Asesorado por Dr. Carlos Raposo, profesor de Farmacología en la Universidad Complutense e investigador del proyecto.

Por Soledad López, periodista especializada en salud

Calostro: ¿una solución a la osteoporosis?
iStock by Getty Images

El hueso está en constante regeneración, pero con los años se destruye más hueso del que se crea, lo que aumenta el riesgo de osteoporosis, una enfermedad que multiplica el riesgo de fracturas.

Una dieta rica en calcio y hacer ejercicio resulta básico para mantener unos huesos fuertes toda la vida, pero no siempre es suficiente, por eso la ciencia no deja de estudiar posibles soluciones o ayudas para esta enfermedad que afecta a una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres a partir de los 50 años.

Una de ellas podría ser el calostro, precursor de la leche materna. El proyecto Colosteo –financiado por la Unión Europea y en el que colaboran universidades e instituciones de España, Grecia y Portugal– tiene por objetivo demostrar la utilidad de esta sustancia en la prevención y tratamiento de esta enfermedad. Nos lo explica el Dr. Carlos Raposo, profesor de Farmacología en la Universidad Complutense e investigador del proyecto.

propiedades del calostro

¿Por qué el calostro y no otra sustancia para tratar la osteoporosis?

"La naturaleza siempre ha sido fuente de inspiración para la ciencia. Y es conocido desde hace décadas que la leche materna es clave para los huesos por su aporte de calcio. Con esta premisa, decidimos estudiar concretamente los efectos del calostro en la osteoporosis porque tiene propiedades aún más excepcionales que la leche", explica el Dr. Raposo.

El calostro, una sustancia natural que producen las hembras tras el parto justo antes de la leche y que es el primer alimento del bebé, contiene muchas proteínas, muchas más de las que aporta la leche que vendrá después.

  • Lactoferrina. Esta proteína tiene un papel clave en la regulación del hierro en el organismo.
  • Inmunoglobulinas. Son proteínas esenciales para le equilibrio del sistema inmunitario.
  • Factores de crecimiento. Y esto es justamente lo que le confiere su poder regenerador a nivel óseo.

El objetivo del proyecto Colosteo ha sido evaluar el efecto que tiene esta sustancia que concentra tantas propiedades en una enfermedad como la osteoporosis.

el calostro frena la destrucción ósea

Las expectativas respecto al calostro no han defraudado, de momento, a los investigadores: ya han comprobado en modelos animales que revierte la destrucción de osteoblastos. Faltaría ver qué ocurre en humanos.

Para entender lo que esto implica, hay que tener en cuenta que el hueso es un tejido vivo que está en regeneración continua.

  • Constantemente se construye y se destruye hueso. Pero cuando se destruye más hueso del que se crea, se pierde masa ósea y aumenta el riesgo de osteoporosis
  • Hasta los 30-35 años, que es cuando alcanzamos el pico de masa ósea, se construye más hueso del que se pierde, pero luego esa curva se invierte poco a poco.
  • Las células encargadas de favorecer la formación de hueso son los osteoblastos. Y las que activan su destrucción son los osteoclastos.
  • Con los años, desciende la actividad de los osteoblastos, por eso perdemos densidad ósea. Pero, tal y como han comprobado los investigadores, el calostro favorece la actividad de estas células en modelos animales.

El proyecto Colosteo se haya ya en una fase muy avanzada. El siguiente paso es administrar calostro bovino a pacientes con osteoporosis junto con el tratamiento habitual para la enfermedad. Se va a probar en hospitales de Grecia bajo la supervisión de traumatólogos.

Fármacos o suplementos a base de calostro

"El tratamiento con calostro no pretende sustituir al tratamiento habitual para la osteoporosis. En caso de que la osteoporosis ya exista pretende ser un tratamiento coadyuvante, que acompañe a la terapia habitual", aclara el Dr. Raposo.

También podría ser una ayuda para prevenir la osteoporosis, sobre todo en personas de más riesgo como son las mujeres menopáusicas.

En cualquier caso, si los resultados del proyecto son positivos, se abre la puerta a crear fármacos o suplementos para la osteoporosis. El uso de calostro de origen bovino garantizaría una producción masiva en caso de que se pudiera comercializar.

Todavía está por ver, pero quién sabe si con el tiempo habrá nutracéuticos para la osteoporosis a base de calostro.

Tags relacionados