Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

España apoya un pasaporte europeo de vacunación que permita el turismo
iStock by Getty Images

Las vacunas pueden conseguir inmunidad frente al coronavirus. Esto puede abrir la vía a una mayor libertad de movimientos. Posibilidad de viajar o de acceder a actos masivos similares a los de antes de la pandemia.

La manera de saber si se tiene o no esta inmunidad es con algún tipo de documento, un pasaporte de vacunación.

La solución es sencilla. La puesta en práctica no lo es tanto. El debate ético y legal sobre este pasaporte que permita más movilidad se inició hace meses, con la primera ola de la pandemia.

ESPAÑA APOYA EL PASAPORTE DE VACUNACIÓN europeo

Una muestra de lo difícil que es la medida es el debate interno que ya se creó en España cuando la Comunidad de Madrid anunció que pondría en marcha una “cartilla de Covid” para quien haya pasado la enfermedad con el fin de que suavizar los confinamientos.

  • Luego tuvo que matizarse este uso antes de su aprobación en diciembre.

Con la estrategia de vacunación ya en marcha, la posición del Gobierno de España es más flexible y muestra su apoyo a algún tipo de certificado de vacunación, sobre todo para poder viajar entre países.

La UE debate un posible certificado para viajar entre países

Es un debate que se está llevando a cabo dentro de la Unión Europea y hay opiniones dispares.

  • Francia se ha mostrado reticente y Grecia a favor, por poner dos ejemplos.
  • Fuera ya de la UE, el Reino Unido también se ha mostrado contrario a implementar un certificado así.

La ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha dado públicamente el apoyo de España al pasaporte Covid.

"Podría contribuir a restaurar la movilidad a nivel europeo", ha dicho la ministra.

¿POR QUÉ SANIDAD PONE MATICES?

El doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha admitido que la propuesta “no es nueva ni descabellada”, aunque se ha mostrado más cauto.

Ha recordado que ya existen certificados de vacunación, por ejemplo, para la fiebre amarilla. Un certificado obligado para viajar a ciertos países.

Pero este caso es diferente, puesto que se aplica “a vacunas nuevas a las que todavía no ha tenido acceso toda la población", ha indicado.

Eso puede dar pie a situaciones de discriminación flagrantes, pues no es la voluntad de la persona la que le impide viajar, sino la falta de medios que le ofrece el Estado.

Tampoco hay aún un consenso establecido sobre cuánto dura la inmunidad de la vacuna, por lo que el pasaporte también plantea dudas sobre su tiempo de vigencia.

Por todo ello, "hay que valorar con mucho cuidado todo el proceso y llegar a decisiones consensuadas basadas en la evidencia científica", ha añadido el doctor Simón.

EL PASAPORTE VERDE ISRAELÍ

La situación de Israel es bastante diferente. En este pequeño país, el porcentaje de población vacunada es muy alto y prácticamente todo el que ha querido vacunarse lo ha podido hacer.

El Gobierno israelí ya tiene avanzado un programa del llamado “pasaporte verde” a los vacunados para incentivar el turismo interno e internacional.

Varios países europeos ya avalan el "pasaporte verde" israelí

Este pasaporte consiste en una página web en la que, tras registrarte, te da un código QR. Presentándolo dará la posibilidad de poder comprar entradas en cines, entrar en locales nocturnos y viajar sin tener que aislarse al regresar.

Chipre es el primer país que ya ha anunciado que aceptará los israelíes con el pasaporte verde. Grecia, Rumania, Croacia, Malta, Jordania o las islas Seychelles también se espera que se sumen al acuerdo.

  • ¿Quién recibe este pasaporte? En principio, cualquier persona que se haya recuperado de la enfermedad y los vacunados.
  • ¿Qué vigencia tendrá? No está confirmado. Se estima que no se fijará caducidad para los vacunados y para los que ha pasado la Covid sea de entre seis y doce meses.
  • ¿Cómo se evita el debate legal? El tema más espinoso es no dejar entrar en locales a aquellos que no acepten vacunarse. La propuesta que se plantea es que se les dé otras vías para evitar la discriminación. Por ejemplo, acreditar que no están contagiados mediante un test.