MUJER_GAFAS_REALIDAD_VIRTUAL

Actualizado el

El Hospital Clínic de Barcelona ha puesto en marcha un programa pionero para reducir la ansiedad y el estrés de los pacientes que tienen que ser operados. Consiste en ofrecerles la posibilidad de que “vivan” por adelantado y tranquilamente desde casa lo que va a pasar a través de unas gafas virtuales.

Relacionado con este artículo

Con las gafas pasarán por la sala de preoperatorios, verán en qué consiste la anestesia, cómo se aplica. La sensación con las gafas virtuales es tan real que cuando de verdad llegue el día de la operación, será como pasarlo de nuevo y, por tanto, disminuye mucho la sensación de ansiedad.

CÓMO FUNCIONAN LAS GAFAS

Si no has experimentado nunca la realidad virtual, vale la pena que vayas a una tienda de videojuegos y las pruebes. Sólo así se puede comprender hasta qué punto resulta realista. Con esas gafas parece que vivas dentro del juego. Allí hacia donde gires la cabeza podrás ver el escenario como si de verdad estuvieras dentro.

Con la técnica virtual se pretende ganar control sobre la situación

Esa sensación de control de tu entorno se está aplicando rápidamente a otros aspectos de la vida. Por ejemplo, ya hay agencias inmobiliarias que te permiten ver casas en detalle sin tener que desplazarte físicamente a ellas.

El mundo de la psicología y la medicina también ha empezado a experimentar con sus posibilidades.

REALIDAD VIRTUAL EN EL HOSPITAL

El proyecto iniciado por el Hospital Clínic es muy sencillo. Consiste en una aplicación que se les ofrece a los pacientes para descargase en el móvil. Se llama VR Pacients. A través de ella y con las gafas de realidad virtual (que se comercializan en muchos comercios) vas a poder ir viendo las áreas del hospital por las que pasarás y en las que enfermeras y médicos simulan ya tratarte.

El objetivo es reducir la ansiedad, así que no ves cómo te van a operar. Pero sí por ejemplo, cómo y dónde te ponen la anestesia. Es especialmente útil verlo porque es una de las partes que provoca más angustia.

Se recrea el momento de la anestesia y así en el instante real está más tranquilo

"Los pacientes con ansiedad requieren una estancia en el hospital más prolongada y tienen una mayor riesgo de complicaciones como respuesta al estrés, como taquicardia, arritmias, presión arterial elevada y trastorno de estrés postraumático, entre otras", explicó en la presentación del proyecto el doctor Antonio de Lacy, principal impulsor.

De esta manera se reduce esa ansiedad. Además, el paciente repasa toda la información que pudo recibir cuando se le notificó que iba a ser operado, y que con el shock de la noticia, no había entendido bien.

TAMBIÉN PARA TRATAR OTROS MIEDOS Y FOBIAS

La realidad virtual también se está aplicando en otros campos para reducir miedos y fobias. “Para poder superar una fobia, además de analizarla, debes exponerte a ella. Con la realidad virtual, como lo haces en un entorno controlado y que no es real, resulta más fácil”, explica el psicólogo Francisco Abad.

Algunas de las posibilidades en que ya se aplica son:

  • Miedo a volar y a las alturas.
  • Miedo a las agujas o extracciones.
  • Claustrofobia y agorafobia.
  • Miedo a hablar en público.
  • Miedo a conducir.
  • Miedo a los insectos o palomas.

De todas formas una de las empresas que ha introducido la técnica en España, Psious, va ampliando y mejorando sus propuestas constantemente. Por ejemplo, se está empezando a aplicar también a los trastornos de la alimentación, en el que se somete al paciente a la distorsión de su imagen virtual.

El campo es aún muy amplio y no ha hecho más que empezar a desarrollarse.

LAS TRES VENTAJAS DE LA REALIDAD VIRTUAL

  1. Control de la situación. El psicólogo decide cuándo y en qué medida te somete a aquello que provoca estrés o miedo. También puede repetirse varias veces el mismo procedimiento hasta el paciente que se haya acostumbrado.
  2. Es más barato. Esto es especialmente evidente en el caso del miedo a volar. Los cursos eran muy costosos puesto que incluía tener que viajar. Esta vez se hace el proceso sin necesidad que ir al aeropuerto o subir al avión.
  3. Inmediatez. Al ser una realidad programada no hay que esperar a que ocurra en la vida real. Por ejemplo, si se tiene fobia a los insectos, no hay que esperar el momento en que te los encuentres. Te aparecen y el psicólogo está al lado para ayudarte.

RESULTADOS PROMETEDORES

El psicólogo Abad está convencido de que es un camino con mucho futuro. “Los resultados son buenos, a mí me ha funcionado especialmente bien en los casos de agorafobia, es decir, pánico a los espacios abiertos”.

La técnica virtual se ha demostrado muy efectiva en el miedo a espacios abiertos o las alturas

Otra de las terapias más efectivas es la del miedo a las alturas. Te pasan un vídeo virtual en el que subes en un ascensor de cristal. La sensación es muy real pese a que el paciente sepa que son sólo las gafas.

Es entre los pacientes más jóvenes que este método tiene más aceptación. Conocen la realidad virtual, saben de su realismo y ven factible que se aplique en las fobias y miedos. “Se muestran más motivados en probar el sistema y la motivación es fundamental para lograr buenos resultados”, añade Abad.