menopausia dexeus

Actualizado el

No hay etapa de la vida de la mujer, que no refleje algo admirable, empático, sensible y tantas otras virtudes, propias de su sexo, y la menopausia no difiere en nada de lo anterior.

Así vive la mujer actual la menopausia

Pero mucho más importante que hechos clínicos concretos, sobre la menopausia, es su valor conceptual y sociológico que está evolucionando, me atrevería a decir, día a día.

Y muy atrás quedan aquellas consultas en las que tanto mujeres como algunos ginecólogos daban por normal todo lo que ellas consultaban: sofocos, alteraciones del estado de ánimo, del sueño… y no digamos de la esfera afectiva y sexual, que en aquellos días, ni las mujeres preguntaban, ni nosotros nos interesábamos.

La mujer se implica en su vida afectiva y sexual

  • En primer lugar y dado el notable aumento de la esperanza de vida, la etapa menopáusica puede convertirse en la que más años abarque en la vida de las mujeres y por lo tanto este hecho por sí mismo, condiciona una actitud proclive al conocimiento, real, de los aspectos científicos que conlleva.
  • Es deber del ginecólogo, abarcar el tema en toda su magnitud, desde desmentir falsas creencias a proporcionar toda la información necesaria para que la paciente comprenda y por lo tanto colabore, con la terapéutica prescrita.

La "nueva" vida sexual de la mujer

  • Actualmente, las mujeres en consulta nos hablan de aquello que les preocupa relacionado con su vida sexual. Cuando antes y todavía ahora algunas mujeres daban por aceptada que la pérdida de actividad sexual como propia de la menopausia, ahora saben y sabemos que nada más equivocado, y que pueden obtener ayuda y preocuparse de obtenerla.

"Se puede perder la apetencia sexual pero también es posible recuperarla"

  • La mujer en menopausia, puede padecer las incomodidades derivadas de la falta de lubricación, elasticidad, sequedad que tienen actualmente fácil solución, no solo con los tratamientos locales, habituales tales como pomadas o cremas, sino que la aplicación de un tipo de láser, resuelve el problema durante meses, pudiéndose mantener el tiempo que fuere necesario... ¡los hombres no lo tenemos tan fácil!.
  • Y la realidad es muy diferente: cuando cuestionamos a nuestras pacientes cuál es la causa de su inactividad sexual, la mayoría responden, que se debe a la falta de interés del colega masculino. Estoy convencido de que si el acto sexual, perdiera su faceta competitiva y diera paso a los gestos propios del amar, la relación sexual como complemento no obligatorio, de penetración, sería siempre satisfactoria.
  • Las mujeres además en esta etapa experimentan cambios que disminuyen su autoestima, la redistribución de la grasa corporal, el aumento en la dificultad para mantener el peso, los cambios en la piel, la flacidez…., muchos de ellos apreciables solo por ellas mismas, pero que inciden negativamente en su relación de pareja.

¿En qué hemos cambiado?

Si me remonto a etapas anteriores, hace 30 o más años, observo claras diferencias en las mujeres que consultan en la perimenopausia.

  • De la valoración de la terapia hormonal como la solución para mantenerse siempre joven al cuestionamiento de la misma o de otras opciones de tratamiento propuestas.
  • De mujeres menos informadas, a mujeres muy informadas o a veces desinformadas por los medios audiovisuales e internet o informadas por las mujeres con influencia en redes sociales.
  • De mujeres que renunciaban al sexo a mujeres que demandan ayuda para solucionar los problemas surgidos y relacionados con la falta de estrógenos. Mujeres que hoy saben y demandan tratamientos alternativos.

Nuestro papel en la atención de la mujer en época menopáusica, requiere tiempo: desde luego no debe limitarse a prescribir medicamentos que mejoren las condiciones físicas que permitan la penetración y no debe olvidarse, que aunque antes la mayoría de las mujeres en postmenopusia, voluntariamente evitaban tratar el tema de la sexualidad, considerándose siempre culpables, dado el machismo, desgraciadamente imperante, en estos temas, actualmente las mujeres se valoran, afortunadamente mucho más.

Un caso práctico de cuando llega la menopauSIa

Hace ya muchos años, y no es un chiste, aunque luego he oído similares, una agradable mujer me consultaba por algunos problemas propios de su estado menopáusico, su marido la escuchaba mostrando una actitud displicente, incluso burlona y sin previo aviso interrumpió nuestra conversación profesional.

"Un marido burlón que invité a salir de la consulta"

Entonces, dirigiéndose hacia mí con aire de complicidad, me lanzó las siguientes palabras: “doctor no sería mejor que la cambiara por dos de 25 años”. Le pedí que abandonara de inmediato la consulta, cosa que hizo, no sin dedicarnos tanto a su esposa como mí, una amplia sonrisa despectiva, que no contesté para no restar valor a su indecorosa actuación.

La mujer, con una gran tristeza y preocupación, me transmitió que yo no sabía lo que eso podía a ella acarrearle….

LA "POLÉMICA" SOBRE EL TRATAMIENTO

La menopausia ha sido objeto de muchas falsas informaciones.

  • Una de ellas, fue un artículo médico, en el que se analizaba un numeroso colectivo de mujeres en postmenopausia y se insistía en los peligros de la medicación. Tuvo un eco informativo amplísimo, en la prensa no científica y como consecuencia, el abandono de la terapeútica hormonal, la única que aliviaba la mayoría de sus síntomas.
  • Tiempo después de la publicación del artículo médico, sus propios firmantes, rectificaron sus conclusiones negativas, pero el terrorismo científico que habían provocado, era lo “suficientemente atractivo”, para no desmentirlo públicamente y tuvimos que ser los propios ginecólogos quienes tuvimos que tranquilizar a nuestras pacientes una a una, para convencerlas de los beneficios de la terapia hormonal, en los casos que esta es necesaria.
  • "La terapia hormonal, en casos concretos, tiene beneficios".

Está demostrado que incluso en las pacientes afectadas de cáncer de mama, pueden recibir estrógenos, siempre que se utilice únicamente, la administración transcutánea y siempre bajo supervisión de su ginecólogo.

En definitiva, hablar sobre el estilo de vida, la dieta, el ejercicio, las relaciones afectivas…además de la posibilidad de realizar diagnóstico precoz de enfermedades muy prevalentes en las mujeres en esta etapa de sus vidas, atender a las mujeres en consulta de menopausia, es esto y mucho más.

Dr. Santiago Dexeus

Ginecólogo. Director científico del Women’s Helth Institute Barcelona