Con el asesoramiento del Dr. Alejandro Martín-Gorgojo, tricólogo de la Clínica Dermatológica Internacional.

Por Eva Mimbrero, periodista especializada en salud

caida pelo confinamientoo

Enfado, estrés, frustación... son algunas de las consecuencias de pasar una cuarentena, según un reciente estudio publicado en The Lancet con motivo de la pandemia de COVID-19.

Además de afectar a nuestro estado de ánimo, esta situación de estrés sostenido durante semanas que puede haber surgido en el confinamiento a causa del coronavirus también puede tener consecuencias físicas, y una de ellas es la caída del cabello.

  • "El estrés (en realidad, la situación orgánica que tenemos hacia este) puede generar más inflamación y explicar que algunas personas tengan más caída de cabello en estos momentos extraordinarios que nos ha tocado vivir", afirma al respecto el Dr. Alejandro Martín-Gorgojo, de la Unidad de Salud Capilar de la Clínica Dermatológica Internacional.

Esto, además, se une a la tendencia natural de que se nos caiga más el cabello en primavera.

  • "El otoño, y también la primavera, son las estaciones típicas en las que un mayor porcentaje de cabellos coinciden en su fase de desprendimiento (telógena)", añade el tricólogo (o, lo que es lo mismo, el dermatólogo experto en cabello).

Señales de que la alopecia puede ser por estrés

Pero, ¿cómo es la caída del cabello generada por estrés? Según nos explica este especialista en salud capilar, el estrés no suele provocar que el pelo se nos caiga de golpe o afecte a una zona en concreto.

  • "La caída suele ser generalizada y más concentrada en el tiempo", aclara.
  • Aunque si el nivel de estrés es muy alto, también puede provocar que el pelo se caiga "en mechones", sobre todo al lavarse el cabello, al peinarse o al pasarse los dedos por él.

Por fortuna, esta pérdida del cabello no acostumbra a ser permanente. "Al cabo de un tiempo el pelo se recupera", afirma Martín-Gorgojo.

Se calcula que, de media, perdemos unos 100 cabellos al día

Hay que tener en cuenta, eso sí, que la recuperación del cabello es más lenta de lo que ha sido la caída: puede tardar entre 3 y 4 meses, que es el tiempo natural de renovación del cabello. Si el pelo sigue cayendo más de lo habitual, lo mejor es consultarlo con un dermatólogo.

Claves para reforzar el cabello

Los siguientes consejos pueden ayudarte a evitar que la caída vaya a más.

  • Masajea el cuero cabelludo con tus manos. Activarás el riego sanguíneo, y esto facilita que lleguen a tu cabello los nutrientes necesarios para que esté saludable. Puedes aprovechar a hacerlo mientras te lavas el pelo.
  • No abuses del secador. Puede debilitar aun más tu pelo. Es mejor que lo dejes secar al aire. Y, cuando uses secador, procura que el aire no salga muy caliente.
  • El tinte, mejor natural. Algunos de los productos convencionales para teñir y decolorar el cabello pueden acabar dañando la fibra capilar. Si ves que se cae más de la cuenta, elige tintes naturales o ecológicos, que no son agresivos para tu pelo.
  • Los recogidos tirantes, para otro momento. Colas, trenzas, moños, extensiones... pueden debilitar la raíz del cabello. Opta mejor por llevarlo suelto o en recogidos más desenfadados, en los que el pelo no queda tirante.
  • Intenta dormir bien. ¿Sabías que el pelo crece principalmente por la noche? El cuerpo aprovecha para repararse durante el sueño, y el crecimiento del cabello forma parte de esa reparación natural.

    Si estos días dormir te cuesta más, procura acostarte y levantarte más o menos a la misma hora cada día, cena pronto y ligero, no consultes el móvil, la tablet ni el ordenador poco antes de irte a la cama... todo esto ayudará a tu organismo a regular mejor su descanso.
  • Nutre tu pelo... desde el plato. Seguir una dieta equilibrada ayuda a que tu cabello reciba "el alimento" que necesita.

    Procura que en tus menús no falten ingredientes ricos en vitamina C (pimientos, tomate, cítricos...), vitaminas del grupo B (huevos, legumbres, pescado azul, espinacas...), ácido fólico (verduras de hoja verde, frutos secos, cereales integrales...) y proteínas (carnes, pescados, lácteos...).

¿Conviene usar productos anticaída?

Champús, lociones, sérums, ampollas... pueden reforzar la salud del cabello. Eso sí, es importante que antes de utilizarlos lo hables con tu dermatólogo, que es quien mejor podrá orientarte sobre los productos que pueden ser beneficiosos (y también sobre los que no) en tu caso.

  • "Ante cualquier duda relacionada con la salud capilar, y sobre todo cuando la caída no cesa pasado un tiempo razonable y/o vemos el cuero cabelludo a través del pelo, es aconsejable consultar con el dermatólogo", recuerda Martín-Gorgojo.

Tags relacionados