Por Pablo Cubí, periodista

positivo coronavirus

Las estadísticas indican un probable aumento del coronavirus en los días que vendrán. Si tienes sospechas de que te has infectado, no ha de cundir el pánico.

La gran mayoría de casos son leves y si se complican con neumonía, hay tratamientos antivirales que están dando buenos resultados.

TRANQUILIDAD Y LLAMAR, lo PRIMERO

Por eso, lo primero es tranquilizarte y pensar si has estado en contacto con algún caso confirmado o vives en una zona de brote, como Madrid o Vitoria.

Recuerda que los síntomas son sobre todo:

  • Fiebre, tos y falta de aire.

Hay síntomas de infecciones mucho más habituales que hacen poco probable que sea el coronavirus de Wuhan:

  • Mocos, diarrea, dolor de garganta… Si te están ocurriendo NO suele ser el COVID-19

No hay que ir a urgencias, lo primero es llamar e informar de tu situación

Si aún sospechas llama a alguno de estos teléfonos habilitados por cada Comunidad Autónoma.

Te harán preguntas sobre los síntomas o tus posibles contactos para hacer un cribado.

LO NORMAL ES QUE TE QUEDES EN CASA

Están cambiando los protocolos. Aunque seas un caso probable, si tus síntomas son leves y si vives en una zona con muchos afectados, te dirán que te quedes en casa.

Es un momento difícil y no podemos hacer la prueba a todos. Ha de ser a las personas con una sospecha más alta y con mayores riesgos”, admite el doctor Joaquín López Contreras, jefe de unidad de enfermedades infecciosas del Hospital de Sant Pau, en Barcelona.

Por eso dependiendo de las zonas son más o menos flexibles para decirles que vayan o no al hospital a internarse o se acercan a las casas a hacer la prueba.

Aunque sospeches, si no tienes síntomas no te hacen la prueba

Si no tiene síntomas, no se hace la prueba aunque el que llama es un enfermo crónico con más riesgo. Se actúa según el estado de la persona en aquel momento.

Está llamando mucha gente sin síntomas solo porque han estado en contacto con algún caso confirmado. Esas personas la prueba va a dar negativo. Hay que tener las dos cosas, que tenga síntomas y sospecha”, añade el doctor López Contreras.

CÓMO ES LA PRUEBA del coronavirus

El problema no es que la prueba sea cara, sino que hay que utilizar el material y medios de manera cuidadosa.

  • El Ministerio de Sanidad ha anunciado que está trabajando en un proyecto avanzado para realizar test rápidos de diagnóstico que se podrán realizar a una población más amplia, pero todavía no se han puesto en marcha.

Si entras dentro de los criterios posibles, vienen a hacerte la prueba o te llevan al hospital.

No es una prueba dolorosa, como mucho un poco molesta, porque te toquetean la nariz”, explica el doctor José Manuel Ramos Rincón, coordinador de enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Interna.

Te extraen un muestra de mucosa de la nariz para poder analizarla. Los resultados se dan en grupos.

  • Si la han hecho por la mañana a primera hora, los resultados pueden estar a las tres de la tarde.
  • Los que han pasado la prueba a mediodía, se entregan sobre las ocho.

Varía mucho según el centro hospitalario, la Comunidad y el nivel de infectados que haya.

QUÉ pasa SI DOY POSITIVO en la prueba

Si tienes síntomas leves, que te permiten pasar la enfermedad del COVID-19 en casa, el Ministerio de Sanidad ha dado una serie de consejos:

  • El paciente debe estar preferentemente en una habitación individual y con teléfono a mano.
  • Si no es posible estar solo al menos debe haber dos metros de las otras personas.
  • La puerta de la habitación permanecerá cerrada.
  • La estancia deberá tener ventilación y es conveniente que tenga baño propio.
  • Dentro de la estancia deberá haber un cubo de basura de pedal para ir echando todas los materiales exclusivos del paciente.

CÓMO ES LA VIDA DIARIA

En caso de que sea imprescindible ir a zonas comunes de la casa, deberá ponerse mascarilla y realizar higiene de manos al salir de la habitación (usar un desinfectante si no hay lavabo).

Si el baño es compartido, deberá limpiarse con lejía diluida en agua después de cada uso que haga el paciente.

El paciente debe tener su propio baño o limpiarlo con lejía cada vez que lo usa

Las toallas deberán estar separadas de las otras y ser de uso exclusivo para el paciente.

La recomendación es que si tienes el coronavirus te vayas tomando la temperatura dos veces al día (por la mañana y por la noche) para ver la evolución.

Se considera que ya no hay fiebre cuando en ninguna de las dos tomas superas la temperatura habitual tuya (36-37 grados).

NORMAS DE LIMPIEZA

En cuanto a las precauciones que deben tomar el cuidador, hay que señalar:

  • Lavar los cubiertos en el lavavajillas o con agua caliente.
  • La ropa, sábanas y toallas ponerla en la lavadora sin sacudir y a 60-90 grados. Secarla bien.
  • No olvidarse de lavarse bien las manos después de hacer cualquier limpieza de ropa o habitación.
  • Si ha de sacar pañuelos o cualquier prenda con secreciones hay que ponerse guantes desechables.

¿CÓMO SABES SI SE COMPLICA?

En el 80% de casos la evolución va a ser leve y positiva y al cabo de dos semanas ya hace tiempo que no tienes síntomas y te repiten la prueba para confirmar que ya no tienes coronavirus y no puedes contagiar.

Entre los jóvenes puede haber neumonía aunque no tengan sensación de fatiga

Si progresa la enfermedad, se transforma en una neumonía:

  • El coronavirus infecta los pulmones y cuesta cada vez más respirar.

Si normalmente inhalas unas 16 veces por minuto, las personas con neumonía se ponen a 24 o más respiraciones por minuto”, explica el doctor Ramos.

  • Hay una sensación de fatiga por falta de oxígeno.

Señales que te indicarán que has de volver a consultar con el médico.

La gente más joven es más resistente y puede que no se note esta sensación de fatiga inicialmente, aunque ya tenga neumonía.

En todo caso, la sensación de disnea, de falta de aire y fatiga, harán aconsejable una radiografía de los pulmones. Así se constata que están inflamados.

Tags relacionados