Pablo Cubí
Pablo Cubí del Amo

Periodista

España extiende la vacunación de la tercera dosis en residencias
iStock by Getty Images

Trece comunidades autónomas han iniciado la tercera dosis de la vacuna contra la covid en residencias. Y cinco más están ultimando el plan de vacunación.

Las autoridades sanitarias insisten en que es una dosis adicional, no una dosis de refuerzo. El matiz es importante.

  • La dosis adicional se da a aquellas personas que la pauta no logró la protección deseada. Por tanto, no se considera que tuviera todavía la pauta completa.
  • La dosis de refuerzo o de recordatorio se pone cuando se cree que ha bajado de manera natural la inmunidad. Podría abarcar a toda la población ya vacunada, no se considera de momento necesario.

A quién se pone la tercera dosis

El acuerdo al que llegaron el Ministerio de Sanidad y los gobiernos autonómicos es vacunar a los cerca de 300.000 mayores en residencias en España a partir del 4 de octubre.

Muchos de ellos ya han adelantado la fecha, ante la disponibilidad amplia de vacunas y el riesgo de que pudieran caducar por falta de demanda entre los aún no vacunados.

Se empieza en residencias por su perfil de "fragilidad y entornos cerrados"

Se les administra a todos Pfizer o Moderna. Este grupo de residencias, el que sufrió más el golpe de la pandemia, se ha sumado a los otros grupos ya aprobados:

  • Pacientes en tratamiento de cáncer, con hemodiálisis o diálisis peritoneal.
  • Pacientes en tratamiento inmunosupresor por trasplante.
  • Mayores de 40 años con síndrome de Down.

El Consejo Interterritorial, que reúne al Gobierno con las consejerías de sanidad autonómicas para acordar las medidas, tiene pendiente debatir otros posibles grupos.

En principio, el más urgente eran las personas de residencias, dado su perfil de “fragilidad, pluripatología y entornos cerrados”, como ha explicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Sin embargo, ya se está acordando extender la tercera dosis a todos los mayores tal como recomiendan la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Qué hace el resto de Europa

La EMA no se ha pronunciado aún sobre si conviene una vacunación recordatorio general. Cada país de momento va por su cuenta.

En el Reino Unido ya se ha anunciado que vacunará primero a los mayores de 70 años y que luego se ofrecerá la tercera dosis a todos los mayores de 50 años, así como a los trabajadores sanitarios y empleados de residencias.

La ministra Darias ha recalcado que en España los trabajadores de residencias no estaban de momento contemplados en este plan de vacunación.

El consejo de salud en Francia recomendó a final de agosto que se revacunara a los mayores de 60 años. De momento, el gobierno francés sigue la línea de España y solo vacuna en residencias.

Hungría es el único país de la Unión Europea que ha abierto directamente la opción de una vacunación general con la tercera dosis.

La decisión de Israel

Fuera de la UE, Estados Unidos también ha aprobado la tercera dosis a los mayores de 65 años, y a todo el personal “especialmente expuesto”, en referencia al sanitario sobre todo, y que deja abierto a otros colectivos.

Israel es un caso especial. Es el país que primero logró una vacunación masiva de su población y el primero que aprobó la tercera dosis general de la población, sin importar la edad.

La decisión estaba basada en un estudio israelí que señalaba un aumento de los contagios muy significativo entre vacunados. Se atribuyó a la bajada de las niveles de anticuerpos.

El aumento de casos entre vacunados en Israel puede ser por la variante delta

Desde los primeros meses de pandemia, se confirmó que el nivel de anticuerpos baja con el tiempo. Eso no quiere decir que se pierda la inmunidad, al menos no de manera completa.

El estudio de Israel coincidió con la llegada de la variante delta al país, y pudo ser esa la razón de que aumentaran los contagios”, ha explicado el doctor Daniel Prieto-Alhambra, catedrático de farmacoepidemiología en Oxford.

Este especialista ha anunciado a la emisora Rac1 que los estudios más extensos posteriores que se han hecho sobre la duración de las vacunas apuntan todo lo contrario: “No parece que aún sea necesaria una tercera dosis”.

La ética de poner más dosis

Entre esos otros análisis, hay un estudio estadounidense, publicado este mes por la prestigiosa revista The Lancet, que apunta que no solo no es necesaria la tercera dosis para la población general, sino que puede aumentar los casos de problemas cardiacos.

Además, se planea un problema ético con el tema de la tercera vacuna general. Los países ricos, que ya han acaparado gran parte de las dosis disponibles en los primeros meses, buscan un refuerzo, mientras buena parte del mundo sigue sin haber recibido ni una dosis.

La Organización Mundial de la Salud hizo públicamente un llamamiento a los países desarrollados para que no iniciaran una tercera vacunación y donarán vacunas a los países pobres.

La pandemia seguirá siendo una amenaza para todos mientras no se consiga un grado de vacunación mundial alto, también en estos países pobres, que frene el riesgo de transmisión nuevas mutaciones del virus.

La OMS solo ha dado el visto bueno a la tercera dosis en los casos de vacunas adicionales para completar la pauta de los inmunodeprimidos, como hace España.

La Agencia Europea del Medicamento ha dicho que se pronunciará sobre la dosis de refuerzo"a principios de octubre".