Por Pablo Cubí, periodista

bajan los contagios y España sale de la situación grave
iStock by Getty Images

Necesitamos buenas noticias. Lo confirman los psicólogos y sociólogos. Llevamos mucho tiempo tensionados y en un túnel que parece no tener fin.

Por eso son importantes las cifras que ha dado esta semana el Ministerio de Sanidad. Los esfuerzos que hacemos todos tienen recompensa.

  • España tiene una incidencia acumulada de 252 casos por cada cien mil habitantes.

La tercera ola de la pandemia está ya claramente en una fase de estabilización y descenso.

Como recordarás, los 250 casos de coronavirus es la cifra que marca el inicio del nivel de riesgo extremo.

ONCE COMUNIDADES EN BUEN CAMINO

Ahora ya hay once comunidades autónomas por debajo de esos 250 casos: Cantabria, Castila-La Mancha, Extremadura, Galicia, Cataluña, Murcia, Navarra, Valencia, La Rioja y las islas Baleares y Canarias.

  • España tiene un descenso muy muy rápido”, ha apuntado el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Es una señal para sentirnos satisfechos, puesto que en muchos países de nuestro entorno no se está produciendo a igual velocidad.

Sí pasa en Portugal, que también baja muy rápido, mientras que otros países van más lentos o se ha estabilizado y no desciende”, ha añadido el doctor.

"Mucho cuidado con las desescalada, ya nos pasó en verano", recalca el doctor Simón

Además, si miramos la incidencia acumulada en España a siete días, que marca la tendencia inmediata, confirma que este descenso continuará los próximos días.

POR QUÉ NO HAY QUE RELAJARSE AÚN

Estas buenas previsiones han sido la señal de algunos gobiernos autonómicos para relajar medidas. Es el caso de Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares o Cantabria.

También relajan puntualmente Aragón o la Comunidad de Madrid, al estar en fase descendente, pese a que sus niveles de contagio son aún muy altos.

El doctor Simón ha recordado el peligro de rebajar medidas demasiado pronto. “Mucho cuidado con la desescalada, porque la tendencia puede girar muy rápidamente. Ya nos pasó en verano y volvió a pasar en Navidad”.

El riesgo es muy evidente. Por poner dos ejemplos en los dos extremos de la Península:

  • En Cataluña la curva se ha estancado y hay riego de que empiece a subir de nuevo.
  • En Galicia, pese a las mejores cifras, en su principal ciudad, La Coruña, la incidencia es aún de 500 casos.

¿ES INEVITABLE LA CUARTA OLA?

El riesgo de una cuarta ola, sin habernos recuperado de la tercera es especialmente preocupante.

Las UCI siguen muy llenas, los hospitales no se han destensado lo suficiente. Otra subida de casos se encontraría una situación muy complicada.

  • La Covid copa más del 33% de las UCI de media. En Madrid, Cataluña o Castilla y León superan el 40%.
  • La ocupación hospitalaria está en el 12% solo para esta enfermedad. “Se vuelve a subir sería un grave revés para nuestro sistema asistencial”, ha advertido el coordinador de alertas.

No podemos relajarnos aún y en todo caso que se relajen unas medidas no quiere decir que relajemos las otras”, ha añadido.

Al contrario, se han de extremar la distancia, mascarilla y evitar en lo posible relaciones fuera del círculo habitual.

La pregunta no es si la habrá cuarta ola, sino cómo va a ser

¿Es evitable una cuarta ola? Sanidad lo considera posible. “La pregunta no es si la habrá, sino cómo va a ser”, ha puntualizado el doctor Simón.

Una subida leve y espaciada en el tiempo, que no tensione el sistema hospitalario, puede ser asumible y esperable en cuanto se relajen más las medidas de movilidad.

CÓMO INFLUYEN LAS VACUNAS AHORA

Las vacunas son la otra variante que ahora juega a nuestro favor. Como bien se muestra en Israel o el Reino Unido, con porcentajes ya significativos de vacunados, han conseguido frenar los contagios.

En nuestro país, ya se ha constatado con los mayores de las residencias. El porcentaje de hospitalizados ha caído en picado.

Hay una gran diferencia en el número de contagios de Covid entre la población de la misma franja de edad según vivan en residencias o en sus casas.

  • Se está viendo justo el efecto contrario de lo que ocurrió hace casi un año, en la primera ola.

Ahora los de más riesgo son los mayores no residentes. Se espera que esto también cambie a final de marzo si, como prevén las autoridades sanitarias, tendrán vacunados al 80% de los mayores de 80 años.

Tags relacionados