Por Pablo Cubí, periodista

vacunas experimentales humanos covid19

Mientras no se encuentre una cura efectiva contra la Covid-19, la única manera de protegernos es frenar el contagio del coronavirus. De ahí todas las medidas que los gobiernos mundiales están tomando en estos meses, antes de confinamiento y ahora de progresiva desescalada

Y para evitar el contagio, visto que la gran mayoría no tiene anticuerpos porque no ha pasado la enfermedad, la solución es una vacuna.

124 PROYECTOS DE VACUNA

Gran parte de la industria farmacéutica mundial y los principales laboratorios estatales están trabajando en diversos prototipos de vacuna para el coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud ha recibido 124 propuestas de investigación en diferente grado.

  • Hay diez proyectos en una fase muy avanzada y que ya están haciendo ensayos clínicos con humanos.
  • Los otros están en fase de pruebas en laboratorio o con animales. Lo que se conoce como fase preclínica.

La mayoría están basados en la proteína externa del virus”, ha explicado el investigador Julià Blanco, que trabaja en uno de estos métodos para bloquear la proteína S, la que se considera la puerta de entrada del virus a la célula.

La mayoría de vacunas son sobre la proteína externa del virus

Son diferentes aproximaciones. Todos son proyectos esperanzadores y no sería extraño que más de una idea funcione. Luego se tendrá que ver cuál de estas vacunas es la más eficaz.

CUÁLES ESTÁN MÁS AVANZADAS

Se han de probar la seguridad y que la respuesta inmune es realmente protectora. Requiere tiempo”, explica el investigador Blanco.

Hay tres proyectos de los que ya se tienen datos más concretos:

  • Universidad de Oxford, en Inglaterra. Se ha hecho un primer ensayo con éxito. Se ha ajustado la dosis y este mes se está empezando a repartir entre diez mil voluntarios.
  • Compañía Moderna, en Estados Unidos. Probó con 45 voluntarios que desarrollaron anticuerpos. Ahora están ajustando la dosis en un nuevo grupo de voluntarios más amplio.
  • Proyecto del Gobierno Chino. Tienen dos estudios en marcha. De uno ya hay resultados de 195 voluntarios. El estudio está más detallado que los otros y ya se ha publicado. Queda medio año de trabajo aún con otras pruebas.

En ningún momento de la historia se había conseguido un desarrollo de vacuna tan rápido.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los datos de momento son parciales y de ninguno se tiene toda la información.

¿QUÉ TIPO DE RESPUESTA DAN?

A los investigadores no sorprende un avance en tan pocos meses.

Es factible hacer una vacuna es tan poco tiempo. El diseño de la vacuna, desde el momento en que se tuvo las primeras secuencias del virus es relativamente fácil”, explica Blanco.

Eso no quiere decir que que la vacuna estará ya para la actual pandemia de coronavirus. No es lógico.

No saben la eficacia de la respuesta inmune de cada vacuna

Cada vacuna está dando un tipo de respuesta inmunitaria diferente:

  • Unas son los anticuerpos específicos del coronavirus.
  • Otras son las llamadas células T.

Aún no se sabe qué papel tiene cada uno de estos tipos de inmunidad para conseguir una protección más eficaz.

Por eso es bueno que haya varios proyectos en marcha que puedan compararse.

LA VACUNA TAMPOCO LO SOLUCIONA TODO

La vacuna tampoco es la solución a todos nuestros problemas. Tendemos a pensar que nos protege al 100% y no es así.

No se ha de esperar que necesariamente encontremos una bala mágica que controle indefinidamente este coronavirus”, ha escrito el doctor Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona.

La vacuna puede tener una protección parcial o durar poco

Solo hay que recordar lo que pasa con la vacuna de la gripe: el nivel de protección es del 30 al 60%, dependiendo de la variante del virus. Y se ha de repetir cada año.

Con todo, si se consigue podrá reducir el número de infecciones y el riesgo de los casos graves.

¿VAN A SER EFICACES ESTAS VACUNAS?

La vacuna la tendremos seguro porque no parece un virus difícil, explica el investigador Blanco.

Sin embargo, cree que necesitamos dos fases:

  • Una vacuna de urgencia, lo antes posible, aunque no sea la mejor de todas. No puede serlo porque no tenemos aún toda la información sobre esta enfermedad.
  • Una segunda fase con una vacuna que nos pueda proteger contra otras variantes de coronavirus que puedan aparecer.

El doctor Trilla es más precavido: “No será fácil obtener una vacuna para este coronavirus”. Y recuerda que:

  • Para ninguno de sus predecesores que provocaron epidemias (el SARS y el MERS) se acabó de desarrollar la vacuna.

Aunque fue porque al no expandirse mucho no hubo interés en seguir investigando.

  • Tampoco hay vacuna contra los otros coronavirusque producen resfriados comunes.
  • Y no hay que olvidar que la inmunidad que producen estos resfriados es muy limitada en el tiempo.

el riesgo de los antivacunas

Por último, no hay que descartar el peso del segmento de población antivacunas, que pueden entorpecer la estrategia una vez se consiga.

Ya han hecho correr que las vacunas de la gripe puedan haber perjudicado a los enfermos de Covid-19. Una afirmación que no están refrendadas por ninguna base.

No hay evidencia de que la vacuna de la gripe afecte a la Covid-19

Son sospechas que se han creado porque los más afectados han sido los mayores, que es uno de los grupos de población a los que se les recomienda vacunarse de la gripe.

  • No hay ningún elemento que lleve a pensar relación alguna entre la vacuna de la gripe y el coronavirus. Ni a favor ni en contra.

Es lo que llamamos asociaciones psicológicas”, ha explicado el doctor Fernando Simón, coordinador de alertas sanitarias. No hay evidencias científicas que las sustenten.

Tags relacionados