alimentos depurar higado

Cuando el hígado está “cargado” por exceso de trabajo (mala alimentación, sustancias tóxicas...) todo tu organismo se resiente. Por eso es importante mantener una dieta equilibrada y una vida sana para que nuestro hígado pueda funcionar correctamente.

El hígado es clave para eliminar las toxinas sobrantes del cuerpo, y eso beneficia a todo el organismo. Cuídalo y te sentirás más ligera y saludable.

LA DIETA MÁS COMPLETA PARA el hígado

Para cuidarlo debes con una dieta ligera, baja en grasas y rica en vegetales. Sobre todo...

  • Espárragos, brócoli, berros, col, coles de Bruselas, ajo y cebollas porque son fuente de glutatión. Este compuesto es un potente antioxidante que protege las células hepáticas de las agresiones causadas por los radicales libres, el alcohol o por el consumo de fármacos a largo plazo.

Relacionado con este artículo

  • La papaya y el aguacate, así como especias como el comino y la canela también ayudan al cuerpo a producirlo. Son alimentos que no pueden faltar en tu dieta si quieres tener un hígado saludable.
  • Vitaminas B1, B6 y ácido fólico (vegetales de hoja verde, legumbres, cereales integrales, frutos secos...) y vitamina B12 (carnes poco grasas, pescados y lácteos desnatados) son básicos para que las enzimas hepáticas realicen sus funciones.

Alimentos que perjudican tu salud hepática

Hemos hablado de los alimentos que nos ayudan a preservar la salud hepática, pero también existen alimentos y hábitos nocivos para el hígado.

No debes sobrecargarlo con demasiadas grasas trans y saturadas; ni con azúcares, harinas refinadas ni aditivos. Además, el exceso de estos alimentos conduce a la obesidad que, según un estudio de la Universidad de California Los Ángeles (EE. UU.), acelera el envejecimiento del hígado.

Relacionado con este artículo

También debes evitar las bebidas alcohólicas porque pueden deteriorarlo, así como ciertos medicamentos.

Antes de tomar suplementos de vitamina A, D y E consulta con tu médico; él te podrá orientar teniendo en cuenta tu historial médico y tus necesidades nutricionales.

Los menús más equilibrados para tu hígado

Además de vegetales ricos en glutatión o vitaminas del grupo B, te conviene:

  • Añadir ajo, cebolla o cúrcuma a tus ensaladas o platos. Son alimentos hepatoprotectores.
  • Tomar vegetales de hoja verde como espinacas, acelgas o alcachofas; lechugas como la escarola, verduras de tallo como el cardo o el apio, germinados...
  • Usar aceite de oliva virgen, tanto en crudo como para cocinar. Su ácido oleico, vitamina E y polifenoles protegen el hígado.

cuida tu hígado con estos menús

Si deseas cuidar más de tu salud hepática puedes incorporar algunas recomendaciones en tu dieta diaria. A continuación, te presentamos algunos ejemplos de menús ideales para mimar tu hígado durante una semana.

Día 1

  • Desayuno: infusión de boldo • Tostada integral con tomate y pechuga de pavo • Mandarinas.
  • Media mañana: yogur desnatado y un puñadito de nueces.
  • Comida: endibias rellenas con aguacate y cebolleta • Lubina al horno con patatas panadera • Manzana asada con canela.
  • Merienda: batido de papaya con bebida vegetal.
  • Cena: alcachofas al vapor con vinagreta de limón y perejil • Tortilla de acelgas con cebolla y zanahoria • Yogur desnatado.

Día 2

  • Desayuno: café con leche desnatada • Medio sándwich integral con lechuga y jamón york • Zumo de naranja casero.
  • Media mañana: cuajada con uvas pasas y piñones.
  • Comida: plato único: Garbanzos con arroz integral, verduras de temporada y cúrcuma • Yogur desnatado con granada.
  • Merienda: tostada integral con paté vegetal.
  • Cena: crema de apio y col con patata y comino • Pescadilla al vapor con ensalada de rúcula, aguacate y germinados • Pera.

Día 3

  • Desayuno: infusión de diente de león • Tazón de copos de avena con piñones y bebida vegetal • Mandarinas.
  • Media mañana: batido de papaya y yogur desnatado.
  • Comida: ensalada de macarrones con canónigos, apio y rabanitos • Pavo con uvas y ciruelas pasas • Piña natural.
  • Merienda: manzana asada con almendras.
  • Cena: sopa de cebolla con pan de hogaza integral • Huevo al plato con coles de Bruselas, comino y salsa de tomate • Yogur desnatado.

Día 4

  • Desayuno: café con leche desnatada • Minibocadillo integral con tomate y pechuga de pavo • Zumo de naranja casero.
  • Media mañana: yogur desnatado y un puñadito de nueces.
  • Comida: alubias blancas guisadas con calabaza, judías verdes y cúrcuma • Papillote de caballa con puerros y calabacines • Yogur desnatado.
  • Merienda: tostada integral con paté vegetal.
  • Cena: espárragos verdes a la plancha con ajo y perejil picados • Muslitos de pollo asados con patatitas • Plátano.

Día 5

  • Desayuno: manzanilla • Copos de avena con uvas pasas y bebida vegetal • Mandarinas.
  • Media mañana: zumo de apio, zanahoria y manzana.
  • Comida: ensalada de escarola con rabanitos, pera y aguacate • Conejo con patata y champiñones • Sorbete de granada (elaborado con estevia).
  • Merienda: yogur desnatado con 4 nueces.
  • Cena: crema de espinacas con picatostes • Merluza al vapor con escalibada (berenjena, cebolla y pimiento asados) • Yogur desnatado.

Día 6

  • Desayuno: café con leche desnatada • Medio sándwich integral con rúcula, tomate y queso fresco • Zumo de naranja.
  • Media mañana: batido de papaya con bebida vegetal.
  • Comida: berenjena rellena de verduritas y arroz integral • Salmón al horno con pimientos • Crema de mango con yogur desnatado.
  • Merienda: tostada integral con paté vegetal.
  • Cena: brócoli con limón y perejil • Tosta integral con revuelto de puerros y espárragos • Manzana asada con canela.

Día 7

  • Desayuno: infusión de boldo • Tostada integral con requesón • Mandarinas.
  • Media mañana: zumo de apio, zanahoria y manzana.
  • Comida: ensalada de escarola con berros y aguacate • Pollo guisado con verduras y arroz integral • Milhojas de piña, pera y mango.
  • Merienda: pera asada con canela y piñones.
  • Cena: cardos con patata y almendras • Lenguado con champiñones • Yogur desnatado.