¿Cómo evitar que entren chinches en casa?

Si hace unas semanas hablábamos de plaga de chinches en París, estos insectos se están extendiendo rápidamente por España. Y es que los chinches pueden entrar en casa a través de una maleta, mochila, ropa u otros objetos que hayan estado en lugares infestados por estos insectos.

Actualizado a
MAS CHINCHES

Los chinches suelen esconderse entre las costuras de asientos, colchones o sillones.

ISTOCK
Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud y nutrición

Francia y en concreto París sufría hace unas semanas una plaga de chinches que los ciudadanos iban encontrando en todas partes: en espacios públicos, en el cine y hasta en los hospitales. Las imágenes se hicieron virales pero en realidad no es algo exclusivo de allí. Hay que estar alerta ya que nadie está a salvo porque estos insectos viajan fácilmente. De hecho, la plaga de chinches ya asoma por España debido principalmente al turismo. Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Andalucía y Aragón son por ahora las comunidades más afectadas.

Según explican los expertos del SC Johnson® Institute of Insect Science for Family Health en Racine, la mayoría de las veces los chinches entran en casa en una maleta, muebles, ropa u otros artículos que han estado en zonas infestadas por estos insectos.

Se les llama chinches de cama porque viven sobre todo entre sábanas y colchones y pican por la noche mientras duermes. Estos insectos diminutos se alimentan de sangre humana y, aunque no se ha demostrado que transmiten enfermedades, solo pensar que están en tu cama puede generar una gran repugnancia y estrés, aparte de los habones y el picor que provocan sus picaduras.

Dónde se esconden los chinches

No es fácil detectar los chinches de cama a simple vista porque son muy pequeños, sobre todo si se encuentran en etapas tempranas, y se ocultan durante el día para salir de noche y alimentarse de sangre mientras duermes. Son de color rojo o marrón y su cuerpo es pequeñito y plano.

Si sospechas que tienes chinches de cama, hazte con una linterna e inspecciona bien el colchón, sobre todo en las costuras, el somier, las sábanas, las fundas de almohadas... Fíjate si hay restos de óxido de sangre seca o manchitas rojas de sangre fresca de las picaduras. También puedes encontrar los huevos, ovalados y blanquecinos, o restos de excrementos que se acumulan en las costuras del colchón o en las hendiduras del sofá. Otro rastro que puedes descubrir son las mudas de piel que van dejando tras su crecimiento y que pueden aparecer en las fundas de almohadas, zócalos o colchones.

Así pues, la cama es su lugar preferido, pero cuando las poblaciones son grandes invaden también muebles, cortinas, alfombras, la parte de atrás de los cuadros, los zócalos, las tomas de corriente...

Cómo evitar que entren los chinches en casa

Los entomólogos del Institute of Insect Science for Family Health recomiendan lo siguiente:

  • Evita los montones de ropa, los muebles antiguos, la ropa de cama apilada...
  • Guarda la ropa de cama limpia en bolsas grandes y si es posible cerradas herméticamente.
  • Sella grietas de muebles o zócalos en el dormitorio donde puedan esconderse los chinches. Pasa bien la aspiradora y con frecuencia por toda la habitación, incluidas la fisuras.

El truco más eficaz para eliminar los chinches

El mejor consejo para eliminar los chinches de cama es, según los entomólogos, lavar con agua caliente (al menos a 50º) todas las prendas y ropa de cama. Después mételas en la secadora a temperatura alta durante más de 20 minutos. Así matarás todos los chinches de cama y los huevos.

En cuanto al colchón y el resto de muebles del dormitorio, lo mejor es realizar una limpieza con un limpiador de vapor o vaporeta que emite vapor a alta temperatura y consigue matar los chinches sin necesidad de usar ningún producto químico.

Otros remedios caseros para eliminar los chinches

Aparte del calor, la sabiduría popular tiene remedios caseros que pueden funcionar para eliminar los chinches.

  • Mezcla de vinagre y bicarbonato. Además de matar los chinches, el potente olor del vinagre los ahuyenta y previene a largo plazo. Mezcla una cucharadita de bicarbonato en un vaso de vinagre y rocía la mezcla en el colchón, las sábanas, la almohada...
  • Sal. No mata los chinches pero sí los ahuyenta porque no les gustan los medios salados. Puedes poner sal en la patas de las camas, debajo del colchón o los asientos del sofá, grietas de muebles...

Y si no consigues eliminarlos, no dudes en acudir a un empresa experta en eliminación de plagas.