sarampion ninos

Actualizado el

Catalunya, Euskadi, Murcia... En los últimos meses se han producido varios brotes de sarampión en España. Esta enfermedad, muy contagiosa, había desaparecido prácticamente de nuestro país. Sin embargo, cada cierto tiempo vuelven a producirse algunos casos.

Aunque los brotes no son tan frecuentes ni los afectados tan numerosos como en otros países europeos, los expertos insisten en que no hay que bajar la guardia.

En Saber Vivir hemos hablado con el doctor Juan José García, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona), para saber más sobre esta enfermedad y las causas de su reaparición.

Por qué hay más brotes de sarampión

El doctor García nos cuenta que existen dos factores que favorecen los brotes de esta enfermedad:

  • Por un lado, la población que no está vacunada.
  • Por otro, la mayor movilidad internacional.

En muchos casos, el contagio inicial se produce al viajar a otros países

"En España tenemos una situación privilegiada respecto de otros países, ya que el 95% de la población está vacunada. Pero el aumento de personas que deciden no vacunar a sus hijos ha influido en que haya un incremento lento pero progresivo de individuos susceptibles de sufrir la enfermedad", explica.

A este factor habría que añadir la movilidad de personas que proceden de países donde el sarampión es una enfermedad endémica, o bien personas que viajan a estos países, se contagian y luego regresan aquí.

Relacionado con este artículo

"En España no hay sarampión autóctono, sino que el origen de los brotes siempre procede de otros lugares; por ejemplo, de países del Este, como Rumanía, Polonia, Macedonia, o también de Francia, donde la opción particular de no vacunar está muy extendida", aclara el doctor García.

más de Un centenar de casos en un año

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa. De ahí que cada vez que se produce un caso, los médicos deban comunicarlo a las autoridades sanitarias.

Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, desde el 1 de marzo de 2017 hasta el 28 de febrero de 2018, en España se contabilizaron 144 casos de sarampión, una cifra muy inferior a la registrada en muchos países de nuestro entorno.

En la UE se registraron casi 15.000 casos de sarampión en 12 meses

Y es que en este mismo periodo de tiempo, los Estados miembros de la Unión Europea informaron de un total de 14.813 casos.

Los países que registraron cifras más altas en estos 12 meses fueron Italia (5.039 casos), Rumanía (4.481), Grecia (1.851) y Francia (1.175). Aunque los datos pueden variar según el mes. Sin ir más lejos, el pasado mes de febrero Francia fue el país europeo que registró más casos de sarampión.

"En España a veces pasan meses sin que se dé ningún caso y de golpe se produce un brote", cuenta el doctor García.

el sarampión no solo afecta a los niños

El sarampión es una enfermedad que solemos asociar a la infancia. Sin embargo, según el pediatra, aunque los niños menores de 1 año, que todavía no han sido vacunados, son los más vulnerables a ella, también son habituales los casos entre adultos.

Relacionado con este artículo

"Muchas de las personas nacidas antes de 1968 están inmunizadas porque en su día pasaron la enfermedad. Después de este año, la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubeola) ya figura en el calendario vacunal, aunque como el resto de vacunas no es obligatoria", aclara el doctor García. Se administra una primera dosis cuando el niño tiene 1 año y la segunda aproximadamente a los 3-4 años.

Las personas que pasaron la enfermedad están protegidas del contagio

En este sentido, el médico explica que tanto los contagios que se dan en España como los procedentes de los países donde hay más sarampión se producen solo entre personas que no fueron vacunadas o bien solo recibieron una de las dosis.

"A veces también puede suceder en personas a las que se les administró hace años, cuando las vacunas no eran tan efectivas como las actuales", añade.

Es decir, que conviene no crear alarma por los recientes brotes, ya que por mucho que viajen a esos países o hayan estado en contacto con alguien que haya contraído la enfermedad, las personas inmunizadas no corren riesgo de contagio.

los síntomas del sarampión

El jefe de Pediatría de Sant Joan de Déu cuenta que al principio puede costar reconocer los síntomas, porque son habituales también en otras enfermedades: "Pero una vez han visto un caso de sarampión, los médicos los suelen identificar rápido".

Relacionado con este artículo

  • Empieza con una serie de síntomas inespecíficos que suelen durar unos 3 días: malestar general, tos, especie de catarro, fiebre...
  • Después, la fiebre sube y puede llegar a los 39,5-40º.
  • Finalmente, aparece la erupción, que puede durar otros 3-4 días.

En bebés y adultos puede ser más grave

Por lo general, el sarampión se suele superar sin mayores problemas. Sin embargo, el doctor Juan José García advierte de que en niños muy pequeños, de menos de 1 año, o en adultos de más de 20 años pueden producirse complicaciones como infecciones respiratorias, neumonía, bronquitis, otitis.

Uno de cada 5 casos puede sufrir infecciones respiratorias

"El 20% de los casos de sarampión pueden sufrir estas complicaciones. En casos más raros, también puede producirse encefalitis, pero esto solo se da en un caso de cada 1.000", explica.

Qué precauciones hay que tomar

La incubación del sarampión puede durar unos 7-10 días. Y la enfermedad es contagiosa desde poco antes de que empiecen los primeros síntomas hasta la desaparición del sarpullido.

Se contagia por vía aérea, es decir, al compartir estancia, al hablar, estornudar, toser... "Las personas susceptibles (no inmunizadas) tienen un 90% de probabilidades de sufrir sarampión si están en contacto con alguien que lo esté incubando", advierte el doctor.

La persona afectada no debe salir de casa hasta que desaparezca la erupción

En cualquier caso, la principal medida a tomar es aislar a la persona afectada, que no salga del domicilio hasta 4 días después del inicio de la erupción, para impedir la propagación de la enfermedad, y evitar el contacto con las personas cercanas si son susceptibles de contagiarse.

tratamiento para esta enfermedad

No hay ningún tratamiento. El sarampión ha de seguir su curso. Sin embargo, el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Sant Joan de Déu nos da las siguientes pautas para aliviar los síntomas al niño (o adulto) afectado de sarampión:

  • Se puede administrar antipiréticos, para reducir la fiebre y el malestar.
  • Se recomienda hidratación abundante.
  • Y que el niño o el adulto esté en un ambiente tranquilo, "ya que esta enfermedad chafa mucho".
  • Un baño de agua templada también puede ayudar a aliviar el estado general.
  • "Y esperar a que pase. En caso de que no mejore o haya síntomas de infección respiratoria, se debe acudir al médico", aconseja el doctor García.