lasana vegetal

Rica en fibra

Lasaña integral con verduras

17 de enero de 2018

El plato de hoy destaca por su contenido en fibra gracias a la pasta integral, que se suma a la que aportan los vegetales. Un plato energético, equilibrado y antioxidante, perfecto para mantener una dieta saludable.

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Pasta de lasaña integral

Los hidratos de carbono que aporta la pasta son necesarios para mantener unos óptimos niveles energéticos. De la integral, podemos destacar que, al no estar refinada, conserva la fibra del salvado y por ello aporta muchos más beneficios a nuestro organismo, como por ejemplo, ayudar a regular el tránsito intestinal.

Además, contiene vitaminas del grupo B, grandes cantidades de vitamina E, antioxidantes, proteínas, calcio, hierro, magnesio y fósforo. Y no aporta grasas, siempre y cuando vaya acompañada de las salsas adecuadas.

También se ha comprobado que la pasta integral ayuda a reducir trastornos como la Diabetes tipo II, enfermedades de corazón, problemas estomacales y algunos tipos de cáncer.

Tomate

Este vegetal, uno de los más utilizados en la dieta mediterránea, mejora la visión y previene la degeneración macular gracias a su aporte en vitamina A, además de mantener el sistema digestivo saludable y ayudar a eliminar toxinas.

El tomate destaca también por su gran contenido en vitamina C, que ayuda ante la oxidación celular, y vitamina K, esencial para la correcta coagulación de la sangre.

Las sustancias antioxidantes que contiene el tomate protege ante varios tipos de cáncer y también ante un gran número de problemas cardiacos. Los tomates de pera son la variedad que aporta más cantidad de esta sustancia protectora, que también ayuda a reducir el colesterol.

Calabacín

Compuesto por un 95% de agua, el calabacín contiene una gran variedad de minerales y oligoelementos, así como vitaminas, entre las que destaca la vitamina C, que ayuda a nuestro sistema inmunológico, a la reparación de tejidos, a proteger la piel y a prevenir el daño de los radicales libres.

Gracias a su riqueza en potasio tiene propiedades diuréticas, depurativas y desintoxicantes, y su contenido en magnesio ayuda a mejorar las funciones cerebrales y a evitar el deterioro cognitivo relacionado con la edad.

Berenjena

Las sustancias exclusivas de la berenjena (que le dan su característico sabor amargo) estimulan el buen funcionamiento del hígado y el vaciamiento de la vesícula biliar por lo que favorecen la digestión de las grasas.

Además, contiene una decena de ácidos fenólicos antioxidantes muy potentes y antocianinas. Ambos compuestos impiden la oxidación del colesterol y con ello previenen trastornos cardiovasculares y enfermedades degenerativas.

Lo ideal es consumir la berenjena sin pelarla, ya que en la piel y las semillas se encuentran las sustancias más activas, y la manera más digestiva de comerla es asada al horno.

Pimiento

Entre sus muchas virtudes, los pimientos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales que nos ayudan a aumentar nuestras defensas, además de ser diuréticos y depurativos.

Su alto contenido en betacaroteno ayuda a prevenir enfermedades degenerativas crónicas y el envejecimiento prematuro.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, ensalada de tomate con aceite de oliva virgen extra y orégano, muy ligera y rica en vitaminas antioxidantes.
  • Y, de postre, uvas.

Tags relacionados