Asesorado por el doctor Daniele de Luca, de la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatos del hospital Béclère, de París 

Por Pablo Cubí, periodista

pimer feto infectado coronavirus

La transmisión del coronavirus de una embarazada al feto parecía médicamente posible, aunque no había certezas.

Los casos descritos apuntaban a la posibilidad de que el niño se podía haber contagiado durante el parto o en las primeras horas.

Ahora ya se ha confirmado. Un hospital de París ha podido constatar que el pequeño, nacido por cesárea de una madre con Covid-19, también daba positivo en los análisis nada más nacer.

Un hospital de París confirma un contagio por la placenta

Todos los análisis de la madre y el hijo con test PCR, el más fiable, confirmaron el contagio. Además, el coronavirus también se encontró en la placenta. El caso se ha presentado en la revista Nature Communications.

NO HAY QUE ALARMARSE

Ante todo hay que transmitir un mensaje de tranquilidad a las mujeres embarazadas. Estamos ante situaciones muy muy raras”, recalca el doctor Daniele de Luca, de la UCI de neonatos del hospital Béclère de París y primer autor del artículo.

Esta noticia hay que verla por lo que tiene de positiva en dos aspectos:

  • Este es un punto ya aclarado: sabemos que el coronavirus se transmite verticalmente al niño. Ya no son solo sospechas”, recalca el doctor.

Desde un punto de vista médico, se puede actuar mejor cuando se trabaja con certezas y no suposiciones.

Hay que hacer un test a todos los niños de madre con Covid-19

A los recién nacidos de madre con coronavirus, hay que hacerles un test.

  • Cuando pasa, el recién nacido parece recuperarse bien sin grandes problemas.

En nuestro caso, al pequeño no se le tuvo que dar ningún tratamiento. Evolucionó bien solo”, explica el doctor de Luca.

¿ES NECESARIO TRATAR EL BEBÉ?

En la literatura científica, sí hay descripción de casos puntuales de recién nacidos que desarrollaron la Covid-19 y que sí han sido tratados.

  • Se administraron antivirales (remdesivir) y esteroides (cortisona).

Han sido casos muy esporádicos. Los pequeños que desarrollaron complicaciones más graves son una minoría.

La forma adecuada en que se ha de tratar al pequeño aún está en debate.

Hay que testarlo, hay que asegurarse de si tiene o no el coronavirus, pero al 99% no les va a pasar nada”, tranquiliza el doctor.

¿QUÉ HAGO SI COJO LA COVID EMBARAZADA?

El embarazo ya es de por sí una etapa de la vida en la que los médicos recomiendan más precauciones.

  • Por ejemplo, vacunarse contra la gripe para evitar precisamente riesgos innecesarios.
  • Mientras no haya vacuna contra este coronavirus, extremar las medidas de protección es primordial: distancia, higiene, mascarilla.

Y si, pese a todo te contagias,no angustiarse y no intentar adelantar el parto.

En ninguna circunstancia se ha de avanzar el parto o la cesaréa si una mujer se contagia”, advierte el doctor De Luca.

En el 99% de casos el contagio no tiene consecuencias

Corres el riesgo de complicaciones por un nacimiento prematuro y la cesárea y no supone ninguna ventaja.

Mucho más riesgo que la remota posibilidad de que el pequeño sufra problemas graves por la Covid-19.

EL CORONAVIRUS PASA A LA PLACENTA

En el estudio que han presentado, los médicos firmantes han constatado que la presencia del coronavirus era mayor en la placenta que en el líquido amniótico o en la sangre, tanto de la madre como del bebé.

Lo que hemos constatado es que la transmisión al feto es posible a través de la placenta en las últimas semanas de embarazo”, explica el doctor De Luca.

No ha sido un descubrimiento sorprendente. Ya se había detectado el coronavirus en varios órganos del cuerpo de los enfermos.

Era esperable que también pudiera estar en la placenta. Si no se había confirmado antes, era porque en medio de la pandemia, no era fácil analizar muestras completas de madre, de placenta e hijo.

El pequeño se mostró irritado y sin ganas de comer a partir del tercer día. Una resonancia magnética detectó inflamación en áreas cerebrales.

Sin embargo, después de unas semanas, se normalizó y desaparecieron los síntomas.

Tags relacionados