Por Pablo Cubí, periodista

curva coronavirus

Las medidas drásticas e impensables hace apenas unos días nos han dejado desconcertados. ¿Por qué decisiones tan radicales?

  • Las epidemias las tratan también los matemáticos. Sus datos son fundamentales.

Hay dos gráficas que son importantes para entender cómo funciona una enfermedad como la que vivimos del COVID-19.

¿QUÉ HEMOS HECHO HASTA AHORA?

La primera gráfica nos enseña la detención precoz y el control de los brotes.

Cuando tienes una epidemia ves la gráfica como una colina más o menos empinada, que muestras la subida de casos.

  1. Primero va subiendo afectando progresivamente a la población.
  2. Luego llega a lo que se llama “masa crítica”, su nivel máximo.
  3. Finalmente, baja puesto que ya tiene menos gente que infectar.

Las autoridades sanitarias pueden poner las medidas de control en diferentes momentos.

La detención precoz es para evitar que se disparen los casos

Si esperan a que ya hayas llegado a esa masa crítica para imponerlos, quizá, si hay suerte, puedes evitar que el descenso sea lento y siga afectando a mucha gente mientras tanto.

El objetivo de la detección precoz, que es la parte importante al inicio de las epidemias, es actuar antes de que se disparen los casos”, explica el doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

¿POR QUÉ IMPORTA LA VELOCIDAD DE CONTAGIO?

Esto es lo que se ha intentado hasta unos días. Cuando no han servido o no han sido suficientes las medias tomadas, cambia la estrategia.

Si nos encontramos que hay contagios más diseminados, en más zonas, tenemos que tomar en cuenta otro aspecto: cómo se transmiten las enfermedades”, explica el doctor Simón.

En cualquier enfermedad, la referencia de contagio es un número, que se representa junto a la letra R.

Ese número es la cantidad de gente que contagia de media cada uno de los infectados.

  • Si tenemos una enfermedad muy contagiosa, en poco tiempo va a contagiar a casi todo el mundo. La gráfica será como una montaña muy vertical y picuda.

Una enfermedad muy contagiosa tiene forma de montaña casi vertical

Es el caso del sarampión, que tiene un R15, cada enfermo contagia a quince personas. Hasta que llegó la vacuna, claro.

  • Una enfermedad poco contagiosa, presenta un gráfico con la forma de un cerro, más extenso pero más suave y transitable que una montaña.

Lo que refleja el gráfico es que, si no hacemos nada, este tipo de enfermedades pueden acabar afectando al mismo número de personas que las muy contagiosas. Pero mucho más dilatada en el tiempo”, añade el doctor Simón.

Gráfico curva coronavirus

¿QUÉ PASA SI LA TRANSMISIÓN ES RÁPIDA?

Si yo tardo unos días en tomar las medidas de control la situación puede ser muy diferente según el caso:

  • Esos días en una enfermedad de transmisión rápida puede suponer que ya estemos en el pico máximo de contagios.

Por tanto no me va a dar tiempo de gestionarla bien”, advierte el doctor.

Tendremos mucha gente necesitada de atención médica y no habrá suficiente personal ni espacio para todos.

Con una expansión demasiado rápida, el sistema sanitario puede colapsar

Eso explica que en la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia del coronavirus, se tuvieran que construir dos hospitales en pocos días.

Sabían lo que les esperaba. Tenían experiencia de otras epidemias pasadas y no dudaron en poner todos los esfuerzos.

Si no tienes la capacidad de movilización del pueblo chino, con miles de trabajadores y material llegados de otras zonas, tu sistema sanitario se colapsará.

¿QUÉ ESTAMOS BUSCANDO AHORA?

Cuando ya hay un contagio que no viene de fuera, sino que es entre la población autóctona, hemos entrado en esa otra fase.

Lo que nos interesa es que se reduzcan ese número de casos secundarios lo más posible para alargar en el tiempo ese periodo en que puede haber casos”, explica el doctor Simón.

Es decir, mantener la enfermedad en un nivel bajo de contagios. No es lo mismo diez casos diarios en diez días que cien casos en un día.

Más que reducir casos, lo que se busca es que no sean todos a la vez

El coronavirus está teniendo un relativamente alto nivel de contagio, de R3. Cada infectado contagia a tres más.

De seguir así, el sistema sanitario no sería capaz de prestar una buena atención.

¿LO ESTAMOS CONSIGUIENDO?

Estamos viendo ya un incremento del 25% de casos diarios. Pero la experiencia de epidemias anteriores indica que el confinamiento funciona.

Si se aplican bien estas medidas de contención es muy probable que el impacto sea rápido y drástico”, confía el doctor Simón.

  • En cuestión de pocos días podríamos ver mejoras. En el peor de los casos, en diez días.

El objetivo ahora es frenar los contagios no tanto para que desaparezca la enfermedad sinopara que el sistema aguante.

En un escenario ya muy optimista, podemos estar en R1 o menos. Eso significa que la línea del gráfico es casi plana.

Y si es menos de un contagio por persona infectada, puede llegar a desaparecer la enfermedad.

Para saber más

Puedes ver la explicación del doctor Simón aquí

Tags relacionados