pescado-azul

Actualizado el

Es cierto que debido a la contaminación marina, algunos pescados contienen metales pesados (especialmente metilmercurio) que, según su concentración y frecuencia de ingesta, puede resultar perjudicial para la salud.

Los peces que suelen acumular cantidades más elevadas son los depredadores grandes, es decir, los que se comen a otros más pequeños, como el tiburón, el pez espada (emperador), o el atún.

Estos ejemplares no solo almacenan el metilmercurio del mar, sino que además suman el que contienen las especies más pequeñas con las que se han alimentado.

Por eso, es mejor tomarlos de vez en cuando e incluso evitarlos en algunos casos. De hecho, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) recomienda a mujeres embarazadas, lactantes y niños menores de 3 años no consumirlos.

¿CUÁNTO PESCADO DEBO COMER?

El problema de consumir estos pescados con mucha frecuencia es que el organismo elimina los metales muy despacio y lo acumula, sobre todo, en el cerebro, el hígado y el riñón. Por eso, puede dañar estos órganos y al sistema nervioso central. En embarazadas, puede llegar a afectar al desarrollo del feto.

Toma pescado 4 veces por semana, 2 de ellas azul pero de pequeño tamaño

No representan peligro para la salud la mayoría de los pescados (blancos y azules pequeños) que consumimos, ya que contienen niveles de mercurio bajos. Y es que los beneficios que aportan a la salud son mucho más importantes que sus desventajas, por lo que, si no estás dentro de un grupo de riesgo, te conviene tomar pescado de tres a cuatro veces a la semana, y que dos sean de tipo azul pequeño.

Relacionado con este artículo

El pescado tiene muchos beneficios demostrados y, aun así, el 52% de los españoles no toma suficiente pescado azul, según una encuesta de la Fundación Española del Corazón (FEC). Y, lo que es peor, el 30% no lo come nunca. La OMS también recomienda incluirlo en los menús de forma habitual y entre otras cosas por las siguientes razones:

  • Cáncer de mama. Las mujeres que toman pescado azul una o dos veces a la semana reducen hasta un 14% el riesgo de desarrollar esta enfermedad, según un algunos estudios.
  • Artritis. Un informe del Instituto Karolinska (Suecia) concluye que comer pescado azul una vez a la semana reduce hasta un 29% las opciones de sufrir artritis.
  • Cáncer de piel. Los omega 3 del pescado ayudan a destruir células malignas en tumores de piel, según un estudio de la Universidad Queen Mary, de Londres.

INTOXICACIONES POR COMER PESCADO

Uno de los principales "peligros" del pescado es el anisakis, un parásito que puede ocasionar problemas de salud en los humanos si lo ingerimos.

La forma de asegurarte que el pescado que consumes no supondrá un problema es cocinarlo o congelarlo. El anisakis muere al cocinarlo a una temperatura superior a los 65º o si se congela, 48 horas como mínimo (para asegurarte déjalo 3 o 4 días).

El ahumado, el escabeche o el marinado (como los boquerones en vinagre) no acaban con él, es decir, si no se ha congelado previamente el pescado puede haber riesgo de anisakis.