pollo ajillo

Nutritivo y saludable

Pollo al ajillo con champiñones

4 de diciembre de 2017

Sin apenas grasa y con proteínas de alta calidad, el pollo es un alimento muy nutritivo y saludable. Multiplica su sabor y sus beneficios cocinándola al ajillo con champiñones y pimentón.

Actualizado el

TODOS LOS BENEFICIOS DE ESTE PLATO

Pollo

La carne de pollo es magra, con poca grasa, pocas calorías, digestiva y muy saludable. Aporta una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico, imprescindibles para un buen estado de los músculos, y al correcto mantenimiento de los huesos. También contiene minerales como hierro, fósforo y zinc.

Además, podríamos decir que ingerir la carne de este ave funciona como antidepresivo debido a la cantidad de triptófano que contiene, un aminoácido que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro que mejora nuestro estado de ánimo.

Ajo

Protege el corazón y las arterias, manteniéndolas libres de depósitos de colesterol, es antiinflamatorio, anticoagulante y vasodilatador, por lo que favorece una buena circulación. Además, es un antibiótico natural, ya que fortalece el sistema inmunológico y es muy adecuado en casos de gripes, resfriados e infecciones leves. También ayuda a depurar nuestro organismo y es rico en antioxidantes.

Pimentón

La vitamina A o niacina que contiene este condimento le proporciona propiedades anticancerígenas, además de ser bueno para la vista, favorecer el buen estado de la piel y las mucosas y de fortalecer el sistema inmunitario. También aporta zinc, fibra, hierro y potasio, que regula la presión arterial y mejora la circulación.

Otros beneficios del pimentón son su aporte en vitamina K, buena para la correcta coagulación de la sangre, y su contenido en vitamina B6, que hace que este alimento sea muy recomendable en casos de depresión, diabetes o asma.

Champiñones

De estas setas destacamos su alto contenido en agua y en proteínas de alto valor biológico, es decir, que aportan todos los oligoelementos esenciales. Los champiñones tienen un muy bajo contenido en grasas y, en cambio, aportan multitud de vitaminas –en especial B y C– y minerales como hierro, potasio y fósforo que ayudan a nuestro sistema inmunológico, el sistema nervioso, la regeneración de los tejidos y la salud visual.

Aceite de oliva

Es un ingrediente básico de la dieta Mediterránea y el aceite más saludable de los que existen. Tiene una óptima concentración de ácidos grasos esenciales, que regulan el colesterol y reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. También es una rica fuente de vitaminas C y E, lo que convierten al aceite de oliva en un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres causantes del envejecimiento prematuro.

Completa tu menú de hoy con...

  • De primero, una ensalada de lentejas y vinagreta de limón, un plato ligero y multivitaminado.
  • Y, de postre, un yogur desnatado.

Tags relacionados