Dieta de Saber Vivir para adelgazar

Actualizado el

Numerosos estudios han confirmado que una dieta rica en sustancias antioxidantes ejerce un efecto protector ante el envejecimiento prematuro de la piel, ya que estos componentes neutralizan el daño causado por los radicales libres y, así, protegen las estructuras celulares.

Este tipo de dietas no solo cuidan la salud en general, sino que mejoran la firmeza y el aspecto físico de la piel.

Relacionado con este artículo

1. La Vitamina C

Además de ser antioxidante, es imprescindible para formar el colágeno de la piel.

Relacionado con este artículo

  • Se recomienda tomar como mínimo unos 90 mg al día de vitamina C, cantidad que puedes alcanzar bebiendo diariamente un zumo de dos naranjas para desayunar, una ensalada variada para comer y otras frutas (especialmente cítricos, fresas, kiwi...) en el postre, o como tentempié de media mañana y merienda.

2. La Vitamina A (betacarotenos)

La vitamina A o los betacarotenos promueven la producción de colágeno y previenen y protegen a la membrana celular de la acción de los radicales libres contribuyendo de esta forma a retrasar y frenar el proceso de envejecimiento de las células. Buenas fuentes de vitamina A son los lácteos enteros y los huevos.

Relacionado con este artículo

Los betacarotenos están en las hortalizas y frutas de color amarillo o anaranjado (zanahoria, calabaza, boniato...) y los vegetales de hoja verde (berros, espinacas…).

  • Se recomienda ingerir unos 3000 UI al día (lo que aporta unos 200 gramos de zanahoria).

3. Alimentos ricos en zinc

Este mineral favorece la formación de nuevas proteínas, particularmente del colágeno, y participa en la lucha contra los radicales libres.

Seguir una dieta equilibrada te permitirá cuidar mejor de tu organismo

Para que no te falte zinc incluye en tu dieta cereales integrales, frutos secos, carne, pescado y marisco. También puedes complementar tu dieta con una cucharadita de germen de trigo.

pierde peso sin pasar hambre

Todo plan de dieta pasa por momentos “críticos” pero para ellos hay sanas soluciones. Además conseguirás nutrientes que dan elasticidad extra a tu piel.

Relacionado con este artículo

  1. Tostada integral con puré de garbanzos: tanto la tostada de pan integral como los garbanzos contienen una buena cantidad de fibra, vitaminas, minerales y sustancias fitoquímicas antioxidantes. Pero además, al combinar estos dos saludables ingredientes obtienes proteínas con todos los aminoácidos esenciales necesarios para la regeneración de la piel.
  2. Guacamole con crudités: los ácidos grasos (mayoritariamente ácido oleico) y los antioxidantes del aguacate ayudan en el cuidado cutáneo. De hecho, algunos laboratorios de cosmética añaden su aceite a los productos porque no solo suaviza y nutre la piel, sino que también la protege con su efecto antioxidante. Si lo combinas con “barritas” de vegetales crudos potenciarás todavía más el aporte de sustancias antioxidantes.
  3. Cuajada con nueces: la cuajada te aporta proteínas completas, además de calcio, vitamina A y del grupo B. Combinada con las nueces constituye un concentrado de nutrientes básicos para asegurar la tonicidad y la elasticidad de la piel.
  4. Chocolate negro: para merendar, de vez en cuando puedes tomar una onza de chocolate negro (no te excedas porque es un alimento muy calórico). También es una importante fuente de polifenoles antioxidantes que te ayudarán a mantener la firmeza de tu piel, pero tómalo sin leche y con un mínimo del 70% de cacao.
  5. Batido de fresas desnatado: el yogur te aporta proteínas completas (predigeridas), calcio y vitaminas del grupo B, pero como es desnatado no contiene vitamina A. Por su parte, las fresas constituyen una fuente extraordinaria de vitaminas C, E y del grupo B, y flavonoides antioxidantes.