágulo en las piernas.

Por tanto, si se tienen varices, es muy importante tener estos factores en cuenta porque si se combinan pueden ser peligrosos.

¿Cómo podemos saber que estamos sufriendo un trombo?

Hay una serie de señales a las que debes estar alerta porque pueden estar avisándote de que estás sufriendo un coágulo en las venas profundas de las piernas:

Relacionado con este artículo

  • Hinchazón de una pierna que suele afectar inicialmente al pie y al tobillo y que puede progresar y afectar al muslo.
  • Dolor de intensidad variable que puede incluso no existir, dependiendo de la gravedad de la trombosis.
  • Calor y enrojecimiento de la extremidad. Si dejas la palma de la mano un rato sobre ella, esa es la sensación que recibirás.

Hinchazón, dolor al caminar, enrojecimiento y calor en la zona puede avisar de un trombo

  • Raramente estos síntomas pueden afectar a ambas piernas, solo en caso de trombosis de venas de dentro de la cavidad abdominal como la vena cava, o a un brazo en caso de trombosis venosa de la vena axilar.
  • En los casos más serios aparece tos, dificultad para respirar o dolor en el pecho. Pero eso puede significar que el un fragmento del trombo se haya desplazado al pulmón.

Y sin llegar a hablar de trombos... ¿qué señales indican que hay problemas de retorno venoso?

Para saber si hay problemas de retorno venoso (la sangre tiene dificultad para "subir" de las piernas al corazón) según la Dra. Lourdes Reina, Jefa del Servicio de Cirugía Vascular del Hospital de la Cruz Roja, Servicio de Referencia en Madrid de Patología venosa, lo que notas y ves es:

Piernas pesadas e hichadas es señal de problemas de retorno venoso

  • Notas sensación de pesadez, hinchazón, malestar en las piernas, sobre todo al final del día que se agrava con el calor, y al estar de pie mucho tiempo.
  • Se ven venas superficiales más marcadas en la piel, o incluso abultadas, hinchazón de tobillos, y con el tiempo puedes llegar a ver zonas pigmentadas de color ocre en tobillos y ramilletes de venas azules abigarradas en la parte interna de los pies y tobillos.