alubias con almejas

Alubias blancas con almejas

12 de febrero de 2018

Si necesitas un plus de hierro en tu dieta, este plato te lo dará. Las alubias y las almejas son muy ricas en este mineral y junto al ajo, la cebolla y el pimentón, se convierte en un plato muy completo y nutritivo.

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Alubias blancas

Más digestivas que el resto de legumbres, las judías blancas destacan por ser una magnífica fuente de proteínas, recomendadas para el desarrollo muscular.

Son muy ricas en antioxidantes y en hierro, adecuado para la correcta formación de glóbulos rojos, un mineral especialmente indicado para prevenir la anemia y para quienes practican deportes intensos. También es muy rico su aporte de fibra que nos ayuda a saciar el apetito, luchar contra el estreñimiento y prevenir el cáncer de colon.

Las judías son también una buena fuente de potasio, que ayuda a mantener una buena circulación sanguínea, de fósforo, que proporciona unos huesos y dientes sanos, y de en zinc, que refuerza nuestro sistema inmunológico y cuida la piel. Además, nos dan energía, reducen la glucosa en sangre, nos ayudan a mantener el tono muscular y a mantener a raya la tensión arterial.

Almejas

Este molusco bajo en sodio y grasas, es uno de los más nutritivos. Las almejas son ricas en yodo por lo que combaten la fatiga y mantienen activo el metabolismo, y su gran aporte en hierro las hacen muy adecuadas para mujeres embarazadas y personas que sufren anemia.

Son también un gran aliado contra la pérdida de memoria y la depresión pues, después del hígado, las almejas son el alimento con mayor contenido de vitamina B12. Además, aportan calcio y fósforo, refuerzan nuestro sistema inmunitario gracias a su alto aporte de zinc y ayudan a reducir el colesterol.

Ajo

Considerado un 'superalimento', el ajo mejora la circulación de la sangre y es un antibiótico natural, ya que fortalece el sistema inmunológico y es muy adecuado en casos de gripes, resfriados e infecciones leves. También ayuda a eliminar toxinas y es rico en antioxidantes.

El ajo es un gran aliado de nuestro aparato digestivo ya que previene las inflamaciones estomacales e intestinales y favorece la eliminación de bacterias dañinas en los intestinos. También ayuda a reducir la presión arterial, el endurecimiento de las arterias y previene el Alzheimer y la demencia.

Cebolla

Antiinflamatoria, antibacteriana, diurética y digestiva, la cebolla aporta al organismo vitaminas antioxidantes C y E.

Contiene, además, vitaminas del grupo B, útiles para el correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunológico. También aporta minerales como azufre, fósforo, hierro, calcio, sodio y magnesio, que nos refuerzan y protegen por dentro. Además es depurativa y regeneradora de las células sanguíneas y linfáticas.

Pimentón dulce

La principal virtud de este condimento son sus beneficios antioxidantes, gracias al licopeno, la vitamina A y la vitamina C que contiene, que ayudan a combatir los efectos de los radicales libres. Aporta, además, hierro, riboflavina y capsaicina, que estimula la circulación y facilita la digestión. El pimentón también contribuye a bajar el colesterol y los triglicéridos.

Completa tu menú de hoy con...

  • De segundo, albóndigas de pollo con salsa de verduras, lleno de nutrientes y vitaminas esenciales.
  • Y, de postre, yogur con frutos rojos.

Tags relacionados