Por Diana Llorens

No hay que bajar la guardia aunque hayas pasado la Covid-19
iStock by Getty Images

Son todavía muchas las dudas sobre la inmunidad que tienen las personas que han pasado la Covid-19. Lo que sí sabemos a día de hoy es que la reinfección es poco frecuente, aunque no existe evidencia por ahora que permita afirmar que si nos infectamos por segunda vez la enfermedad será más leve.

  • Es por ello que aquellas personas que ya han pasado la enfermedad no deben relajarse y deben seguir cumpliendo con las medidas de prevención recomendadas: distancia social, uso de mascarilla, higiene de manos.

Inmunidad tras la infección

El grado de inmunidad que se genera tras sufrir la infección por el virus de la Covid-19 es una de las mayores incógnitas alrededor de esta nueva enfermedad.

Se sabe que aquellas personas que han pasado la enfermedad crean una cierta inmunidad, pero aun no se conoce exactamente que protección ofrece ante un nuevo contacto con el virus.

Tampoco se conoce exactamente cuanto tiempo dura esta inmunidad, ni si es igual en las personas que han pasado la Covid-19 de manera asintomática o con síntomas leves que en aquellas que han presentado complicaciones graves.

casos confirmados de reinfección

Los casos de nuevas reinfecciones parecen ser muy infrecuentes. Oficialmente, son solo cinco las personas que se han infectado dos veces con el virus de la Covid-19 en el mundo.

Solo hay 5 casos de reinfección confirmados

El primer caso confirmado fue un ciudadano de Hong-Kong al que, tras pasar la enfermedad en abril, se le volvió a detectar el virus al regresar de un viaje a España en agosto.

Ha habido otros casos en Bélgica, Países Bajos, Ecuador y Estados Unidos. También hay diversos casos pendientes de confirmación.

La segunda infección puede ser más grave

Investigadores de la Universidad de Nevada (EE. UU.) han estudiado el caso de un hombre americano de 25 años que se infectó dos veces por el nuevo coronavirus.

  • La primera vez que pasó la enfermedad, en abril, los síntomas fueron leves y se resolvieron sin necesidad de ingreso hospitalario.
  • Sin embargo, la segunda vez (en el mes de junio), los síntomas fueron más graves y llegó a necesitar soporte de oxígeno en el hospital. Sus síntomas incluían dolor muscular, tos y dificultad para respirar. La radiografía de tórax mostró opacidades que sugerían una neumonía viral o atípica.

La infección se confirmó en los dos casos a partir de pruebas PCR positivas, separadas por dos pruebas negativas durante el mes de mayo.

El análisis genómico del virus causante de la Covid-19, el SARS-CoV-2, mostró diferencias genéticas significativas entre el virus de la primera infección y el de la segunda. Estas diferencias entre las dos muestras del virus fueron mayores de lo que se podría explicar por la evolución in vivo a corto plazo.

Para los autores del estudio, "esto sugiere que el paciente fue infectado por el virus de la Covid-19 en dos ocasiones distintas y por un virus genéticamente distinto."

"La exposición previa al SARS-CoV-2 podría no garantizar una inmunidad total en todos los casos", indican los autores.", indican.

Hipótesis para explicar la gravedad de la reinfección

Los investigadores no saben con certeza por qué la segunda infección fue más grave que la primera, pero apuntan tres teorías:

  • Que la segunda vez el paciente estuviera expuesto a una carga viral muy alta que indujera una enfermedad más grave.
  • La reinfección podría haber estado causada por una versión del virus más virulenta o más virulenta en el contexto de este paciente concreto.
  • También puede ser debido a un fenómeno conocido como ‘amplificación de la infección dependiente de anticuerpos’, en el que algunos anticuerpos (que deberían prevenir la infección) facilitan la entrada del virus a las células. Este mecanismo se vio anteriormente en el coronavirus causante del síndrome respiratorio agudo severo (SARS).

También podría tratarse de un caso de infección continua con una desactivación y reactivación del virus. Sin embargo, los autores consideran esta posibilidad remota, dadas las diferencias genéticas entre los virus en las dos infecciones.

Todas las personas, ya fueran diagnosticadas previamente con Covid-19 o no, deben tomar las mismas precauciones para evitar la infección por el SARS-CoV-2”, indican los autores.

Además, según apuntan, “las implicaciones de las reinfecciones podrían ser relevantes para el desarrollo y la aplicación de vacunas”.

Tags relacionados