Por Pablo Cubí, periodista

rastreadores ejercito

El rastreo de los contactos de un caso de coronavirus es fundamental para tener bajo control los brotes. Y la falta de rastreadores ha sido uno de los debates más recurrentes estos meses.

En las zonas con más población, como Madrid o Cataluña, es donde más se ha avivado la polémica.

Las administraciones autonómicas han puesto medios para aumentar el número de rastreadores estas semanas.

La duda es si son suficientes dada la velocidad de propagación actual. A lo que se suma que el regreso al colegio y el trabajo puede complicar más la situación.

Por eso el Gobierno ha dado un paso y ha ofrecido 2.000 rastreadores entrenados por el ejército y que forman parte de las fuerzas armadas.

¿POR QUÉ ES UNA AYUDA POLÉMICA?

Una propuesta que en otras partes podría ser lógica y bien aceptada, en España no está exenta de polémica.

  • Comunidades con fuertes incrementos de contagios son también las que tienen administraciones nacionalistas más reacias a que el ejercito intervenga: País Vasco y Cataluña.

Varias comunidades ya han recibido bien la oferta del Gobierno

  • Para cualquier gobierno autonómico también puede verse como una humillación tener que recurrir a ayuda “externa”.

No obstante, la respuesta en general ha sido positiva. Cinco comunidades han visto bien la ayuda y dos más han dicho que la estudiarán, incluida Cataluña.

SERÁ UNA “AYUDA NEUTRAL”

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha querido borrar cualquier suspicacia. "No tiene ningún tipo de connotación política, se hace des de la más exquisita profesionalidad y neutralidad", ha explicado.

También ha recordado que “Las fuerzas armadas están para las situaciones de graves riesgos, cuando hay un incendio o una inundación”.

El objetivo es que las administraciones locales acudan a ellos. “Con esta filosofía vamos a trabajar ahora". Igual que ofrecieron hospitales de campaña en el pico de la pandemia. Robles ha destacado que estos rastreadores están listos y pueden colaborar “inmediatamente.

"Esta ayuda se debe entender como una colaboración"

En ningún caso supone hacer de menos la labor de las comunidades autónomas”, ha insistido No se puede entender como una competición entre administraciones, sino como una colaboración.

En esta misma línea, el Gobierno ha ofrecido a los gobiernos autonómicos declarar el estado de alarma para proponer normas más rápido y no depender de una aprobación judicial.

¿POR QUÉ EL EJÉRCITO TIENE RASTREADORES?

No debe sorprender que el ejército haya entrenado a parte de sus fuerzas para ejercer de rastreadores.

Los ejércitos necesitan todo tipo de infraestructuras para moverse y desplegarse en territorios, y la fuerza médica es fundamental.

  • Por eso tienen equipos de hospitalización, de primeros auxilios y también de epidemiología.

Tenemos varias misiones en el extranjero y es importante que contemos con rastreadores”, ha explicado la ministra Robles.

Cada país tiene unas condiciones epidemiológicas diferentes y los riesgos de contagio de la tropa en esas zonas también pueden requerir de control.

¿Por qué no se ha ofrecido antes?

La ministra no ha querido entrar en los motivos por qué se ofrecen ahora y no antes.

Algunas comunidades, Madrid, por ejemplo, han afeado que no se hiciera cuando empezaban a subir los contagios.

"Ninguna comunidad lo solicitó pese al anuncio del ejército"

En la lucha contra el virus tenemos que estar todos juntos”, ha insistido Robles.

Ninguna comunidad nos hizo ninguna petición antes, pese a que yo ya anuncié que estábamos formando rastreadores militares porque son importantes para las fuerzas armadas”.

En todo caso, es obvio que hace unas semanas la situación no se veía tan crítica y con el inicio del curso escolar delante.

CÓMO SE VA A HACER EL RASTREO

El rastreo requiere una parte de detective y otra de persuasión y psicología.

Alguna gente es muy sensible a su privacidad. No le gusta que le supervisen o que intenten saber con quién ha estado y a quién ha visto.

Saber a quién ha podido contagiar si has dado positivo se ha demostrado eficaz en el control.

Así en julio se pudo delimitar rápidamente brotes de contagio. Se detectó positivos en gente asintomática, que de otro modo habrían pasado desapercibidos, y se evitó que contagiaran.

"Las personas que realizan el rastreo se mueven en los márgenes de respeto de la privacidad y con empatía”, ha explicado la ministra. “Ser rastreador no es fácil".

Tags relacionados