mujer hoy dexeus

Actualizado el

Nada más apetecible que escribir en esta publicación, cuyo título sugiere ya, una empatía social, una transmisión de buenas intenciones, que actualmente y lejos de fomentar, parecen desgraciadamente, estar en franca decadencia.

Un cierto desasosiego de la sociedad actual

Todos estamos viviendo la situación político-social y la situación tras la larga crisis que comenzó claramente en 2008, de una forma que difícilmente nos puede hacer insensibles a ella y las consecuencias derivadas.

No es tranquilizador ver la televisión, escuchar la radio ni leer el periódico; ni estar permanentemente pendientes de dispositivos electrónicos, tablets, móvil… para recibir noticias en tiempo real. Desde terribles desastres naturales, incendios, terremotos, huracanes, inundaciones, a las muertes por violencia machista y como no, el desasosiego generado sobre el futuro del país.

"Aquello que percibo en mi consulta"

Puedo dar fe, de que en mi consulta diaria en el Women's Health Institute, mayormente constituida por pacientes que se revisan puntualmente cada año, y a quienes observo con ojos críticos desde que se acercan a mi puerta y finalmente se sientan ante la mesa de mi despacho, puedo percibir sus cambios de actitud e intuir su estado de ánimo.

"Veo el estado de ánimo de mis pacientes y no desprenden felicidad"

En este breve recorrido, generalmente puedo imaginar situaciones de estrés, muchas sufren por temas laborales o afectivos, suyos , de su pareja, de sus hijos e incluso por sus nietos; otras conviven con enfermedades de su entorno más cercano o se han constituido en cuidadoras de sus seres queridos más próximos, dependientes de ellas.

Otras acaban de perder a su marido, a su madre... El estrés, la tristeza, la angustia, se refleja en su mirada. Intercambiamos un abrazo, a veces incluso un beso ya que nos conocemos desde hace tantos años….

El estrés y la tristeza se refleja en los problemas de salud que aparecen

Difícilmente los médicos podemos solucionar nada de todo esto. Pero las mujeres en la consulta necesitan hablar y contarme, no solo como se encuentran desde el punto de vista físico, sino qué sienten, que les preocupa o incluso que les abruma. Muchas de ellas somatizan sus tensiones en contracturas musculares, dolores de cabeza, alteraciones del sueño, alteraciones del estado de ánimo.

"las recetas no son la solución"

No se trata de prescribir analgésicos, relajantes musculares, ansiolíticos o inductores del sueño, sino que deberíamos poder entrar en su subconsciente, evidentemente algo imposible, para ayudarlas a apartar o a abandonar (¡ojalá!) sus temores y pudieran disfrutar de una vida apacible.


Soy consciente de que esto es misión imposible en el transcurso de una consulta, pero también sé que es una labor humana que me acerca a mis pacientes, que sienten que sus problemas son tenidos en consideración.

"Es importante que la paciente sienta que la escuchamos"

La cercanía a las pacientes dentro del mutuo respeto, aligera su sobrecarga mental. La consulta de ginecología es, en muchas de las ocasiones, un espacio de comprensión no solo de la sintomatología física o un mero trámite de revisión reglada, sino un espacio de comprensión y acercamiento a la esfera afectiva.

Recuperar el bienestar en todos los sentidos es la mejor garantía de salud


Espero, esperemos, que la sociedad de un cambio, que domine la ética, que la inteligencia de la clase política se utilice para el bien del pueblo y la inteligencia, la actitud de todos y cada uno de nosotros haga que el camino actual por el que discurrimos de un giro de 180º. Estoy seguro que se aliviarían gran parte del disconfort en el que ahora estamos sumidos y repercutiría positivamente en el bienestar físico, psíquico y social, al final es lo que la Organización Mundial de la salud (OMS) define como salud.

Puedes consultar mi trayectoria médica aquí.

Dr. Santiago Dexeus

Ginecólogo. Director científico del Women’s Helth Institute Barcelona