beneficios videojuegos

Actualizado el

Los videojuegos son una de las formas de entretenimiento más populares en nuestro país. Un 42% de los españoles (unos 15 millones) los eligen para pasar parte de su tiempo de ocio, según datos de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI). Y no estamos hablando solo de niños y adolescentes, también los adultos recurren a ellos para entretenerse.

Pero, independientemente de la diversión que proporcionan, ¿pueden tener algún beneficio para la salud? Parece ser que sí, según muestran un gran número de estudios, y siempre y cuando no haya un uso abusivo. Uno de los más conocidos es que mantienen la mente en forma, pero hay otros que tal vez te sorprendan.

1. Mejoran la atención visual

Determinados videojuegos de acción podrían convertirse en una buena herramienta para focalizar la atención en lo que estamos viendo, lo que ayudaría a mejorar nuestra capacidad lectora. Es una de las principales conclusiones de un estudio llevado a cabo por científicos del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) y la Universidad de Grenoble Alpes (Francia).

Relacionado con este artículo

En la investigación, publicada en Scientific Reports, participaron 36 adultos a los que dividieron en dos grupos: los usuarios habituales de videojuegos de acción y los que no los usaban. Tras realizar varias pruebas, el primer grupo obtuvo mejor puntuación en atención visual y en capacidad lectora.

De hecho, estudios previos sugieren que los videojuegos podrían ayudar a combatir trastornos como la dislexia, sostienen los investigadores.

“Los hallazgos actuales allanan el camino para desarrollar una nueva generación de videojuegos centrada en la atención visual que ayude a mejorar la capacidad lectora y a luchar contra la dislexia”, apuntan los autores del informe. En ellos se podría eliminar la violencia, que evidentemente es poco pedagógica.

2. Combaten el “ojo vago”

Científicos de la Universidad de California en Berkeley han comprobado cómo los videojuegos ayudan a los adultos jóvenes con ojo vago a ver menos borroso. Gracias a ellos, los participantes en la investigación que sufrían este trastorno (conocido médicamente como ambliopía) aumentaron la agudeza visual un 30% de media.

La percepción de la profundidad en 3D también mejoró en los afectados

Esta investigación abre una nueva puerta en el tratamiento de la ambliopía en la edad adulta. "Muchos oftalmólogos descartan los tratamientos exitosos en pacientes de más de 8 años debido a la creencia generalizada de que este trastorno solo puede revertirse mientras la corteza visual se está desarrollando”, ha dicho el Dr. Dennis Levi, su autor principal.

3. Reducen la sensación de dolor

El dolor funciona de una manera compleja, y a veces la persona que lo siente entra en una espiral de la que es difícil salir.

Al pensar continuamente en él, el dolor aumenta. Pero los videojuegos pueden ayudar a romper esa cadena.

Relacionado con este artículo

Son varios los estudios que respaldan esta idea. Y la clave, según un informe publicado en el British Medical Journal, parece estar en el alto grado de atención que este tipo de juegos demandan. Al focalizarnos en ellos, dejamos de prestar atención a nuestra sensación de dolor, y esta se reduce.

El efecto se ha probado con éxito, por ejemplo, en niños sometidos a quimioterapia: los videojuegos les ayudaron a sufrir menos náuseas y a tomar menos analgésicos.

4. Son una eficaz herramienta para los fisioterapeutas

Bien usados, los videojuegos pueden ser una estupenda (¡y divertida!) manera de recuperar movilidad tras una fractura. O incluso pueden contribuir a mejorar la coordinación, los reflejos y el equilibrio en personas que hayan sufrido un ictus y también en pacientes con graves trastornos neurodegenerativos como la esclerosis múltiple o el párkinson.

Algunos centros públicos españoles con servicio de fisioterapia, como el Hospital de la Vall d’Hebron (Barcelona), ya los utilizan como una herramienta más para la rehabilitación de sus pacientes.

Otro buen ejemplo es el Hospital Universitario Niño Jesús (Madrid) que ha probado con 20 pacientes un revolucionario juego que permite mejorar la condición física y la autoestima en niños con parálisis cerebral.

5. Aumentan la capacidad de resolver conflictos

Los videojuegos plantean un gran número de retos y problemas que deben resolverse de forma rápida. ¿Pero este entrenamiento “virtual” puede ayudar a ganar agilidad en la toma de decisiones también en la vida real?

Pueden ayudarnos a decidir de forma más ágil

Científicos de la Universidad de Pittsburgh (EE. UU.) lo han probado en médicos de urgencias. Y lo han hecho creando un videojuego específico para ellos, en el que el protagonista es precisamente un médico de esta especialidad. Tras una hora jugando al videojuego, la toma de decisiones de los facultativos era mejor y más rápida a la de los que revisaban material didáctico tradicional.

6. Contribuyen a relacionarse mejor

Cuando piensas en un usuario de videojuegos, tal vez te viene la imagen de un adolescente encerrado durante horas en su habitación. Pero la tecnología ha facilitado, y mucho, que los videojuegos salgan también a la calle.

Las nuevas propuestas de realidad aumentada, en las que por ejemplo hay que buscar diferentes personajes para cazarlos, pueden ayudar a aumentar la capacidad para relacionarse con los demás según una investigación de la University of British Columbia (Canadá).

7. Reducen el síndrome postraumático

Este efecto se ha estudiado, en concreto, con un popular juego cuyo objetivo es hacer líneas de bloques cuadrados mientras estos van cayendo.

Al centrar la atención en el juego, los pensamientos intrusivos disminuyen

Los autores del estudio, publicado en Molecular Psychiatry, dividieron a los participantes en dos grupos (todos habían sufrido un accidente de tráfico). Los que jugaron a este videojuego durante 20 minutos tuvieron un 62% menos flashbacks traumáticos del momento del accidente que los que leyeron, hicieron crucigramas o enviaron mensajes de texto.

Como ves, los beneficios de los videojuegos son numerosos. Desde Saber Vivir te recomendamos tenerlos en cuenta, también, ante ciertos problemas de salud.

Consulta con tu médico si jugar un rato con ellos puede beneficiarte.