fertilidad hombre

Actualizado el

¿Sabías que la infertilidad masculina es la causa de que 7 de cada 10 parejas tengan dificultad para concebir? Y aunque los motivos de esa infertilidad pueden ser muchos y variados, el más común es un una baja calidad del semen.

De hecho, un estudio pionero en España y dirigido por la Dra. Marisa López-Teijón, directora del Servicio de Reproducción Asistida del Institut Marquès, ya revelaba que más de la mitad de los jóvenes españoles (el 57,8%) presenta un semen de calidad inferior a lo que la Organización Mundial de la Salud considera normal (en volumen, movilidad y concentración).

Esto no quiere decir que sean estériles, pero sí que sus parejas tardarán más en quedarse embarazadas.

Más de las mitad de los hombres españoles tienen un semen de baja calidad

Y otro dato a tener en cuenta y que pone de manifiesto la importancia del problema: entre 1940 y 1990 han disminuido la concentración espermática en un 50%, a razón de un 1% al año.

Pero, ¿cuáles son las causas de la falta de fertilidad masculina?

Disruptores endocrinos, los principales culpables

Los estudios del Institut Marquès señalan directamente a los tóxicos con los convivimos día a día (plásticos, pesticidas, pinturas, detergentes, productos de higiene...) como uno de los principales culpables del descenso de la calidad del esperma en los últimos años.

Relacionado con este artículo

Estos tóxicos actúan como disruptores endocrinos (imitan el comportamiento de las hormonas femeninas, confundiéndolas), lo cual afecta especialmente a la formación del feto durante el embarazo:

  • En el caso de las niñas está demostrado que aumenta el riesgo de cáncer de mama, y en el caso de los varones puede afectar al desarrollo de los testículos durante la gestación, alterando el proceso de formación de los espermatozoides.

Otras cosas que deterioran el semen

Aparte de los disruptores endocrinos, hay otros factores que afectan a la calidad seminal . El doctor Ferran García, responsable de la Unidad de Andrología de Institut Marquès, los explica al detalle.

1. Los kilos de más

La obesidad implica, obviamente, un exceso de grasa. Y cuando esta se presenta en cantidades importantes provoca una reacción en cadena nada positiva para la fertilidad masculina:

  • La grasa favorece la transformación de testosterona en estrógeno.
  • Esto hace que disminuyan las hormonas que estimulan el testículo (gonadotrofinas).
  • Se producen menos espermatozoides, con menor movilidad y peor morfología. También hay un mayor porcentaje de espermatozoides con fragmentación del ADN. Por eso los hombres obesos tienen más probabilidades de ser infértiles.

La Dieta Mediterránea mejora la calidad el semen

El Dr. Garcia asegura que "una dieta saludable como la mediterránea y ejercicio moderado podrían mejorar significativamente la calidad espermática. Se sabe que el consumo de nutrientes como los ácidos grasos omega 3, algunos antioxidantes (vitamina E, vitamina C, Beta caroteno, selenio, zinc, criptoxantina y licopeno) y otras vitaminas (vitamina D y folato); y un bajo consumo de ácidos grasos saturados y trans se asocian a una mejoría de la calidad del semen".

2. El estrés

Es otro de los enemigos del potencial reproductivo masculino. Como respuesta a las situaciones de estrés, disminuyen los niveles de testosterona... y sin ella la calidad seminal empeora.

Los nervios reducen la concentración espermática

De hecho, tal y como asegura el Dr. García, en un estudio realizado por Institut Marquès se comprobó que los varones con estrés presentaban una disminución estadísticamente significativa de la concentración de espermatozoides.

3. El alcohol y el tabaco

La nicotina del tabaco puede provocar fragmentaciones o roturas en el ADN que contiene los espermatozoides.

Mientras que el alcohol afecta a la producción de testosterona que, como hemos explicado, influye en la creación del esperma.

4. El agua embotellada... en plástico

El Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada ha publicado los resultados de un estudio en el que han analizado 29 botellas de plástico de agua embotellada y en todas han encontrado disruptores endocrinos.

Relacionado con este artículo

Y es que todas ellas, asegura el Dr. García, están elaboradas con PET (polietileno tereflalato), un polímero termoplástico que se usa para fabricar hasta el 80% de las botellas de agua que encontramos en el mercado.

Aunque en las botellas de vidrio también han encontrado disruptores endocrinos, estos se hallaban en una menor concentración.

¿El móvil AFECTA A LA FERTILIDAD DEL HOMBRE?

¿Llevas el móvil en el bolsillo del pantalón? Hay estudios que sugieren que las ondas electromagnéticas de radiofrecuencia que emiten los móviles podría tener efectos nocivos sobre los testículos ya que se asocian con una menor movilidad de los espermatozoides.

Pero no hay que ser alarmistas ya que, tal y como afirma el Dr. Garcia, las investigaciones son contradictorias y a día de hoy no se puede asegurar con certeza que el móvil o el wifi afecte a la fertilidad del hombre.

Las radiaciones podrían provocar un aumento de temperatura que afecta al esperma

Lo mismo ocurre con la ropa apretada, el uso del portátil sobre las piernas o la práctica del del ciclismo. Existe la creencia de que provocan un aumento de la temperatura en la zona que puede afectar a la calidad del semen pero, según el Dr. Garcia, "el organismo tiene su propio sistema de autorregulación. La exposición a altas temperaturas tendría que ser muy continuada para perjudicar la calidad del semen".

Cuántas más eyaculaciones, mejor es el semen

  • La calidad espermática es significativamente mejor en varones con mayor número de eyaculaciones. De hecho, la mejoría es directamente proporcional a una mayor frecuencia.
  • Sencillamente, es un buen estímulo para la formación de espermatozoides en los testículos o para la llamada "espermatogénesis".