Reducir celulitis

Actualizado el

Es el problema estético corporal que más preocupa a las mujeres. Y no es extraño si tenemos en cuenta que afecta a más de un 80% de la población femenina. La razón de que la cifra sea tan alta es que los factores que aumentan el riesgo son muy comunes.

Todo lo que favorece la piel de naranja

La alimentación desequilibrada, rica en grasas saturadas, azúcar y sal, y pobre en fibra.

  • El sedentarismo, la obesidad, el alcohol, el tabaco y, en general, todo lo que perjudica la circulación de la sangre y promueve la acumulación de grasas. Vestir ropa ceñida y cruzar las piernas también dificulta la circulación.
  • El estrés. Libera cortisol, hormona que aumenta los depósitos de grasa.

Factores no modificables, pero sí mejorables

  • La genética. Si tu madre tiene celulitis, hay más riesgo de que tú la sufras, pero eso no quiere decir que debas resignarte a ello, simplemente significa que tienes que "insistir" más en combatirla.

La celulitis se nota menos en pieles oscuras porque son más gruesas y la piel de naranja se disimula

  • Los cambios hormonales. De ahí que la celulitis aparezca o se acentúe en la pubertad, el embarazo y la menopausia.

Reduce centímetros y alisa la piel con buenos hábitos

¡Deshínchate! Anota nuestros consejos:

  • 2 alimentos diuréticos cada día. Incluye en tu dieta vegetales que te ayuden a eliminar líquidos, como la piña, el apio, los espárragos o la sandía.
  • Modérate con la cantidad de sal porque favorece la retención de líquidos. Ojo también con los alimentos en conserva y precocinados, contienen sodio.
  • Fabrica tu propio aceite desinfiltrante. Hay aceites esenciales que estimulan los sistemas circulatorio y linfático como los de pomelo, mandarina, limón, ciprés y enebro.

Relacionado con este artículo

  • Úsalo a diario para hidratar la piel. Añade 2 gotas (ni una más) de uno de ellos cuando te apliques el aceite corporal. Comprobarás que tus piernas se "desinflan".
  • Bebe 2 litros de agua al día. Puedes llegar a esta cantidad combinando el agua con líquidos sanos como infusiones, zumos o caldos vegetales.

¡Moldea! Dile Sí al ejercicio

  • Combina entrenamiento de fuerza y cardio porque si solo haces este último, la apariencia de los hoyuelos puede aumentar. De hecho, algunos expertos aseguran que en los primeros días o semanas de hacer ejercicio el aspecto de la piel empeora… para luego mejorar.

Relacionado con este artículo

  • Evita coger el ascensor. Al subir las escaleras a pie se activa la circulación ¡y combates la piel de naranja! Sin embargo, es mejor solo subirlas y no tanto bajarlas, ya que este gesto genera un impacto innecesario sobre las articulaciones.

Nuestros ejercicios preferidos:

  • De fuerza: Colócate una banda elástica entre los tobillos, ténsala y anda un rato con ella.

Abre las piernas hasta que la cinta se tense bien

  • Cardio: Camina rápido por una zona con pendiente. Si vas al gimnasio, hazlo sobre la cinta andadora un poco inclinada 20 min.

4 gestos que funcionan

Aprovecha el momento de la ducha para combatirla:

  • Sí al guante de lufa. Cepillar a diario la piel, de forma muy suave pero constante, contribuye a eliminar las células muertas, mejora la circulación y ayuda a que los productos cosméticos penetren mejor.
  • Crema exfoliante. Si no tienes tiempo para cepillar la piel bajo la ducha o tu piel es muy sensible, aplica una exfoliante corporal una vez por semana.
  • Agua muy fría, ¿te atreves? Si eres valiente, tendrás tu recompensa porque la ducha de agua fría activa la circulación, tiene acción diurética y reafirma. Empieza con poca presión de agua y "aguanta" 1 minuto dirigiendo el chorro de agua a las piernas. Aumenta poco a poco el tiempo hasta llegar a 5 min.

Relacionado con este artículo

  • O haz una ducha escocesa. Otra opción menos drástica consiste en alternar el agua fría y el agua tibia durante unos minutos, dirigiendo el chorro desde los tobillos hasta el abdomen. Las piernas quedan relajadas porque se estimula la circulación de retorno.

Aplica la crema con ESTE masaje

Parte del éxito del tratamiento anticelulítico depende de cómo lo aplicas. Y si lo haces con el masaje que te recomendamos, aumentas en un 50% su eficacia.

  • La técnica del pinzado-rodado es la más novedosa. Se basa en pellizcar la piel para romper los nódulos adiposos y estimular la liberación de las grasas almacenadas, el drenaje y la firmeza de la piel.
  • Con solo 3 minutos al día, al cabo de 2 semanas ya se aprecia una disminución significativa del aspecto acolchado. ¡Anímate a probarlo!

Elige cremas de textura fluida. Se absorben rápido y puedes vestirte enseguida

Paso a paso

Tras la ducha, con la piel seca, aplica en la palma de la mano una dosis de tu crema y extiéndela con pases ascendentes.

  • Recorre los muslos ejerciendo una presión simultánea con las manos, de forma rápida y rítmica.

Relacionado con este artículo

  • En las zonas con celulitis instalada (interior de las rodillas, caderas y abdomen) pellizca un pliegue de piel entre los dedos en sentido vertical y luego en horizontal varias veces.

La técnica del pinzado-rodado

También puedes usar un aparato para realizarla. Se puede utilizar con un pequeño aparato manual equipado con dos rodillos. Estos pinzan y hacen rodar la piel de forma simultánea manteniendo la presión adecuada para tonificarla y alisar la celulitis.

Cómo elegir bien la crema anticelulítica

Los activos obligados. Escoge cremas con una concentración de entre el 2% y el 5% de cafeína y que, además, incluyan carnitina.

  • Fórmulas personalizadas. Si tienes celulitis dura usa cremas que incluyan, además de los activos anteriores, tiomucasas, hialuronidasas y alga fucus porque "rompen" los nódulos celulíticos.
  • En cambio, si es celulitis acuosa o infiltrada, procura que lleven activos drenantes como cola de caballo, hiedra y vid.