Por Pablo Cubí, periodista

motivos comunidades usar mascarilla

El uso de la mascarilla obligatoria en todo momento cuando estemos en la calle ha estado una medida polémica y sorprendente.

Polémica, porque la Organización Mundial de la Salud no lo exige ni la mayoría de países la aplican.

Sorprendente porque no parece lógico llevarla si estamos solos o hay suficiente distancia.

  • Cataluña la empezó a aplicar. Luego se apuntó Baleares, Extremadura y el País Vasco.
  • Esta semana anuncian la medida Asturias, Andalucía, Aragón, Cantabria, Navarra, La Rioja y Murcia.

Hay razones de peso que han obligado a las autoridades a pensar que es mejor actuar con esta contundencia.

1 HAY MÁS CORONAVIRUS DEL QUE PARECE

Hay de nuevo la tan temida transmisión comunitaria. Y no es solo en Lérida o Huesca, relacionada con los temporeros.

Hay contagios en las calles de l'Hospitalet de Llobregat, en el núcleo urbano de Barcelona, un brote importante en Badajoz.

Está más difundido de lo que indican los brotes

El virus está más difundido en el territorio de lo que los brotes puedan indicar”, ha advertido el doctor Fernando Simón, responsable de alertas sanitarias del Gobierno español.

Las autoridades esperaban brotes. Lo que les ha sorprendido es que son más, más rápido y más diseminados de lo esperado.

2 AYUDA A RECORDAR QUE HAY PANDEMIA

A las autoridades les preocupa la relajación general que ha habido. No es que desobedezcamos, sino que nos imitamos unos a otros.

  • Si ves a gente paseando sin mascarilla, no piensas en la tuya.

La idea, como apuntó Alba Vergés, la consejera de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, es “que se salga de casa llevando ya la mascarilla”, como llevas las llaves o la cartera.

Las distracciones son frecuentes. Hay aún la costumbre de quitársela para hablar, que es justamente cuando más contagias.

Un experimento en Holanda demostró que si el suelo está sucio, un tercio más de transeúntes tiran papeles al suelo. Con la mascarilla es igual. Actuamos imitando a los otros.

3 HAY MÁS IRRESPONSABLES

La lista de ejemplos en los que se ha destacado conductas irresponsables se multiplica:

  • En Mallorca, en dos de sus principales centros turísticos, Magaluf y la playa de Palma, grupos de jóvenes extranjeros provocaron altercados, sin respetar distancia ni llevar mascarilla.
  • El domingo en Cádiz, cerca de 2.000 personas celebraron el posible ascenso de su equipo de fútbol, apelotonándose frente al estadio. Cantaban y gritaban, y una parte importante sin mascarilla.

No es necesario juntar a tantos para celebrar un ascenso. Hay que hacerlo de otra manera. Lo puedes celebrar solo con diez amigos”, les ha echado en cara el doctor Simón.

No es necesario agrupaciones masivas para celebrar

  • La “no celebración” de los sanfermines, en Navarra, inició un brote de contagios que se ha extendido. Pese a que se prohíben las fiestas populares, algunos se niegan a dejarlas.

No es para siempre, hablamos de dejar de celebrar un año”, recalca el doctor Simón.

4 LA MULTA FRENA A LOS JÓVENES

Las autoridades sanitarias intentan no señalar a un colectivo en concreto si es posible.

Sin embargo, hay datos claros de que una parte significativa de la población joven es en la que más está extendiendo ahora el coronavirus.

Los policías municipales dan informes de que en este grupo, que tan bien se portó en el confinamiento, han decaído mucho las medidas de prevención.

Obligar siempre y en todo lugar a la mascarilla y la amenaza de sanciones económicas (puede ser multa de cien euros) dará herramientas a la policía para hacer algún correctivo entre las actitudes de estos grupos.

Tras el fin del estado de alarma, parece que el coronavirus ya no vaya con ellos.

No se trata de que no se diviertan. Se pueden divertir de otra manera:

  • Divertirse siendo más conscientes de que son armas peligrosas para sus mayores.

La nueva normalidad no es volver a lo de siempre”, ha explicado el doctor Simón.

  • Hacer fiestas en grupos más pequeños.
  • No ir cambiando de grupo. Reunirse en lo posible solo con los amigos más íntimos.

5 SIRVE DE CONCIENCIACIÓN

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha dejado claro que apoya a las Comunidades Autónomas en las medidas que se están tomando.

Si es necesario obligar a las mascarillas aunque haya distancia física, es una medida bienvenida.

Todo para tener medios con los que frenar al coronavirus.

Es cierto que la OMS no ve en la mascarilla un medio necesario de frenar la Covid-19 si hay suficiente distancia. Incluso cree que la mascarilla da una falsa sensación de seguridad.

Esto no es volver a la normalidad, es volver a la no normalidad

En España, el doctor Simón ha asegurado que confía en la responsabilidad de la gente. Pero “si la gente no asume esta responsabilidad, la mascarilla es una manera de control”.

No, no se ha acabado la pesadilla.

Esto no es volver a la normalidad, es volver a la no normalidad”, concluye el doctor Simón.

  • Si llevamos la mascarilla hasta en el lavabo, quizá lo entendamos al fin.

Así que, si te levantas de la playa o de la mesa del bar, y vas al baño, es obligado llevar la mascarilla.

Tags relacionados