Por Soledad López, periodista especializada en salud

Los médicos están mal de ánimo por la presión de la pandemia
iStock by Getty Images

Los médicos, junto con el resto de sanitarios, han sido el colectivo que más ha vivido en primera línea los efectos devastadores de la Covid. Y la factura que les ha pasado la pandemia ha sido francamente alta.

Así se desprende del estudio Repercusiones de la Covid-19 sobre la salud y el ejercicio de la profesión de los médicos de España realizado por un equipo de investigadores de la Fundación Galatea, la Organización Médica Colegial y Mutual Médica.

El informe ofrece un retrato interesante y crudo a la vez sobre cómo ha afectado el coronavirus a estos profesionales. Y arroja datos que no dejan impasible:

  • El 51% se siente sobrepasado por la pandemia.
  • Un 34% ha pensado en dejar la profesión en algún momento.

De baja por Covid

El estudio liderado por la Fundación Galatea evalúa el impacto de la pandemia sobre la salud física y mental de los profesionales en tres momentos –antes de la pandemia, durante la primera ola (marzo-abril) y en en el último trimestre de 2020– y destaca que este colectivo ha sido uno los más afectados.

  • Un 25,5% de los médicos ha estado de baja por Covid porque han sido positivos o han tenido síntomas.
  • Un 2% ha sido hospitalizado y el 8% ha vivido la muerte de algún compañero de trabajo por esta causa.

Sueño deficiente y agotamiento

El estrés vivido estos meses ha dejado huella en la salud de estos profesionales. De acuerdo con el estudio:

  • Los médicos duermen menos y peor. Un 27% duerme menos de 6 horas, cosa que solo le ocurría a un 14% antes de la pandemia. Por tanto, el número de médicos que duerme mal se ha doblado.
  • Seis de cada diez presentan algún indicador de fatiga, dolor o estrés.
  • También seis de cada diez sufre síndrome de burnout, es decir, estrés que se cronifica y cursa en forma de hartazgo y agotamiento, más aún ante la expectativa de "no ver el final del túnel".

Energías al límite

El estudio pone de manifiesto que la pandemia ha puesto las energías de los médicos al límite. Varios indicadores lo confirman:

  • El 51% afirma sentirse "sobrepasado" y menos preparado física y emocionalmente ante nuevas olas, ya que se van enfrentando a ellas sin haber podido recuperarse de las anteriores.
  • Además, un tercio de los profesionales ha tenido que enfrentarse a dilemas éticos. Un 61% afirma que la mejor manera de gestionarlos acostumbra a ser en equipo, aunque no deja de ser una dura decisión.
  • La situación ha sido tan dramática que el 20% se ha planteado adelantar la jubilación cuando llegue el momento y hasta el 34% ha barajado la idea de abandonar la profesión, aunque reconocen que no lo harán.

Se han sentido apoyados

A pesar de la experiencia vivida que no repetirían, a los médicos no les ha faltado apoyo y así lo han percibido ellos.

  • Un 83% de los médicos, que es la inmensa mayoría, se han sentido masivamente apoyados por sus compañeros y equipos en los peores momentos de la crisis.
  • Un 82% también ha sentido el apoyo de los pacientes.

Sin embargo, solo uno de cada tres médicos ha percibido el apoyo de su organización y de los gerentes y directivos de sus centros de trabajo.

La salud mental se resiente

En medio de este panorama, es fácil imaginar que la salud mental se resienta.

Un dato que lo corrobora es el consumo de tranquilizantes e hipnóticos, que ha aumentado entre los médicos pasando de un 18,6% a un 29,4%.

Pero a pesar de llevar más de un año inmersos en la pandemia, del estudio se desprende que son pocos todavía los médicos que acuden a servicios de apoyo a la salud mental para hacer frente al malestar emocional y al agotamiento mental acumulados.

  • El 13% de profesionales encuestados reconocen que necesitan ayuda psicológica aunque no están recurriendo a este tipo de servicios y, de hecho, afirman que tienen previsto hacerlo en algún momento.
  • Si a este porcentaje se añade el de profesionales que sí que han acudido o están acudiendo a este tipo de recursos, el resultado es que una cuarta parte de los médicos españoles (24,9%) son usuarios reales o potenciales de servicios de apoyo a la salud mental.

Las mujeres y los jóvenes médicos son los que en mayor medida han recurrido a estos servicios.

Y en la Comunidad de Madrid, según el estudio esta demanda (real o potencial) es significativamente superior a la media española y asciende al 30%. Justamente la comunidad de España donde la pandemia ha tenido mayor incidencia.

Tags relacionados