Por Soledad López, periodista especializada en salud

como ir a comprar desconfinamiento

Previamente al estado de alarma, salir a comprar ropa no requería más preparativos que lanzarse a la calle, entrar en una tienda, fisgonear entre las prendas expuestas y probarte todo lo que quisieras.

No importaba que la tienda contara solo con 30 m2 y hubiera otras 30 personas dentro.

O que tuvieras que esperar a medio metro de otra clienta, con actitud más insistente que paciente, a que acabara de ver (y toquetear) el perchero de los vestidos largos para ir tú detrás y hacer lo mismo.

tiendas de menos de 400 m2

Todo eso se ha acabado. La desescalada programada por el gobierno permite a las tiendas de menos de 400 m2 (que tengan salida a la calle y no estén en centros comerciales) abrir con cita previa si están en la fase 0.

  • En aquellas zona que hayan pasado a la fase 1 ya se podrá acceder a los establecimientos sin cita previa.

Además, se exigen una serie de medidas de seguridad e higiene para evitar contagios que cambiará totalmente la experiencia de comprar. Al menos por un tiempo.

  • La compra de ropa será seguramente un acto más planificado y, posiblemente, menos placentero para algunos.
  • Pese a ello, los comerciantes ven con optimismo esta apertura después de semanas de cierre y se han preparado para ello.

Carolina Guilló, gerente de la Asociación del Paseo de Gracia, explica que han enviado a todos sus asociados un listado de consejos a poner en práctica para cumplir con la normativa del gobierno. "Los comercios de esta zona superan los 400 m2 y la mayoría abrirán a partir del 11. Estamos preparados y esperamos una buena afluencia del público local a la espera de clientes del resto de España cuando podamos ir de una provincia a otra o turistas en un futuro. Poco a poco esperamos que todo vuelva a esa nueva normalidad de la que tanto se habla".

Pero mientras esa normalidad, o nueva normalidad, no llega vamos a observar bastantes cambios a la hora de ir de compras.

comprar sin codazos

  • Igual que las peluquerías y otros establecimientos, el aforo no debe superar el 30%. Por tanto, se acabó esa imagen de tienda abarrotada un sábado por la tarde.
  • Conforme vayamos avanzando de fase, supuestamente el aforo aumentará. Pero de momento, si está completo, habrá que hacer cola fuera de la tienda guardando la distancia de 2 metros de seguridad como en el supermercado.

dependientes con mascarilla

  • La normativa recomienda un dependiente por cliente dentro de la tienda para que no te tengas que esperar y deberán ir protegidos con mascarillas preferiblemente FFP2.
  • Al cliente también se le facilitará mascarilla, aunque lo lógico y aconsejable es que la traigas de casa. No es obligatorio su uso dentro de una tienda, pero siendo un recinto cerrado es de sentido común llevarla.

Tocar la ropa... con guantes

  • Al que le gusta la ropa, sabe bien lo que se disfruta fisgoneando entre colgadores o tocando la textura de una prenda. Pues bien, para que puedas seguir haciéndolo el establecimiento facilitará guantes. Se aconseja hacerlo incluso aunque el cliente lleve los suyos.
  • También habrá a tu disposición gel hidroalcohólico.
  • Por supuesto, los dependientes también llevarán guantes.

qué pasa con los probadores

  • Deberán desinfectarse entre cliente y cliente, por tanto puedes estar tranquilo. En este sentido, es mucho mejor la opción de las puertas que las cortinas para una correcta desinfección, aunque también hay sistemas para desinfectar textil.
  • No se permitirá entrar más de una persona en ellos y se habla también de usarlos de forma alterna (dejar un probador vacío entre uno y otro). Obviamente, esto dependerá de cada tienda y de la cantidad de probadores de los que disponga.

Limpieza exhaustiva

  • Los locales deberán desinfectarse de forma general dos o tres veces al día. Eso quiere decir limpiar mostradores, estanterías, espejos, sillas... aparte de los probadores. En definitiva, todo el mobiliario que forma parte de una tienda y que es susceptible de ser tocado por los clientes.

se desinfectarán las prendas

  • Seguramente está es la prueba de fuego para muchas tiendas porque el consejo es que, cada vez que un cliente se pruebe una prenda, esta se desinfecte con ozono mediante una vaporeta, o bien se espere 48 horas hasta que otro cliente se la vuelva a probar.
  • Esto puede afectar a la cantidad de ropa que tendrá la tienda disponible para que los clientes se la puedan probar. "Es todo tan nuevo que vamos a ver que ocurre", asegura Carolina Guilló.

Distancia de seguridad, siempre

  • Este consejo, junto con el lavado de manos y la mascarilla es el ABC para evitar contagios por coronavirus.
  • Por tanto, en la medida de lo posible tendrá que guardarse esa distancia de 2 metros con el dependiente y en la caja de cobro se prevén soluciones como la instalación de mamparas.
  • Y un último consejo: A la hora de pagar, mejor con tarjeta, así no circulan billetes tocados por muchas manos.

Tags relacionados