tomate. Sopa de tomate, súper antioxidante

1 / 8 Sopa de tomate, súper antioxidante

Aunque su ingrediente principal, el tomate, es una buena fuente de fibra y de minerales (potasio y el fósforo), lo más destacable es su poder antioxidante que debe a su elevado contenido en vitaminas C y E.

  • Extra: Las proteínas de las bolitas de queso mozzarela completan esta sencilla y refrescante receta.
ajoblanco. Ajoblanco de melón, hidratación baja en calorías

2 / 8 Ajoblanco de melón, hidratación baja en calorías

El 80% del melón es agua, y las escasas calorías que aporta se debe a su contenido moderado de azúcares.

Es perfecto para refrescarse en verano, así como parte de una dieta de adelgazamiento.

  • Extra: Se prepara como un ajoblanco clásico pero mezclando melón, que le da un contraste muy particular. Añade el agua al final ya que el melón hace la receta más líquida.
menta. Sopa de Menta, pura frescura

3 / 8 Sopa de Menta, pura frescura

También se puede hacer sopa con esta planta aromática que solemos usar de aderezo. Así nos beneficiamos de sus propiedades digestivas, carminativas (ayuda a combatir la aerofagia y el meteorismo intestinal) y antisépticas.

  • Extra: La base de esta sopa es pan mojado y triturado con unas hojitas de menta. Añade un chorrito de aceite de oliva al final.
gazpacho mango. Gazpacho de mango, el más exótico

4 / 8 Gazpacho de mango, el más exótico

El mango transforma en exótica la tradicional receta del gazpacho, aportando además su alto contenido en magnesio, vitamina C y provitamina A.

Además del mango, la capacidad para regular el tránsito intestinal de la manzana viene a completar esta saludable propuesta. 

  • Extra: Prepáralo como un gazpacho clásico pero  sin pimiento rojo y reduce un poco la cantidad de tomate que compensarás con el mango.
pepino manzana. Sopa de pepino y manzana, sabor y salud

5 / 8 Sopa de pepino y manzana, sabor y salud

El pepino hace de esta sopa fría el entrante perfecto en las dietas adelgazantes. Esto es así por dos razones, su bajo contenido en hidratos de carbono y el potente efecto diurético.

La combinación con yogur suma proteínas a esta refrescante sopa.

La fibra (soluble) de la manzana constituye un buen aliado contra el estreñimiento

  • Extra: Es tan fácil como triturar manzana, pepino, yogur, zumo de limón y cebolleta.
gazpacho pimiento. Gazpacho de pimientos, vitaminas de las huerta

6 / 8 Gazpacho de pimientos, vitaminas de las huerta

Aunque el pimientos es más conocido por el valioso poder antioxidante que le da su contenido en vitamina C, también es fuente de fibra.

Igual que el resto de verduras, su contenido proteico es muy bajo y apenas aporta grasas.

Este gazpacho lleva la misma cantidad de pimeinto rojo asado que de tomate y muy poco pepino.

  • Extra: Puedes decorarlo con huevitos de codorniz, como alternativa al jamón, para darle un añadido proteico.
crema calabaza. Crema de calabaza, el poder naranja

7 / 8 Crema de calabaza, el poder naranja

Su color naranja delata su contenido en beta-caroteno o provitamina A. También aporta cantidades notables de vitamina C y E (antioxidantes).

Completan la receta dos ingredientes muy saludables: la zanahoria y el puerro, que suman respectivamente, provitamina A y fibra.

  • Extra: Espolvorea semillas de sésamo. Ayuda a reducir los niveles de colesterol y es beneficioso para regular la función intestinal.
gazpacho. Gazpacho, un clásico

8 / 8 Gazpacho, un clásico

Al margen de las proporciones de lo que se añada (que dependen del gusto de cada uno), la mezcla de pimientos, tomate, pepino y cebolla es un saludable cóctel de nutrientes.

Destaca el contenido de vitaminas A y C de los pimientos, tomate y pepino, así como el aporte en minerales de la cebolla (calcio, hierro, magnesio y fósforo).

  • Extra: Si lo espesas lo suficiente, puedes untarlo en una tostadita de pan integral, sumando así hidratos de carbono.

Actualizado el

cómo hidratarte mejor

Mantener una buena hidratación es un buen consejo que deberíamos seguir a lo largo de todo el año. Ahora bien, los meses de verano, todavía lo es más.

Si habitualmente se recomienda el consumo de dos litros de agua cada día, con las altas temperaturas sería aconsejable que incrementaras esta cantidad hasta tres litros y medio, en función de tu edad, la temperatura ambiente y de si llevas una vida activa o más bien sedentaria.

  • Para alcanzar la ingesta recomendada puedes beber unos vasos más de agua al día. Pero también hay opciones que quizá te resulten más atractivas.
  • Entre ellas, te proponemos que incluyas en tus menús diarios, recetas como el gazpacho y las sopas frías.

También te pueden servir cómo tentempié durante el día

  • No solo aumentarás la hidratación que necesitas, también estarás aportando a tu organismo importantes nutrientes que fortalecen tu salud e ingredientes que te regalan nuevos sabores y texturas. ​
  • En la oficina: llévate una botella con una de estas sopas como tentempié de media mañana o de media tarde. ¡Sano, ligero y riquísimo!