Por Soledad López, periodista especializada en salud

El 50% de los españoles desconocen los riesgos de los edulcorantes
iStock by Getty Images

Los españoles cada vez somos más conscientes de la importancia de la alimentación para la salud.

Por eso la gran mayoría leemos con más o menos atención las etiquetas de los productos. Y el azúcar es el ingrediente en el que más nos fijamos. Sin embargo, aunque somos conscientes de que los productos "0% azúcar" contienen edulcorantes, la mayoría desconocemos realmente sus efectos nocivos.

Todavía nos falta cultura nutricional en este sentido.

Azúcar, en el punto de mira

Una encuesta llevada a cabo por Natruly revela que:

  • Un 87,3% de los consumidores mira las etiquetas nutricionales de los productos. El dato deja claro que es algo que nos preocupa.
  • Un 74,5% comprueba la cantidad de azúcares que contiene. De hecho, es la información a la que mayor relevancia damos cuando leemos una etiqueta.
  • Un 63% se fija en el aporte de grasas saturadas.
  • Un 60% repara en las calorías del alimento.
  • Otro 60% presta atención a los aditivos artificiales.
  • Sin embargo, a pesar del interés y la preocupación que despierta en la mayoría de españoles, solo un 41% presta atención a la cantidad de edulcorantes.

"Hoy en día, está muy extendido el mensaje de que el azúcar es perjudicial para la salud, sin embargo, existe una enorme confusión en cuanto a los edulcorantes, su origen y sus efectos nocivos para el organismo. Existen muchas falsas creencias y, por desgracia, aún hay pocas marcas honestas que se preocupen de verdad de explicar a sus consumidores de qué y cómo están hechos sus productos", asegura Niklas Gustafson, cofundador de Natruly.

¿Qué sabemos de los edulcorantes?

Obviamente, cuando leemos en una etiqueta que un producto tiene "0% azúcares" ya sospechamos que lleva edulcorantes.

Sin embargo, no sabemos exactamente en qué se diferencian unos de otros:

  • Un 60% todavía cree que la única diferencia es que el azúcar engorda y el edulcorante no.
  • Un 57% piensa que los edulcorantes no endulzan tanto como el azúcar.

Creencias totalmente erróneas porque se ha demostrado que los edulcorantes artificiales como el aspartamo o la sacarina no ayudan a adelgazar.

O que la miel, un edulcorante natural, es sano en pequeñas cantidades pero muy calórico.

Y en cuanto a su capacidad el endulzar, un edulcorante natural como la estevia endulza mucho más que el azúcar: una cucharada de azúcar equivale a un cuarto de estevia en polvo o 6 gotas de estevia líquida.

¿no son tan malos como el azúcar?

Que el azúcar es malo para la salud y que aumenta el riesgo de enfermedades como la diabetes o el cáncer es un mensaje que ha calado entre la población.

Según el informe de Natruly:

  • Un 60% de los encuestados opina que "el consumo de azúcar provoca daños en el organismo a largo plazo".
  • Sin embargo, solo un 35% comparte esa misma opinión respecto a los edulcorantes.

La encuesta deja claro que todavía existen muchas dudas sobre estos últimos y que hay un gran desconocimiento que puede resultar perjudicial para los consumidores.

¿Qué edulcorantes artificiales conoces?

De los 19 edulcorantes artificiales aprobados en la UE que normalmente consumimos en productos procesados, la mayoría de los españoles conoce solo unos pocos:

  • Un 90% conoce la popular sacarina.
  • Un 59% sabe qué es el esteviol.
  • Un 51% conoce también el aspartamo.
  • Destaca especialmente que solo un 24% de los encuestados haya oído hablar del maltitol, pese a estar presente en gran cantidad de productos procesados de gran consumo.

"Es preocupante la falta de conciencia que existe aún sobre los edulcorantes. Uno de cada dos consumidores sigue pensando que la única diferencia con el azúcar es que sirven para adelgazar o que no tienen tanta capacidad para endulzar, pero saben muy poco sobre lo nocivos que pueden ser para la salud", destaca Gustafson.

Los edulcorantes artificiales aparecieron hace varias décadas como alternativa al azúcar en dietas de adelgazamiento, pero los estudios han demostrado que no solo no ayudan a adelgazar, sino que aumentan el riesgo de enfermedades como la diabetes o la hipertensión.

En cuanto a los naturales como la miel o el sirope de arce, es bien sabido que deben tomarse con mucha moderación porque son muy calóricos.

Tags relacionados