Soledad López
Soledad López

Periodista especializada en salud

Se confirma que los niños son muy poco transmisores del SARS-CoV-2
iStock by Getty Images

Definitivamente, los niños apenas contagian la Covid-19.

Lo confirman los resultados de la segunda parte de un estudio prospectivo realizado por el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona sobre la capacidad de los niños para transmitir el coronavirus en su entorno familiar.

No olvidemos que es en el núcleo familiar donde se producen la mayoría de los contagios por Covid-19.

Los niños nunca han sido un peligro

La primera parte del estudio "COVID pediátrico en Catalunya: sumando esfuerzos para dar respuestas a la COVID-19 (COPEDI-CAT)" ya puso de manifiesto que:

  • Solo un 3,4% de los niños con diagnóstico de Covid-19 confirmado en Catalunya entre el 1 de marzo y el 31 de mayo fueron los transmisores del SARS-CoV-2 dentro de su núcleo familiar.
  • Esto ocurrió en pleno confinamiento. Faltaba por ver que podía ocurrir en una situación de mayor movilidad de personas.

Así pues, y con esta duda sobrevolando, la segunda parte del estudio de la Vall d'Hebron ha analizado el período entre el 1 de julio y el 31 de octubre. En plena desescalada y vuelta al cole incluida. Con una movilidad de personas prácticamente normal.

Y las conclusiones han vuelto a dejar claro que los niños no son transmisores:

  • Solo un 8% de los pacientes pediátricos con diagnóstico de Covid-19 confirmado fueron transmisores de la enfermedad al resto de los miembros de su núcleo familiar.

"El estudio prospectivo reafirma que los niños son menos transmisores del SARS-CoV-2 que los adultos en el entorno domiciliario, como ya apuntaba la primera parte del estudio realizada en pleno confinamiento", explica el Dr. Pere Soler, jefe de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría de Vall d’Hebron.

"Ahora constatamos que la libre circulación de los niños y el retorno a las escuelas no han supuesto una mayor transmisión del SARS-CoV-2 por parte de ellos. La inmensa mayoría de los pacientes pediátricos analizados han sido casos secundarios a pesar de que el domicilio es un espacio con una carga de enfermedad considerable", añade el Dr. Pere Soler.

La mitad de los niños son asintomáticos

Los niños no son transmisores de la Covid-19 ni ellos la sufren de forma grave.

El estudio prospectivo de Vall d'Hebron revela que un 47% de los pacientes pediátricos son asintomáticos. Y en los casos con síntomas, los más habituales son:

  • Fiebre (70,6%).
  • Tos (36,9%).
  • Dolor de cabeza (24,5%).
  • Fatiga (24,3%).
  • Diarrea (16,3% 94 niños).

"Casi la mitad de los niños y niñas con infección por SARS-CoV-2 son asintomáticos y se ha observado que el número de niños que requieren un ingreso hospitalario por la COVID-19 sigue siendo muy bajo", asegura el Dr. Antoni Soriano, de la Unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría e investigador del grupo de Infección en el Paciente Pediátrico Inmunodeprimido del VHIR.

  • Solo un 2,5% de los niños han requerido hospitalización del 1 de julio al 31 de octubre, mientras que en la primera parte del estudio (del 1 de marzo al 31 de mayo) fueron un 19%.
  • Un 11% presentaban comorbilidades u otras enfermedades previas, aunque estas no han supuesto un aumento del riesgo de ingreso.
  • El 99,2% se recuperó totalmente y un 0,4% (5 niños) presentaron secuelas. No se ha registrado ninguna muerte por Covid-19 entre los casos valorados en el estudio.

Son los adultos los transmisores

En el núcleo familiar es donde se producen el mayor número de contagios. Pero si analizamos quién contagia a quién, este estudio y otros anteriores dejan claro que el punto de partida no es el niño.

  • "En más de un 70% de los casos, el caso índice u originario del foco de infección del SARS-CoV-2 ha sido un adulto", destaca la Dra. Magda Campins, jefa del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología de Vall d’Hebron y también jefa del grupo de investigación en Epidemiología y Salud Pública del VHIR.