Por Pablo Cubí, periodista

Alemania vuelve a un confinamiento duro: ¿corre España el mismo riego?
iStock by Getty Images

El Gobierno alemán ha anunciado unas medidas más estrictas para evitar que las vacaciones de Semana Santa se conviertan en un acelerador de contagios.

Las medidas se han rectificado, porque suponían prácticamente el confinamiento total que vivimos nosotros hace un año. Pero siguen siendo muy duras.

  • Se anula la opción de poder hacer turismo entre regiones. No obstante, sí se puede viajar a otros países.
  • Se prohíben las reuniones en espacios públicos.
  • Se mantienen otras medidas ya existentes, como cierre de bares, cines y teatros.

¿Por qué ENDURECE MEDIDAS Alemania?

Los datos en Alemania no parecerían graves, teniendo en cuenta de dónde venimos y el contexto europeo.

  • La incidencia acumulada es de algo más de 100 casos por cien mil habitantes a siete días.

En Francia están en 328 casos y en Italia se sitúa ya cerca de 250 casos.

  • España está mejor. Algo por debajo que los alemanes, pero no mucho menos: se mantiene estancada en 62 casos.

La diferencia es que en España estamos estancados. No sabemos si subirá o bajará, y Alemania está en un crecimiento claro que les obliga a actuar sin demora” explica el investigador Daniel López Codina, miembro del grupo Biocomsc (Biología Computacional y Sistema Complejos).

En Alemania están en una clara tendencia creciente que no para

En Alemania la letalidad ha seguido en aumento y no puedes relajar medidas en estas condiciones”, explicaba hace unos días el doctor Fernando Simón, director coordinador de alertas sanitarias.

Todos los países saben que el objetivo ha de ser bajar a menos de 50 casos para tener controlada la pandemia. Si subes, estás obligado a tomar medidas.

"No podemos conformarnos con no subir, hay que seguir hasta conseguir bajar de 50", insistía el doctor Simón.

No se frena el turismo exterior

Alemania han tenido una situación mejor que la nuestra casi toda la pandemia. Supieron hacer test masivos mucho antes y eso les permitió controlar mejor las primeras olas.

El crecimiento que están viviendo ahora están muy probablemente relacionados con la mayor capacidad de contagio de la variante británica”, explica López Codina.

Por eso, la canciller Angela Merkel ha sido muy estricta pidiendo a las regiones que frenen el turismo interno. Paradójicamente, no ha sido tan estricta con los viajes al extranjero. Por ejemplo, a Mallorca, uno de sus principales destinos.

  • "Desaconsejamos los viajes al extranjero, en general todos los que no son estrictamente necesarios", ha dicho Merkel.

El 12 de marzo Baleares o Canarias ya no estaban en la lista de zonas de riesgo, lo que disparó las reservas de viajes.

La única exigencia ahora es que los alemanes deberán hacerse un test PCR antes del regreso.

¿El turismo nos supone un riesgo?

España tampoco ha criticado esta llegada de turistas. El Gobierno hace equilibrios para acomodar el turismo externo con las restricciones internas de movilidad entre comunidades autónomas.

No existe una prohibición para viajar a otra ciudad de la Unión Europea, solo se exige que se sometan a las mismas restricciones que la población local”, se ha justificado la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

España recuerda que el control es mayor en la movilidad en avión

La polémica por la llegada de turistas a España cuando aún estamos con restricciones no es nueva. En junio del año pasado ya se vivió una situación similar.

Entonces, la llegada de turistas fue tan baja que no afectó en la evolución de la pandemia. Las reservas ahora son altas, aunque habrá que ver cómo se concretan tras las medidas tomadas por Alemania o el Reino Unido, que también desaconseja viajar.

La ministra Darias ha recordado que no es el mismo riesgo con los traslados sin control por carretera que las llegadas programadas en avión.

España empieza a subir de nuevo

España va un paso por detrás de los grandes países en esta ola de coronavirus. Mientras ellos llevan semanas subiendo, nosotros bajábamos.

  • Ahora estamos en una encrucijada. “Hace diez días que hay señales de que estamos empezando a subir”, apuntó la ministra.

No sabemos si es un pequeño repunte o una señal de que hemos vuelto a cambiar la tendencia y que vamos a un incremento exponencial. Por eso no se toman medidas drásticas aún ni se espera que se tomen antes de Semana Santa.

  • Si sigue la subida, es posible que vivamos nuevas restricciones.

La vacunación está en un porcentaje aún muy bajo para que pueda tener efectos en una cuarta ola”, advierte el investigador López Codina.

De nosotros y nuestra actitud estos días depende si abril nos verá dando pasos atrás una vez más.

Tags relacionados