Por Soledad López, periodista especializada en salud

miedo al contagio

Un estudio puesto en marcha por investigadores de la Universidad Europea ha sacado a la luz datos muy relevantes sobre el miedo al contagio, nuestra opinión sobre el confinamiento o las relaciones familiares durante la cuarentena.

Y lo cierto es que desmonta muchas opiniones preconcebidas:

  • Hemos cumplido muy bien con las normas y medidas propuestas por el Gobierno de España (90%). Además, tenemos la percepción de que el entorno también las ha cumplido.
  • Las hemos comprendido e incluso muchos piensan que deberían haber sido más estrictas.
  • Y las relaciones entre los familiares que conviven en una misma casa no se han deteriorado durante el confinamiento sino todo lo contrario.

"Todo esto viene muy bien para analizar con espíritu crítico las informaciones o imágenes que a veces circulan por la redes, como esas fotos del primer día de salida con niños en las que no se respetaba la distancia de seguridad o la de una gran masa de personas corriendo este fin de semana por las calles de la mayoría de ciudades. ¿Hasta qué punto eran reales o reflejaban lo que está pasando?", asegura la Dra. Ana María Recio, profesora de Enfermería de la Universidad Europea.

El miedo a contagiarnos nos ha cambiado

La Dra. Recio nos explica que la idea de realizar este estudio surgió a raíz de las noticias sobre las denuncias por falta del cumplimiento del confinamiento. "A partir ahí decidimos analizar la situación y comprobar hasta que punto respondía a la realidad", afirma.

Y uno de los resultados más llamativos de este sondeo realizado a más de 16.000 personas en la Comunidad de Madrid, Cantabria y Canarias entre el 15 y el 25 de abril es que:

  • El 70% de los participantes ha admitido tener miedo de contagiarse por COVID-19 en su entorno más cercano y un 25% ha percibido ese riesgo como alto.

Curiosamente, el grupo de población que revelaba tener menos miedo al contagio eran los mayores de 65 años, justo el más vulnerable.

En cualquier caso, la sensación de temor o de ansiedad al salir de casa en las circunstancias causadas por la pandemia ha quedado reflejada en este sondeo. Y eso nos ha hecho cambiar nuestras costumbres.

Hemos salido menos a comprar

La idea de que ir al supermercado era la única salida posible durante el confinamiento y que mucha gente ha aprovechado para que le diera el aire, tampoco se ajusta a los resultados del sondeo.

  • Un 66% de los encuestados salían dos o más veces a la semana a comprar antes del estado de alarma.
  • Con el confinamiento, un 72% declara que sale de su domicilio solo una vez por semana o cada 15 días. Y solo un 17% sale más de dos veces a la semana.

"No cabe duda que la gente se ha concienciado y ha dejado de salir a la calle", señala Recio. También se ha preguntado sobre el medio de transporte que se ha usado más durante el confinamiento.

Probablemente el coche particular ha sido la primera opción frente al transporte público para evitar contagios, aunque todavía no se han analizado los resultados en este sentido.

Y vamos con la mascarilla

Cuánto han dado que hablar estos días. Pues bien, ya sean compradas o hechas en casa, la gran mayoría hemos entendido la importancia de esta medida de protección.

  • Según el sondeo, un 73% de las personas encuestadas lleva la mascarilla puesta cuando sale de casa.
  • Solo un 16% declara no usar ningún tipo de accesorio de protección, ya sean guantes o mascarillas.

Por ahora el Gobierno de España ya obliga a usarlas en todos los transportes públicos y habrá que ver qué pasa con las recomendaciones en los espacios cerrados cuando la flexibilidad de la movilidad empiece a ser general.

esperábamos normas más duras

Un dato curioso, y que revela también que somos más disciplinados y obedientes de lo que a veces se percibe (o también más críticos), es que:

  • Un 53% cree que la normas impuestas por el gobierno en la crisis del COVID-15 han sido insuficientes, quizá porque esperaban que hubieran sido aún más estrictas o incluso que el confinamiento debería haber empezado antes.
  • Solo un minoritario 4% tiene la opinión de que las medidas del gobierno han sido excesivas.

Lo hemos llevado bien en casa

Convivir tantos días bajo el mismo techo parecía que iba a acabar con muchas parejas o podría haber provocado discusiones familiares.

Sin embargo, el sondeo pone de manifiesto que no ha sido así. Seguramente porque la situación excepcional que hemos vivido nos ha unido más y nos ha hecho valorar la familia:

  • Un 70% declara que su relación es igual o mejor respecto al estado de prealerta sanitaria.

eso sí, ha empeorado nuestra salud

La Dra. Recio asegura que otro dato que les ha llamado la atención es la percepción que tienen los encuestados de su salud general ahora que se va acercando el final del confinamiento.

  • Un número relevante asegura que percibe que tiene peor salud ahora que antes de empezar la cuarentena. Y no se trata de personas que hayan enfermado por COVID-19. La razón no se sabe: quizá hayan influido factores como la dieta, el sedentarismo, dormir mal...

¿Nos va a cambiar esta crisis?

¿Y lo hará para bien o para mal? Ante la pregunta de si esta crisis producirá cambios positivos en nuestra sociedad, las respuestas están divididas:

  • Un 24% opina que no, un 37% cree que tal vez, y el otro 39% confía que si provocará cambios sociales positivos.

Esos cambios sociales podrían ser, por ejemplo, la introducción del teletrabajo como una opción más que favorezca la conciliación. Está por ver pero, a tenor del sondeo, no confiamos demasiado en las lecciones que podamos extraer de la pandemia del coronavirus.

Tags relacionados