guiso sepia

Bajo en grasas

Guiso de sepia con patatas

28 de febrero de 2018

Este apetecible plato de cuchara es energético, bajo en grasas y nos aporta fibra, yodo, proteínas de alta calidad y vitaminas antioxidantes que retasan el envejecimiento celular.

Actualizado el

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Sepia

Bajo en grasas y calorías este cefalópodo es muy utilizado en la gastronomía mediterránea y en la cocina asiática. Como la mayoría de mariscos y moluscos, la sepia destaca por su gran contenido en proteínas de alta calidad, aportando la mayoría de aminoácidos esenciales.

Además, es un abuena fuente de vitamina E, un antioxidante que ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer.

La sepia también nos aporta una gran variedad de minerales como fósforo, hierro, calcio, potasio, zinc, sodio y magnesio, y destaca su contenido en yodo, que regula nuestro nivel de energía, nuestro colesterol y el correcto funcionamiento de las células. También fortalece el cabello, la piel y las uñas.

Hay que tener en cuenta su alto contenido en colesterol, por lo que se recomienda a personas con el colesterol alto que moderen su consumo.

Patatas

Son una gran fuente de carbohidratos, los cuales nos proporcionan energía para nuestro organismo. La patatas, además, aportan fibra por lo que son un alimento saciante que facilitan la función digestiva e intestinal. Son muy ricas en vitamina B6, necesaria para la renovación celular, para mantener nuestro sistema nervioso sano y para equilibrar nuestro estado de ánimo.

Las patatas aportan también vitaminas del grupo B, que nos ayudan a proteger las arterias y a mantener la piel sana. Tienen también propiedades diuréticas por su alto contenido en potasio, por lo que son muy adecuadas para la hipertensión, la cistitis o la inflamación de próstata. También son un sedante natural y calman dolores reumáticos y calambres.

Tomate

Uno de los mayores beneficios del tomate es que es un potente antioxidante gracias a su contenido en licopeno, una sustancia que evita que los radicales libres degeneren nuestras células con lo que retarda el proceso de envejecimiento.

Esta virtud del tomate nos ayuda a protegernos de enfermedades degenerativas, cardiovasculares y demencias, además de prevenir la aparición de varios tipos de cáncer, como los de mama, pulmón, próstata, cuello de útero, vejiga y estómago.

También mejora la vista, la salud intestinal y protege de las infecciones del tracto urinario. Y es muy recomendable para personas fumadoras ya que el tomate contrarresta los efectos del tabaco gracias a dos de sus componentes, el ácido cumárico y el ácido clorogénico, que son esenciales en la lucha contra las nitrosaminas, las sustancias cancerígenas que desencadenan el cáncer de pulmón.

Cebolla

Este vegetal, imprescindible en cualquier dieta equilibrada, es uno de los que aporta más beneficios para nuestra salud. Entre sus virtudes, se encuentra su acción diurética, por lo que es muy importante que la introduzcan frecuentemente en su dieta personas con hipertensión, cálculos renales o gota.

Además, tiene propiedades depurativas ya que ayuda a eliminar toxinas, estimulando el hígado, páncreas y vesícula. La cebolla también es un potente cardioprotector y ayuda en la prevención del cáncer.

Guisantes

Esta legumbre verde aporta multitud de vitaminas como A, C, K, ácido fólico y tiamina, que influye en el buen estado de ánimo, y minerales entre los que destacan el hierro, el potasio y el fósforo. También aporta fibra y ayuda a regular los niveles de colesterol y reduce los de azúcar en sangre. Además, los guisantes son antioxidantes, bajos en grasas y muy energéticos.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, risotto integral de calabaza y espárragos verdes al curry, una buena fuente de hidratos de carbono y vitaminas antioxidantes.
  • Y, de postre, gelatina casera de higos frescos.

Tags relacionados