Por Pablo Cubí, periodista

Algunos enfermos de Covid pueden sufrir estrés postraumático
iStock by Getty Images

Aún se están analizando todos los efectos a largo plazo que puede provocar la Covid-19, especialmente en casos graves.

Un estudio estadounidense, del neurólogo Andrew Levine y el psicólogo Erin Kasea, saca a la luz las afectaciones mentales frecuentes y que se pueden deber al estrés postraumático de la experiencia de una enfermedad que puede ser mortal.

UNA "NIEBLA MENTAL" DEL PACIENTE

Los pacientes que se han recuperado de la Covid a veces sufren recurrentes dificultades de concentración o memoria, lo que se conoce como una "niebla mental". A veces también se suman dolores de cabeza, ansiedad, interrupciones del sueño o cansancio.

Algunos pacientes de Covid tienen problemas de concentración y memoria

No es extraño que estas personas acudan de nuevo al médico por miedo a que la infección les haya provocado daños cerebrales permanentes. Se ha comprobado que el coronavirus puede llegar hasta el sistema nervioso, igual que llega a otros órganos del cuerpo, como el pulmón y el corazón.

Sin embargo, estos investigadores, de la universidad UCLA (California) y de la Universidad de Chicago, tranquilizan: puede no ser algo permanente y pasa en otras enfermedades.

YA PASABA CON OTROS CORONAVIRUS

El doctor Levine ha analizado la evolución de los pacientes que han sobrevivido a otras epidemias de coronavirus, la que provoco el SARS y el MERS y ha constatado que hubo reacciones similares.

Hacemos una advertencia a los neuropsicólogos para que tenga en cuenta que los problemas emocionales y cognitivos de una persona pueden ser un estrés postraumático tras la experiencia de la Covid”, ha explicado el doctor Levine en la web de UCLA.

No se descarta que efectivamente el coronavirus pueda haber dañado de alguna manera las neuronas del paciente. Pero hay una posibilidad de que sea algo más psicológico y que se pueda revertir con un adecuado tratamiento.

POR QUÉ SE PRODUCE ESTE ESTRÉS

En el caso de la Covid-19 la razón más probable de que aparezcan estos síntomas son los tratamientos invasivos que se sufren en la UCI, la ventilación asistida y la intubación, que supone inducir al paciente al coma durante un periodo que pude ser largo.

Los pacientes viven esta experiencia con lógico temor, sobre todo los más aprensivos. “Te duermen sin saber si vas a volver a despertarte”, es una de las miedos que verbalizan estos pacientes.

La intubación supone que te duerman sin saber si despertarás

Otras veces, durante la enfermedad, la fiebre provoca delirios y el paciente sufre alucinaciones. El recuerdo de estas sensaciones terroríficas queda vivo durante la recuperación y le afecta.

TAMBIÉN LES PASA A LOS SANITARIOS

Este tipo de problemas de estrés postraumáticos no son exclusivos de los pacientes. Se están diagnosticando situaciones psicológicas similares entre el personal sanitario.

  • La sensación constante de peligro, de posibilidad de contagio
  • Las duras vivencias diarias. Las escenas de ver como uno tras otro los pacientes de la primera ola de contagios morían sin saber qué hacer.

Son situaciones que pueden dejar secuelas.

El doctor Levine también apunta que pueden darse casos de ansiedad por el mero hecho de vivir una pandemia. Son personas a las que, sin necesidad de haber enfermado, puede haber afectado el aislamiento de los familiares y amigos y el miedo al contagio.

Se están dando casos en personas mayores que han visto reducidas sus capacidades intelectuales y su memoria.

a la espera de nuevos datoS

Puede parecer contradictorio decir que un síndrome postraumático no es una mala noticia. La cuestión es si lo comparamos a la alternativa de un daño neurológico permanente.

  • Hay muchos tratamientos para este tipo de trastornos, medicación y psicoterapia.
  • Mientras que los efectos neurológicos directos de la Covid aún se están investigando.

Pero lo cierto es que aún sabemos poco. Es difícil decir qué porcentaje de pacientes tienen problemas por afectación directa del coronavirus, por secuelas del tratamiento o por problemas psiquiátricos”, admite el psicólogo Kaseda.