Por Soledad López, periodista especializada en salud

peluqueria desconfinamiento

Si algún servicio hemos echado de menos muchos de nosotros durante este tiempo de confinamiento ha sido el de las peluquerías.

Y no ha sido una cuestión femenina, al contrario. Más de un hombre ha tenido que recurrir a la moto porque era imposible esperar, mientras que muchas mujeres se han iniciado en el arte del tinte para cubrir las canas.

El aforo de las peluquerías no debe sobrepasar el 30%

Finalmente, el día en que vuelven a abrir las peluquerías ya ha llegado. Hoy lunes 4 de mayo. Empieza la fase 0 del plan de desescalada y una de las medidas que se contemplan es la apertura de estos establecimientos que cumplen la condición de servicio de primera necesidad.

Un pequeño gran paso, y muy simbólico, hacia esa "nueva normalidad" hacia la que nos encaminamos.

Nada va a ser como antes

Pero, como ya imaginas, "nuevo significa también distinto" porque no vamos a poder acudir a la peluquería de la misma forma ni en las mismas condiciones que lo hacíamos antes del estado de alarma.

No todas la peluquerías podrán adaptarse

Estos establecimientos han tenido que adaptarse para cumplir con las recomendaciones de seguridad e higiene que exige el gobierno.

  • Algo que puede afectar a muchos negocios que no tienen la capacidad para realizar esa adaptación.
  • De hecho, según un estudio de Alianza de Empresarios de Peluquería de España, esta situación podría provocar la desaparición del 42% de las peluquerías, en especial las más pequeñas.

Quienes sí están preparados son grandes grupos como Provalliance que incluye los salones Llongueras, Jean Louis David, Franck Provost y The Barber Company. Pero no ha sido fácil. "Llevamos semanas trabajando en este protocolo en colaboración con otros países", ha declarado su director ejecutivo Frédéric Logodin. Y es que una puesta a punto de estas características no se improvisa.

A continuación te detallamos por pasos como va a ser la nueva aventura de ir a la peluquería.

1. Tendrás que reservar cita

  • Se acabó lo de esperar en la peluquería leyendo toda la prensa del corazón hasta que llegue tu turno. O acercarte a la peluquería del barrio para pedir cita personalmente a tu peluquera de toda la vida.
  • A partir de ahora, para arreglarse el pelo hay que reservar cita previa. De hecho ya hay peluquerías que tienen la agenda llena para toda la semana tras recibir un aluvión de llamadas y reservas online la semana pasada. De esa manera se evitan las esperas y se controla el aforo que no puede ser de más de un 30%.

2. Y desinfectar los zapatos al entrar

  • Es otra de las medidas recomendadas para cumplir con el protocolo sanitario, así como poner a disposición de los clientes gel desinfectante para que se limpies las manos al llegar.

3. te tomarán la temperatura

  • No es una broma. En salones como los del grupo Provalliance ya han anunciado que, tanto a empleados como a los clientes, se les tomará la temperatura al entrar para comprobar que no tengan fiebre.
  • Este síntoma es una primera señal de COVID-19 (aunque también podría serlo de cualquier otra infección), así que todas las precauciones son pocas para evitar el contagio.

4. deberás llevar mascarilla

  • Y es lógico que se exija. Por su parte, el establecimiento debe facilitar mascarillas, guantes, toallas de papel desechable y gafas de protección a sus peluqueros.
  • En tu tocador habrá spray desinfectante y el peinador (la capa que te ponen en la peluquería) tiene que ser desechable y de uso único.

5. habrá que mantener la distancia de seguridad

  • Es un requisito obligado del gobierno. Y las peluquerías han tenido que ingeniárselas para cumplirlo. Para ello hay opciones como dejar un tocador entre cliente y cliente, así como un lavacabezas.
  • Con el único que no puedes mantener la distancia de dos metros es con tu peluquero, de ahí la exigencia de las mascarillas, guantes...
  • Con las peluquerías a solo un 30% del aforo, muchas tendrán que ampliarán los horarios. Probablemente los empleados también deban turnarse si el espacio no es muy grande.

6. Desinfección constante en el local

  • El salón deberá limpiarse de forma exhaustiva después de cada servicio.
  • Se desinfectarán los espejos, los lavacabezas, el tocador, los sillones... También se esterilizarán las herramientas tras su uso.

7. Lo que no se podrá hacer

Los servicios de maquillaje, depilación con cera, masaje u otros por el estilo no están todavía permitidos.

Tags relacionados