Cómo aliviar los síntomas de la conjuntivitis alérgica

Los distintos tipos de polen pueden provocar muchas molestias oculares. Enrojecimiento de ojos, picor, escozor o hipersensibilidad a la luz pueden ser algunas de las señales de que sufres este tipo de conjuntivitis.

Actualizado a
Dr. Julio Ortega Usobiaga
Dr. Julio Ortega Usobiaga

Médico especialista en Oftalmología

Diana Llorens
Diana Llorens

Periodista

Cómo aliviar los síntomas de la conjuntivitis alérgica
iStock by Getty Images

Llega la primavera y con ella las personas alérgicas empiezan a sufrir sus consecuencias La conjuntivitis alérgica es uno de los síntomas habituales que puede venir sola o acompañada de otras molestias como rinitis o dermatitis.

Se calcula que el 25% de la población tiene conjuntivitis alérgica y la debida al polen es la más común. También existen otros tipos de conjuntivitis alérgicas causadas por otros elementos como los ácaros, la caspa o el pelo de los animales, los hongos, o los cosméticos.

Este año las previsiones apuntan a una primavera moderada para los alérgicos debido a la escasez de lluvias este invierno. El mejor tratamiento para estas conjuntivitis es evitar el contacto con el alergeno, algo complicado en nuestro ritmo de vida actual.

los Síntomas de la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica puede ser estacional o perenne, es decir, puede desarrollarse solo ahora en primavera o durante todo el año, independientemente de los niveles de concentración de polen en el aire.

La conjuntivitis aprece cuando:

  • La conjuntiva (una membrana que recubre el ojo y el interior de los párpados) se inflama debido a una reacción frente a un agente externo (como puede ser el polen, los ácaros o la caspa de los animales, entre otros factores).

“Generalmente tendremos los ojos rojos y sobre todo un síntoma clave: el picor. También se puede acompañar de otros síntomas extraoculares como el picor nasal y/o en la zona posterior del paladar”, comenta el doctorJulio Ortega Usobiaga, oftalmólogo de la clínica Baviera.

Además del picor, este tipo de conjuntivitis provoca hinchazón en los ojos, lagrimeo e hipersensibilidad a la luz, es decir molestias al estar expuesto a la luz brillante del día. La conjuntivitis alérgica puede afectar a un solo ojo o a los dos.

Diferencias con la conjuntivitis vírica

Para poder abordar correctamente la conjuntivitis alérgica, es importante diferenciarla de la conjuntivitis vírica.

  • En la conjuntivitis vírica también se produce un enrojecimiento de los ojos, pero, como indica el Dr. Ortega suele dar mucha inflamación y el síntoma suele ser similar a si tuviésemos arenilla en los ojos.
  • Además, la conjuntivitis vírica, a diferencia de la alérgica, suele ir acompañada de fiebre y molestias en las amígdalas.

cómo prevenir la alergia en los ojos

Lo más importante es identificar qué produce la alergia para poder evitarlo. “Si esto no es posible, debemos de extremar las medidas higiénicas, como no tocarse los ojos, y lavarse párpados y pestañas con agua y jabón sin que entre en contacto con el ojo”, señala el Dr. Ortega.

  • Evita practicar actividad física al aire libre a primera hora de la mañana o al caer la noche ya que es el momento en que las plantas suelen soltar más polen.
  • En casa, ventila en las horas centrales del día y no tengas las ventanas abiertas demasiado tiempo.
  • Viaja con las ventanillas cerradas del coche.
  • No sacudas la ropa tras estar tendida en el exterior ya que el polen que pegado a los tejidos.
  • Utiliza gafas de sol en la calle.

EL TRATAMIENTO DE LA CONJUNTIVITIS ALÉRGICA

Las medidas de higiene ocular, especialmente evitar tocarse los ojos, son importantes.

  • Aunque el picor es agudo hay que procurar no frotarse los ojos.
  • Puedes aplicar compresas frías sobre los párpados.
  • Puedes utilizar lágrimas oculares lubricantes o el oftalmólogo puede prescribir unas gotas antihistamínicas.

Si las medidas de higiene no son suficientes y los síntomas persisten y provocan malestar, se debe acudir al oftalmólogo. “Es importante que cuando las molestias se acompañan de una pérdida brusca de visión, gran inflamación o dolor ocular, hay que acudir a urgencias sin dudarlo”, advierte el doctor Ortega.