Esther Gómez, enfermera y divulgadora más conocida en RRSS como @mienfermerafavorita, dice adiós a las gafas y lentillas con las Lentes ICL

Cansada de depender de gafas y lentillas toda su vida, para realizar planes de ocio como surfear o para trabajar en la escuela u hospital con la mascarilla y tras vivir la incomodidad que conlleva, decidió corregir su miopía con la tecnología ICL, las Lentes Implantables de Colámero® de STAAR Surgical.

Actualizado a
Lente ICL
ICL

Descubre cómo es la vida de Esther Gómez, enfermera, divulgadora y profesora asociada de la Universidad Autónoma de Madrid, reconocida en redes sociales como @mienfermerafavorita después de corregir su visión.

¿Cómo tomaste la decisión?

La verdad es que había tenido en mente muchas veces corregir mi visión, pero no me había terminado de informar nunca en profundidad, entonces tampoco conocía muy bien la técnica. Por otro lado, sabía que tenía que estar durante un tiempo con la graduación estable para poder hacerlo. También es que entre los trabajos, las guardias, el tener que llevarme las lentillas, las gafas, me gusta viajar, me gusta la playa, me gusta hacer surf… mi trabajo y mi ocio, era una situación más que nada por comodidad. En ningún caso por estética. Cuando conocí la opción de las Lentes ICL, la verdad es que me pareció la mejor opción para lo que yo necesitaba.

detalle lente ICL

ICL

¿Por qué decidiste corregir tu visión con Lentes ICL?

Una de las ventajas es que esta intervención no modifica mi córnea ni la estructura natural de mi ojo; solo añade una ayuda para corregir la miopía. Por lo que mantiene mis opciones abiertas para el futuro si fuese necesario quitar o reemplazar la lente.

Otro punto relevante es el material del que la lente está hecha. El Colámero® es un material exclusivo de STAAR Surgical que se utiliza para fabricar las lentes implantables. El término es una combinación de las palabras colágeno y polímero. El Colámero® es biocompatible con la química natural del ojo. Al final es una técnica muy fácil a la hora de implantar las lentes. Son blandas, son flexibles y lo que más me importaba es que no se notan y no se sienten. Esto para mí, era muy importante porque me preocupaba las reacciones adversas que pudiera tener, que tuviera que cambiarlas una vez hecho el procedimiento… y bueno al final que sea un material biocompatible y que no exista rechazo ni complicaciones mayores, era muy importante para mí.

Otra de las ventajas es que al tener un ritmo laboral tan importante ahora mismo, el hecho de que sea un procedimiento que apenas necesita recuperación, apenas necesitaba una baja, una opción cómoda, sin complicaciones, con unos cuidados pre y post operatorios muy muy sencillos…fueron las primeras razones que me convencieron a escoger este método. Es un hecho, el momento en el que me operé y salí del quirófano, ya veía bien por el ojo con la lente implantada.

¿Cómo fue tu experiencia como paciente?

Realmente tanto el pre como el post operatorio diría que fue muy sencillo y fácil. Se necesita según las recomendaciones del equipo médico un preparatorio con unas gotitas, pero es algo muy sencillo. También como cuidados post operatorios debes aplicar un tratamiento profiláctico para evitar infecciones. La verdad que no noté absolutamente nada, ningún tipo de molestia, ningún tipo de dolor. Eso sí, cumplí a rajatabla todas las recomendaciones como evitar usar pantallas a las horas siguientes al procedimiento y llevar las gafas que me protegían de la luz.

Explicaste y colgaste en redes sociales tú el proceso, ¿cómo lo viviste?

Antes de recomendarlo me cercioré de cómo era esta técnica de corrección visual, me informé en todos los niveles de como cambiaría mi vida, de qué posibles efectos adversos tendría, de posibles complicaciones… y bueno como se sabe, al final esto se hizo post operatorio, es decir, yo recomendé esto solo después de que lo probé yo misma y estuve absolutamente segura de que (siempre y cuando el médico que valore al paciente determine que es un candidato para este procedimiento) es algo que recomendaría al cien por cien a todo el mundo que sea apto como yo lo fui. A mí realmente es algo que me ha cambiado la vida y que sin ninguna duda es algo que volvería a hacer.

Os dejo el vídeo que preparé para que podáis ver el proceso completo, ¡es súper rápido! En menos de 5 minutos estuve fuera de quirófano y el mismo día ya vi perfectamente. ¡A mí me ha cambiado la vida sin duda!

Para todos aquellos que tengáis dudas acerca del proceso y las Lentes ICL, os dejo el link a su web donde podéis solicitar más información y resolver todas vuestras inquietudes.