ranking salud

Cuna de la Dieta Mediterránea y campeona en cifras de esperanza de vida, España ha sido considerada durante mucho tiempo como uno de los países más “saludables” del planeta.

Tanto es así que, hasta el año pasado, ostentaba el séptimo lugar en el GBD (el Global Burden of Disease), un ranking mundial de la salud que elaboran anualmente investigadores internacionales. Pero en el último informe ha pasado a ocupar el número 23 de la lista.

España ha pasado del puesto 7 al 23 en el ranking mundial de la salud

¿Qué ha ocurrido para haber caído tan estrepitosamente en esta lista de referencia internacional? En resumen, apuntan los expertos, hemos “suspendido” en hábitos de vida.

Los 3 suspensos en salud de los españoles

Este informe analiza 37 indicadores relacionados con la salud. En total, España ha obtenido este año 74 de los 100 puntos posibles (el año pasado llegó a los 82).

A pesar de mantener una buena “nota” ha descendido en la lista por haber obtenido peores puntuaciones en 3 aspectos que en este informe se consideran cruciales para el pronóstico de la buena salud de un país para el futuro.

Para volver a estar entre los "más sanos" debemos mejorar nuestros hábitos

“Los suspensos de España respecto a malos hábitos de vida son en obesidad infantil, tabaquismo y, sobre todo, en consumo de alcohol”, explica para la revista Saber Vivir el Dr. Joan B. Soriano, investigador del Hospital Universitario de La Princesa y coautor del informe publicado en la revista The Lancet.

Tomamos demasiado alcohol

Los españoles hemos sacado un muy deficiente (¡solo hemos obtenido un 10 sobre 100!) en el indicador sobre alcohol, que este año ha analizado no solo los litros consumidos por persona y año (en España se sitúa en 10,6) sino también el porcentaje de bebedores y de abstemios del país.

Esa nueva forma de puntuar nos ha dejado en mal lugar. “De entre los primeros cien países del ranking, solamente Portugal, Luxemburgo, Rumanía y Lituania obtienen peores notas que España”, apunta el Dr. Joan B. Soriano.

Seguimos fumando mucho

El otro gran suspenso (25 puntos sobre 100) también nos lo hemos ganado a pulso: actualmente todavía fuma un 23% de españoles.

Aunque entre las generaciones de antaño era un hábito masculino (por géneros, hoy hay un 25% de hombres fumadores frente a un 18% de fumadoras), el dato cambia si nos fijamos solamente en el segmento de los adolescentes: el 19% de ellas –frente al 18% de los chicos– consume tabaco.

Caminamos hacia la obesidad

Una forma de saber cómo será la salud de los españoles en el futuro es mirar hacia nuestros pequeños. Eso es lo que han hecho los investigadores que elaboran el ranking.

Al analizar el peso de los niños han observado que existe una tendencia a empeorar en nuestro país. “Aunque las cifras de obesidad infantil en el conjunto de España llevan estancadas desde 2011, evidencias más recientes como el estudio ALADINO 2015, recogen que el 41,3% de los niños de entre 6 y 9 años tiene sobrepeso u obesidad”, explica el Dr. Joan B. Soriano.

Datos como este han llevado a España a obtener un ajustado 36 sobre de 100 en cuanto a obesidad infantil.

En qué podemos mejorar

Los resultados obtenidos con este informe pueden servirnos para hacer autocrítica y revertir estos malos datos para corregirlos en el futuro. Siguiendo unas sencillas premisas, podríamos recuperar la buena posición en el ranking de salud mundial.

“En la salud poblacional inciden muchos otros factores además de los hábitos de vida pero la monitorización de nuestros hábitos y de las tendencias epidemiológicas es una prioridad de Salud Pública, para determinar y priorizar intervenciones sanitarias”, analiza el Dr. Soriano. ¿Y qué podemos hacer nosotros?

  • Debemos preservar nuestros puntos fuertes en salud... "La Dieta Mediterránea y Atlántica, el hacer ejercicio adecuado a la edad y mantener una vida familiar y social. Son activos que deben potenciarse”, explica el investigador español que ha participado en la elaboración del informe.
  • Y mejorar nuestras flaquezas. "Hay que moderar el alcohol y evitar el tabaco. Además, para llegar a cumplir los 100 años, hay que aplicar el "menos plato y más zapato”, advierte el especialista.