Por Diana Llorens

ayudar mayores coronavirus

Los datos apuntan a que las personas mayores son las que corren un mayor riesgo de complicaciones en caso de contagiarse con el nuevo coronavirus que causa la COVID-19.

De hecho, el número de fallecidos aumenta exponencialmente a partir de los 65 años.

Por ello, es fundamental que sigan estrictamente las recomendaciones de las instituciones sanitarias que en realidad son para toda la población:

  • Quedarse en casa durante el periodo de confinamiento y solo salir para comprar comida o ir a la farmacia.
  • Mantener una distancia de seguridad de aproximadamente 2 metros con las otras personas.
  • Lavarse las manos con frecuencia y evitar tocarse la cara, los ojos ni la nariz.

Además, todos debemos ser especialmente cuidadosos con ellos para evitar que se contagien.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, en España hay más de 2 millones de personas mayores de 65 años que viven solas.

De estas, más de 850.000 tienen 80 años o más. De hecho, el 42,7% de las mujeres y el 23,6% de los hombres mayores de 85 años viven solos.

las necesidades de las personas mayores

Si nuestros padres o abuelos viven solos, ¿cómo podemos ayudarles a que pasen el confinamiento de la mejor manera posible?

Según la psicóloga Pilar Conde, directora técnica de Clínicas Origen, “respecto a las personas mayores es muy importante pensar en varias necesidades: las alimentarias, la higiene, el acompañamiento y la ocupación”.

Prestar atención a la alimentación

Su alimentación debe ser variada y equilibrada:

  • Basada en fruta, verdura y proteínas de calidad (legumbres, huevos, carnes y pescados). Es recomendable reducir un poco las calorías, ya que al estar todo el día en casa se gastará menos energía. Para que no tengan que exponerse saliendo de casa, podemos ayudarles haciéndoles llegar los alimentos y todo aquello que necesiten.

La higiene es importante a pesar de no salir

  • Nada de pasar el día en pijama. Mantener las costumbres de higiene habituales, tanto personales como en el hogar, les ayudará a pasar el confinamiento con una actitud más positiva.

El valor del acompañamiento

  • Tenemos que estar pendientes de que no se sientan solos, ya sea a través del teléfono, de videollamadas o de mensajes. “Debemos estar muy pendientes de llamarles para entretenerles”, comenta Pilar Conde. También es importante que, en la medida de lo posible, mantengan la comunicación telemática con su círculo de amistades.

Estar ocupados en la medida de lo posible

  • La familia tiene que intentar facilitarles actividad ocupacional dentro de la vivienda”, indica Pilar. Es importante que se distraigan, que lean, que vean películas, series, programas… Realizar las tareas de la casa u otras actividades de ocio que les entretengan les mantendrá activos durante el confinamiento. “Es recomendable que tengan una rutina en casa que no les lleve todo el rato el foco hacia lo que está sucediendo”, aconseja Pilar Conde.

Consejos PARA EVITAR LA ANSIEDAD en el confinamiento

Debemos estar pendientes del estado de ánimo de las personas mayores. “No poder salir a la calle para ellos también es un factor de riesgo a nivel anímico”, comenta Pilar Conde.

Esta situación de confinamiento puede acentuar el aislamiento y la sensación de soledad de este colectivo. Por ello, debemos comunicarnos con ellos con más frecuencia de lo habitual.

  • Además, estar todo el día viendo la televisión les puede generar angustia ya que constantemente se habla de la situación del contagio y de que ellos son el principal grupo de riesgo. “Deberían establecerse unos horarios por la mañana y por la noche para conocer un poco cómo está la situación, pero no estar todo el día escuchando lo mismo porque al final la preocupación es constante”, comenta Pilar Conde.
  • Debemos transmitirles que, aunque es una situación grave y excepcional, es temporal y pasará.

Es difícil para todos pero ellos también deben ser pacientes y aceptar que durante un tiempo tienen que cambiar sus hábitos. “Estamos ante una situación de incertidumbre que hay que torear, pero tenemos que aceptar que vamos a convivir con ella durante un tiempo”, concluye Pilar.

Tags relacionados