Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

El contagio con la variante delta duplica el riesgo de acabar en el hospital
iStock by Getty Images

Un análisis de miles de casos de covid que se detectaron en el Reino Unidos la primavera pasada ha permitido esclarecer algunas diferencias que está suponiendo la variante delta (la antes denominada india) para la pandemia respecto a otras previas.

La principal novedad es que resulta claramente más peligrosa en cuanto a riesgo de hospitalización.

El incremento en el número de ingresos hospitalarios que se está viendo con esta variante ya podía hacer prever este riesgo. Pero como este aumento coincidía con una fuerte subida global de los contagios, no estaba tan claro. Ahora ya sí hay cifras comparativas.

Multiplica por 2,2 el riesgo de ingreso

Esta comparativa la han hecho investigadores de la Universidad de Cambridge y de la sanidad británica en unas circunstancias muy concretas.

El estudio compara los ingresos con variante alfa y delta en Reino Unido

Miraron los contagios en abril y mayo en el Reino Unido de este 2021. Fue un momento en que la variante alfa (la británica) era mayoritaria y la delta estaba subiendo rápidamente.

En total se siguió la evolución de más de 43.000 contagiados, con qué variante se infectaban y cuántos de ellos sufrían una covid grave que exigía ingreso.

Estos datos nos interesan especialmente a nosotros, en España, puesto que también aquí hemos visto esta sustitución de la variante alfa por la delta en los últimos meses.

Hospitalizado uno de cada cincuenta

Las cifras totales del estudio pueden llevar a engaño. Del total de infectados de covid, uno de cada cincuenta ingresó en el hospital en las dos semanas siguientes.

La diferencia fue muy grande. Hubo 764 ingresos con la variante alfa y solo 196 con la variante delta. Lo que hay que tener en cuenta es que en esos momentos, solo el 20% de casos eran de la variante delta, la mayoritaria aún era la alfa.

Los investigadores tuvieran esto en cuenta, al igual que otros factores como grupos de edad, origen étnico y si estaban vacunados o no.

Ajustando todos los parámetros el resultado era claro: “Este estudio confirma otros análisis anteriores. En personas con la delta es significativamente más probable la hospitalización”, afirma el doctor Gavin Dabrera, coautor del estudio.

Las vacunas le ponen freno

Este trabajo también ha servido para constatar que las vacunas están funcionando bien, en este caso básicamente la de AstraZeneca, que es la que se ha puesto la mayoría de los británicos.

  • Solo un 1,8% de los miles de pacientes analizados tenían la pauta completa de vacunación.
  • La gran mayoría de contagiados y hospitalizados no se había vacunado: 74%.
  • Que solo habían recibido una dosis eran el 24%.

Otros estudios han ratificado la buena respuesta de las vacunas. Son especialmente interesantes los que se llevan a cabo en Israel, porque es sobre la vacuna de Pfizer, la que más se ha inoculado en España, y también allí la variante delta es mayoritaria.

Israel constata que baja la protección en los que llevan meses vacunados

Un reciente estudio, financiado por el servicio de salud israelí, sostiene que Pfizer es muy efectiva sobre todo para evitar la hospitalización y reducir el riesgo de mortalidad.

También apunta a otros riesgos. Se ha notado un significativo descenso en la protección de la vacuna en junio y julio, a medida en aquellas personas que ya hacía meses que se habían vacunado.

La necesidad de la tercera dosis

Esto ha llevado a las autoridades israelíes a autorizar y recomendar que se ponga una tercera dosis de refuerzo a toda la población vacunada en general, sin restricción de edad.

El único requisito es que ya hayan pasado cinco meses desde que recibieron la pauta completa.

No es la línea que han aprobado aún en la Unión Europea, donde muchos especialistas creen que aún es demasiado pronto. Hay que recordar que los primeros vacunados fueron las personas mayores y los enfermos con más riesgo. También es probable que fueran las personas que menos anticuerpos crearan.

  • En esos colectivossí hay consenso en poner la tercera dosis. No aún en el resto de población.

Otros estudio, además, ha constatado que las personas que pasaron la covid y se vacunaron con una dosis, tienen más protección contra la variante delta que aquellos que han recibido solo la vacuna. Por tanto, está por ver si estas personas también necesitarían dosis de refuerzo.