Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

Las chicas viven la pandemia con más inquietud que los chicos
iStock by Getty Images

Los jóvenes entre 15 y 16 años no se sienten tan despreocupados por la Covid como podría pensarse, al no ser un grupo de riesgo.

Al contrario. La pandemia ha sido un motivo de preocupación entre buena parte de este colectivo, que no suele compartir fácilmente con sus padres sus miedos.

Es especialmente significativo en el caso de las chicas, que están viviendo la situación con más agobio y una mayor sensación de desánimo que la de sus compañeros masculinos.

Ellas ven el futuro más pesimista

Lo atestigua un amplio estudio elaborado entre alumnos de cuarto de la ESO por la Diputación de Barcelona. De los cerca de dos mil estudiantes encuestados respecto a la pandemia, se observa que hay notables diferencias.

Respecto a la manera de afrontar la pandemia destaca que:

  • El 55,5% de chicos aseguran tener un “ánimo positivo”. Entre las chicas solo un 38,3%.
  • Su opinión sobre el futuro, un 65,2% de las chicas asegura que están más preocupadas que antes de la pandemia. Entre los chicos, menos de la mitad, el 47,5%, ve con más temor la situación.

También en el temor que provoca el coronavirus se refleja esta diferencia:

  • En general, preocupa la posibilidad de contagiarse y estos jóvenes no se toman a broma los riesgos.
  • Pero si concretamos, ellas dicen que tiene miedo en un 66,5%, frente al 55,2% de ellos.

Las chicas han sufrido más estrés

El impacto psicológico de lo vivido hasta ahora refleja nuevamente una significativa diferencia de género.

  • Las chicas aseguran haber vivido mal el confinamiento estricto de la primera ola.

Un 42,2% dice que ahora tiene más ansiedad y que en aquellos primeros meses casi la mitad (un 47,5%) estaban estresadas la mayor parte del tiempo.

Por el contrario, solo uno de cada cuatro chicos dijo haberse sentido estresado en la primera ola y hoy solo el 22,6% reconoce más ansiedad que antes de la aparición del coronavirus.

En la misma línea, ante la pregunta de si se han podido adaptar bien a los cambios que ha supuesto la pandemia, ellos dicen que sí en un 57,6% y ellas solo en un 41,7%.

Y sobre cómo verían un nuevo confinamiento, para más del 58% de ellas sería “muy estresante” y solo para un 38,6% de los chicos.

Ellas son más cumplidoras de las normas

También en el cumplimiento de las normas se nota esta percepción diferente de la situación:

  • El 96,2% de las chicas usa casi siempre la mascarilla. Entre ellos el porcentaje baja al 89,6%.
  • Entre ambos grupos sí hay bastante consenso en cuanto a la confianza en las autoridades sanitarias: el 76,3%.

El estudio concluye con un mensaje positivo: se observa mayor capacidad de adaptación de la esperada entre los jóvenes de esta edad, aunque también hay “un impacto anímico que no se puede ignorar”.

Los adolescentes también sufren un exceso de información

También se apunta que se percibe entre los jóvenes un grado de saturación informativa importante. Se corre el peligro de que ya no atiendan bien a nuevos consejos por cansancio y hastío.

Más consultas a los psicólogos

La pandemia ha hecho que centráramos la preocupación en los mayores como grupo más vulnerable, y después en los más pequeños. Es ahora que poco a poco se ve las consecuencias entre los jóvenes.

Otros estudios confirman y amplían este hecho. Por seguir en el grupo concreto de jóvenes barceloneses, un análisis de la red Konsulta’m, destinada a ayuda psicológica de 12 a 22 años, señala que pasaron de menos de 200 llamadas en 2019 a 448 consultas en el año 2020.

  • De todas las llamadas, el 58% eran chicas. El 40% tenían entre 15 y 17 años y el 42%, de 18 a 22 años.

Otro informe, sobre tendencias entre jóvenes, llevado a cabo por ESIC, en la comunidad aragonesa, dice que el 57% ve con pesimismo la situación cuando acabe los estudios.

En general, están bien de salud

Pese a la difícil situación, el estrés, si abrimos más el foco de la salud y no lo limitamos al psicológico, la situación es mucho mejor.

Así lo atestigua otra encuesta entre adolescentes de 12 a 18 años, llevada a cabo por los pediatras españoles. A nivel global, puntuando del 1 al 10, este grupo de población califica su salud mayoritariamente por encima del 7.

Aquí también se confirma que ellos ven la situación más optimista: un 80% de chicos ven su salud muy buena, frente al 68% de ellas.