Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

movil contra coronavirus

Hace tiempo que las aplicaciones de salud han llegado a nuestros dispositivos móviles. Y ahora, ante esta crisis sanitaria mundial del coronavirus, cobran especial relevancia.

  • Como han alertado desde el Gobierno, la desescalada del confinamiento que acaba de comenzar nos va a permitir alcanzar una nueva realidad que puede, incluso, durar años.

Es probable que en los próximos meses aumente el uso del móvil en el ámbito de la telemedicina

  • De hecho, una investigación publicada en Science apunta que, para evitar posibles brotes, las precauciones de higiene y también de distancia social contra la COVID-19 podrían ser necesarias hasta 2022.

Herramientas para controlar el contagio

Durante estas semanas de confinamiento ya hemos visto cómo han surgido aplicaciones de todo tipo con el objetivo de controlar al máximo la expansión del SARS-CoV-2, algunas de ellas desarrolladas por organismos oficiales.

  • Tanto desde el Gobierno como desde diferentes Comunidades Autónomas se han puesto en marcha apps con información sobre los síntomas y qué pasos debemos seguir en caso de sospechar que estamos contagiados por el coronavirus.

    Por ejemplo, gracias a la app del Gobierno, "AsistenciaCOVID-19", puede realizarse un test de autoevaluación recomendado ante la presencia de posibles síntomas de la COVID-19.

Aplicaciones para lavarse las manos a menudo

Es un gesto que hemos tenido que incorporar con mucha más frecuencia en nuestro día a día.

  • Lavarse las manos “debe convertirse en un nuevo hábito que la COVID-19 nos obliga a adquirir muy rápidamente: el reto es introducirlo en nuestra rutina diaria, advierte Manuel Armayones, investigador del Behavior Design Lab del eHealth Center de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).
  • Si te cuesta acordarte de ello, el móvil también puede ayudarte a que no se te pase. Aplicaciones recientes como "Hand Wash" permiten activar alertas que nos recuerdan que debemos lavarnos las manos.

    Además, gracias al panel de control de esta herramienta, podemos hacer un seguimiento de cuánto lo hacemos al cabo del día.

Ayudas para mantener la distancia de seguridad

¿Respetamos bien la distancia de seguridad? A esta pregunta tratan de responder herramientas como "My social Distance", un filtro de Snapchat desarrollado en colaboración con la OMS que nos avisa en caso de que nos encontremos muy cerca de otra persona.

  • “A través de la identificación de los pies del usuario por medio de la cámara del móvil, calcula la distancia recomendada por la OMS para evitar contagios y dibuja un diámetro de seguridad alrededor", señala Luis Villarejo, investigador de la UOC.

​Desde la OMS recomiendan que haya, al menos, un metro de distancia entre personas

  • Así, si la distancia de seguridad es correcta, el círculo permanece en verde. Pero cuando no es así, se vuelve de color naranja.

Otra app interesante en este sentido es "Crowdless", que tiene el respaldo de la Agencia Espacial Europea (ESA) y que permite saber si, en el momento en el que la consultamos, hay mucha gente o no en el supermercado o la farmacia a la que queremos acudir.

¿Podrán rastrear nuestros contactos?

Las aplicaciones de rastreo permitirán notificar a quienes las tengan instaladas que han estado cerca de una persona diagnosticada con coronavirus. Una de las iniciativas más importantes en este sentido es PEPP-PT, un proyecto europeo del que España forma parte.

Al margen de la utilidad de la información recabada, este tipo de iniciativas plantea interrogantes respecto al uso de datos tan sensibles como los que proporciona la geolocalización.

  • No solo los gobiernos y agencias de salud están desarrollando este tipo de dispositivos: grandes empresas como Google o Apple también se han puesto a ello, como anuncian en este comunicado.
  • En este sentido Albert Barberà, director del eHealth Center de la UOC, señala lo siguiente: “Creo que Europa tiene tecnología suficiente para desarrollar este sistema, y confiar en empresas privadas que no se rigen por la normativa europea plantea algunas reservas. Otra cosa es que este sistema conjunto de Google y Apple se refiera solo al desarrollo tecnológico, que siempre es bienvenido, y no a la gestión”.

¿Y monitorizar nuestra salud?

Las apps de salud no han nacido con el coronavirus. Desde hace tiempo podemos encontrar herramientas para, por ejemplo, hacerse un electrocardiograma, contar calorías o saber si nuestro sueño es o no profundo.

También existen varias aplicaciones que miden la temperatura corporal (no hay que olvidar que la fiebre es uno de los síntomas que se dan con más frecuencia en caso de COVID-19).

Pero, ¿son realmente fiables? Para Antoni Pérez Navarro, subdirector de investigación del eLearn Center de la UOC, es necesario dar más pasos en este sentido.

  • “Aún faltan teléfonos capaces de medir información como la temperatura corporal con precisión aceptable, y herramientas de inteligencia artificial que te hagan recomendaciones y avisos a partir de esta información”, advierte el especialista.

En todo caso, antes de descargarse cualquier aplicación hay que ser muy prudentes y verificar, si es posible, quien la ha desarrollado y si está avalada o no por un organismo oficial.

No hay que olvidar que la OMS alertó hace unos días sobre el hecho de que el número de ciberataques que utiliza sus siglas se ha multiplicado por cinco desde el inicio de la pandemia.

Tags relacionados