gambas arroz salvaje

proteínas de alta calidad

Gambas a la plancha con jengibre y arroz salvaje

11 de enero de 2018

El jengibre con el que aderezamos este plato de gambas a la plancha con cebolleta y arroz salvaje, nos transporta a Asia con su aroma y sabor. Además, esta receta es ligera, nutritiva y refuerza nuestro sistema inmunológico.

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Gambas

Bajas en calorías, las gambas son una buena fuente de proteínas de alta calidad, necesarias para nuestro organismo. Gracias a su aporte en vitaminas del grupo B como B3, B6 y B12, ayudan a producir energía y a mantener en buen funcionamiento del sistema nervioso.

Además, las gambas son ricas en hierro, selenio y zinc, minerales que ayudan a producir glóbulos rojos y fortalecen tu sistema inmunológico, y en cobre, fósforo y magnesio, que ayudan a mantener los huesos fuertes y colaboran en numerosos procesos metabólicos.

Las gambas son una buena fuente de grasas insaturadas y de ácidos grasos Omega 3, que reducen el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer y artritis. En el caso de tener un nivel de colesterol elevado, gota o hipertensión se debería reducir el consumo de este marisco.

Jengibre

Se trata de una raíz de origen asiático, que destaca por su sabor especial, exótico y algo picante. El jengibre nos ayuda a reforzar el sistema inmunológico y a combatir los radicales libres gracias a sus antioxidantes. Tiene también propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, lo que lo convierte en un buen aliado contra las migrañas. El jengibre ayuda con los problemas estomacales, nauseas o vómitos y ayuda a quemar grasas.

Cebolleta

Con un contenido en agua de casi el 90%, esta hortaliza tiene un escaso aporte calórico. Diurética y rica en fibra, posee muchas de las propiedades antioxidantes de la familia de los ajos y las cebollas, además de ser rica en potasio, fósforo, y de contener también hierro y vitamina C.

Arroz salvaje

Es un alimento muy saludable y nutritivo, indicado en cualquier dieta equilibrada, gracias a su alto contenido en proteínas, fibra e hidratos de carbono y por su bajo aporte en grasas.

Podemos diferenciarlo del arroz blanco porque sus granos son de color oscuro y más largos, y por su sabor, más intenso.

Además de aportar energía de forma natural, este tipo de arroz contiene ácido fólico y vitaminas A, E, C, B1, B2, B3, B6 y B12, y minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, wok de verduras de temporada con salsa de soja, un rico plato lleno de vitaminas antioxidantes.
  • Y de postre, pera asada a la canela.

Tags relacionados