Por Pablo Cubí, periodista

Los dermatólogos recomiendan no ponerse hidrogel más de diez veces al día
iStock by Getty Images

Lo primero que debe quedar claro es que las medidas preventivas que han recomendado las autoridades sanitaras contra la Covid-19 son totalmente necesarias.

Así lo ha dejado claro la Academia Española de Dermatología (AEDV) que, no obstante, ha querido hacer un llamamiento ante el riesgo de problemas de piel que se están detectando.

Ya sea por el abuso de los geles hidroalcohólicos o por una predisposición genética a tener problemas de piel, los dermatólogos detectan cada día más casos de dermatitis en niños y problemas sobre todo de acné en adolescentes.

NO ABUSAR DE LOS GELES HIDROALCOHÓLICOS

Lo que estamos detectando en la consulta es que cada vez más padres consultan por acné, dermatitis (o eccema) u otras alteraciones cutáneas que están sufriendo sus hijos”, explica el doctor Raúl de Lucas, coordinador de dermatología pediátrica de la AEDV.

El alcohol de estos geles reseca la piel y puede causar eccemas

Los geles hidroalcohólicos, como su nombres indica, tiene una base de alcohólica. Es una muy buena solución higiénica cuando no se tiene a mano agua y jabón.

Sin embargo, la aplicación muy repetida de estos geles reseca la piel.

Si no se usa crema hidratante diariamente, con el tiempo puede aparecer un eccema, sobre todo en las pieles más sensibles.

CÓMO SE PUEDEN PROTEGER LAS MANOS

No queremos que padres, profesores o jóvenes dejen de recurrir a la medidas contra la Covid, ya que son las únicas con las que contamos para evitar el contagio”, insiste el doctor De Lucas.

Hay una serie de recomendaciones para prevenir y minimizar los problemas de este tipo de geles desinfectantes:

  • Elegir hidrogeles sin perfumes. La presencia de algunos aromas y esencias pueden provocar reacciones de sensibilidad de la piel a la luz del sol. De esta manera reduces el riesgo.
  • Optar siempre que sea posible a lavar las manos con agua y jabón, el método más efectivo y seguro.

“Es importante que después de cada lavado, sea niño, joven o adulto, se seque bien las manos, ya que la humedad es un factor que aumenta el riesgo de desarrollar eccemas”, recuerda el dermatólogo.

Secar bien las manos tras el lavado es muy importante porque la humedad favorece los eccemas

  • Utilizar crema hidratantes tras lavarse las manos, para prevenir la aparición de dermatitis.
  • Hacer un uso prudente de los hidrogeles. Se debe combinar con el lavado con jabón y es que si tienes agua y jabón cerca deberías priorizarlo. Así, hay que evitar ponerse gel más de 10 veces al día.

Vemos que hay personas que los usan como si fueran cremas hidratantes. Recomendamos utilizarlos solo cuando sean necesario”, dice.

QUÉ PROBLEMAS PUEDEN SURGIR

El lavado frecuente de manos, con jabón o con hidrogel, puede ir eliminando el manto lipídico de la piel. Este manto es la barrera cutánea que nos protege.

Si ya tienes eccemas, no utilices hidratantes para tratarlos

Se altera y favorece la aparición de dermatitis, sobre todo en las personas que ya tienen una piel seca, propensa a la escamación o irritación (piel atópica).

El frío es otro agente irritante y que se añade ahora a las medidas contra la pandemia. “Por lo que conviene proteger la zona de la piel expuesta al aire”, aconseja el doctor De Lucas.

Si pese a seguir estos consejos, no se ha evitado la aparición de eccemas, la solución no es empezar a utilizar más crema hidratante. Al contrario, “la crema hidratante produce aún más prurito en la piel”.

  • Hay que recurrir a tratamientos específicos de piel para que el eccema no se cronifique.

LA MASCARILLA FAVORECE EL ACNÉ

La mascarilla en sí no suele provocar la aparición de acné entre los jóvenes. Pero sí es más frecuente en aquellos adolescentes que ya presentaran ese problema.

Lo que vemos es un agravamiento del problema”, explica el dermatólogo. El motivo es que hay un aumento de la humedad en la cara relacionado con el vapor de agua que se genera al ir exhalando aire durante horas con la mascarilla.

Este exceso de humedad crea un ambiente muy propicio para los gérmenes que producen inflamación de las glándulas sebáceas y que se taponen los poros.

La mascarilla también puede empeorar otros problemas, como la rosácea, la urticaria o dermatitis de contacto.

Para que este tipo de problemas no vaya a más, los dermatólogos aconsejan:

  • Evitar el uso de maquillaje, ya que genera más oclusión de los poros.
  • Lavar la cara con agua templada por la mañana y noche.
  • Usar limpiadores suaves no jabonosos y sin fragancias.
  • Hidratarse con cremas especialmente ligeras, dado que las pieles se vuelven más grasas por la oclusión que genera la mascarilla.

Tags relacionados