brocheta pavo

Brocheta de pavo y ciruelas con salsa de soja

9 de enero de 2018

Este plato antioxidante y depurativo te sorprenderá gracias a su mezcla de sabores: pavo y champiñones combinados con la dulzura de la ciruela y la intensidad de la salsa de soja. ¡Atrévete a descubrirlo!

Todos los beneficios de este plato

Pechuga de pavo

La carne de pavo es una de las denominadas carnes blancas, junto con el pollo y el conejo, por lo que es un alimento bajo en grasas, poco calórico y con muy poco colesterol. En concreto, la pechuga, es la parte de este ave que contiene menos grasas por lo que resulta muy adecuada en dietas hipocalóricas.

Se trata de un alimento rico en ácidos grasos y proteínas de alto valor biológico, imprescindibles para el organismo pues realizan funciones como la creación y reparación de las células, la producción de colágeno y refuerzan el sistema inmunológico. Además, esta carne contiene triptófano, sustancia que nos ayuda a conciliar el sueño.

El pavo aporta también vitaminas del grupo B, potasio, fósforo y zinc, mineral fundamental para el desarrollo de los huesos, la cicatrización de heridas, regular la actividad de las glándulas sebáceas y el mantenimiento del gusto, olfato y vista. Además, contiene selenio, que ayuda a prevenir varios tipos de cáncer.

Ciruelas pasas

Esta fruta desecada rica en hidratos de carbono simples, destaca por su riqueza en provitamina A, que ayuda a mejorar la visión, vitamina B3, esencial para el metabolismo, y vitamina C, antioxidante y beneficiosa para nuestro sistema inmunitario.

Las ciruelas pasas nos aportan energía rápidamente, con lo que son ideales para deportistas, y también diferentes minerales, como el potasio, el magnesio y un alto porcentaje de hierro, por lo que está indicada para mejorar o prevenir la anemia.

Además, las ciruelas son una fuente de fibra, lo que le proporcionan propiedades desintoxicantes y laxantes. Este fruto nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir el estreñimiento, a la vez que reduce los niveles de colesterol.

Salsa de soja

Procedente de la cultura asiática, esta salsa milenaria de intenso sabor se ha ido introduciendo en la cocina de todo el mundo para condimentar alimentos o marinarlos. Con multitud de propiedades beneficiosas, cabe destacar su proteína vegetal de alto valor biológico, junto con la la fibra y los aminoácidos esenciales que contiene, todo ello beneficioso para nuestra salud. También aporta lecitina que ayuda a la regeneración celular.

La salsa de soja es buena para reducir el colesterol, para prevenir las enfermedades cardiovasculares y es muy recomendable para mujeres de más de 50 años pues ayuda a reducir los síntomas de la menopausia y a retener el calcio en los huesos. Al ser un alimento fermentado, esta salsa contiene microorganismos beneficiosos que cuidan la flora intestinal, además de ser un alimento muy bajo en grasas.

Hay que tener en cuenta que, por su alto contenido en sal, debe moderarse su consumo en dietas hiposódicas.

Champiñones

Destacan por su alto contenido en agua y en proteínas de alto valor biológico, que nos aportan todos los oligoelementos esenciales. Son una gran fuente de vitaminas, en especial B y C, y de minerales como hierro, potasio y fósforo, que ayudan a nuestro sistema inmunológico, a evitar la retención de líquidos, al sistema nervioso, la regeneración de los tejidos y la salud visual.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, ensalada de hortalizas con cuscús integral y vinagreta, un plato energético repleto de vitaminas y fibra.
  • Y, de postre, zumo de sandía y limón.

Tags relacionados