Por Pablo Cubí, periodista

coronavirus desde enero espana

Es evidente que la pandemia de coronavirus ha pillado por sorpresa a la mayoría de países.

  • Visto lo visto, todos llegamos tarde”, ha admitido el ministro de Sanidad español Salvador Illa.

Lo que quizá pocos epidemiólogos esperaban es con qué retraso empezamos descubrir que el coronavirus circulaba ya entre nosotros.

EL VIRUS ESTÁ EN LAS AGUAS RESIDUALES

A medida que se analizaban los pacientes de Covid-19 se vio que el virus no solo se extendía por el aparato respiratorio. También pasaba al digestivo y se excretaba por las heces.

Eso llevó a los virólogos a buscarlo también en las aguas fecales, como un método de detectar el nivel de presencia.

El coronavirus se empezó a buscar a partir de abril, cuando estaba en la fase álgida”, explica el doctor Albert Bosch, presidente de la Sociedad Española de Virologíay catedrático de Microbiología en la Universidad de Barcelona.

Rápidamente se confirmó que estaba muy presente y en un grado acorde a la transmisión, que en esos momentos era alta.

SE EXCRETABA YA EN ENERO

Pero dado que había muestras de aguas fecales que se habían utilizado para otros tipos de virus, se volvió a analizar las muestras antiguas en busca del coronavirus.

  • Así se descubrió que el virus estaba presente en las aguas residuales el 15 de enero.

Estamos hablando de 41 días antes del anuncio del primer caso conocido en Barcelona”, recuerda el doctor Bosch.

  • En algunas muestras anteriores, de hasta el 12 de marzo de 2019 también se han encontrado. Un año antes de la pandemia.

Eso no quiere decir que no hubiera personas contagiadas incluso antes. Puede que fueran tan pocas que no apareciera en las muestras recogidas.

¿QUIÉN FUE EL PACIENTE UNO?

También se descarta de que se trate de un error de análisis.

  • Esto cambia el relato de cómo llegó a España.

Nos permite conjeturar que el primer paciente quizás entró coincidiendo con el fin de las fiestas navideñas.

Quizás un turista que viajó a China o un extranjero que llegó cuando aún no había ninguna alarma.

Aunque hay una teoría en Estados Unidos, que asegura que el virus ya estaba en China en agosto del 2019 y plantea una escenario completamente nuevo.

  • ¿Por dónde entró? Tampoco se sabe. Las muestras del año pasado y de enero son de Barcelona, aunque seguramente en Madrid y otras zonas hallarán muestras similares.

La muestra es de Barcelona, pero es probable que en otras ciudades también haya

Probablemente ha pasado en todas partes igual”, considera el doctor Bosch.

Confirma que había transmisión comunitaria mucho antes de lo que se pensaba.

Quizá zonas como Murcia empezara más tarde y por eso tuvo una afectación menor”, añade.

¿POR QUÉ NO SE DETECTO ANTES?

Si ya tenía una presencia significativa en enero, ¿por qué tardo tanto en descubrirse?

El doctor Bosch propone dos posibles causas:

  • Quizá hubiera casos enmascarados con la temporada de gripe, pues no había aún una definición de caso”.

Esta idea viene apoyada además por un estudio estadístico de la Universidad de Oxford, que señala un aumento significativo de casos supuestamente de gripe durante febrero.

Eran unas cifras superiores a otros años por esas fechas que hoy se ven como claramente sospechosas.

Pese a que no se sabe con certeza la capacidad de contagio de los asintomáticos, en un número grande su capacidad de expansión de la epidemia puede ser significativa.

Muchos síntomas de Covid hace cuatro meses no se sabían

Luego están los casos leves de simples migrañas o malestar que no se consideraban entonces Covid-19.

  • Los síntomas típicos de tos seca y fiebre se han ido ampliando hasta el punto de que ahora los especialistas creen que es más fácil señalar qué síntomas no son Covid.

PREPARANDO EL SIGUIENTE BROTE

Lo importante es aprender de este hallazgo. Las aguas residuales son un buen indicador.

Es un ejemplo de que tenemos un buen sistema para anticipar la presencia de nuevos casos de coronavirus”, añade el doctor Bosch.

Lo hubiera sido si hubiéramos sabido qué buscar en aquel momento y lo es ahora para indicarnos el nivel de la pandemia:

Prácticamente a la entrada de las depuradoras hemos perdido la señal, con lo cual es evidente que el virus está de baja”, explica el virólogo.

Los análisis permiten señalar la presencia de coronavirus incluso antes de que las personas presenten síntomas.

Si se extienden estos análisis se puede alertar de los rebrotes que pueda haber en el futuro.

Tags relacionados